Espacio Publicitario

Columnistas del día

domingo, 01 de octubre de 2017

Datanálisis vs IVAD

(/)

Datanálisis vs IVAD

César Burguera

El choque de encuestas

La calificada encuesta o estudio de opinión busca retratar o recoger objetivamente el instante y el escenario político. Es la técnica gráfica o fotografía sobre la realidad política, es exhibir el dictamen del común, sus expectativas y opinión. En su pública presentación se acompaña de todas sus características de orden técnico como fechas, personas consultadas, porcentaje de error que sirven como fundamental soporte para la debida veracidad y sobre todo alcanzar algún nivel de credibilidad. Por ello nos asaltó la sorpresa y supimos de la capacidad que ostenta la desesperación de los del derrotados, quienes al carecer de propuestas o planteamientos para toda una región y sus electores, se limitan a pagar desproporcionados espacios de publicidad para presentar estudios de opinión, cifras y porcentajes que solo existen en la atormentada conciencia de los que observan diariamente como las calles de todo Carabobo se abarrotan de fervor y compromiso a favor de Rafael Lacava. La osada y audaz publicación de la encuesta de Datanálisis avalando falsos e ilusos números, no solo compromete la seriedad de Luis Vicente León, sino que a través de la burda manipulación, el presidente de Datanálisis, con identificada inclinación política, se convierte en instrumento para acometer la labor de iniciar una campaña de descrédito y descalificación contra quienes se han convertido por su seriedad, reconocida responsabilidad en el principal centro de estudios en las lides de datos y análisis políticos como lo representa la empresa IVAD. Al presentar resultados y cifras que abiertamente contradicen a las mostradas a mediados del pasado mes por IVAD, se pretende someter al desconocimiento las credenciales e impecable trayectoria de Félix Seijas, sin lugar a dudas la primera referencia en nuestro país en la profesional tarea de realizar encuestas, desprovisto de válidas emociones o determinadas posiciones políticas y cuya inalterable vocación lo ha llevado a ser reconocido no solo dentro del limitado ámbito nacional, sino que extiende su voz y presencia en escenarios internacionales, donde ha llegado a ejercer protagónicas funciones de dirección y docencia. Por ello ante el injustificado insulto y ofensa a Seijas, a su profesional ejercicio, corresponde realizar un público exhorto a Luis Vicente León para que justifique su maniobra que vestida de alterados porcentajes busca el frontal enfrentamiento con IVAD, quien siempre estará en disposición de enseñar sus irrefutables cifras sobre lo que inevitablemente ocurrirá el 15O y de esa estadística modalidad, el elector común, la colectividad sabrá reconocer donde siempre estuvo presente la verdad.

El decisivo independiente

La drástica diferencia entre el sobrio y objetivo estudio de opinión presentado por IVAD con la presuntuosa e inverosímil encuesta de Datanálisis, estriba en singular hecho de reconocer la existencia de un amplio sector de independientes, que hasta el pasado reciente comulgaba con la causa y lucha opositora, pero quienes al ser nuevamente sometidos a un proceso de interminables engaños y continuas farsas, decidieron abandonar su ingenuidad, asumiendo su condición de neutralidad. Son los mismos que fueron víctimas de la constante estafa, que fueron diariamente convocados durante meses al asfalto con la idea de la válida protesta y hasta llegaron a ofertarle el no retorno, convocándolos a la más elaborada política treta que tenga conocimiento la memoria colectiva, era el evento plebiscitario del 16J, donde a través de la aplicación de una olvidada hora 0 se definiría el definitivo rumbo de la patria. Pero la convocatoria a elecciones regionales por parte del CNE, parece haber seducido a la otrora aguerrida e insolente dirigencia opositora, quienes raudamente acudieron al ente comicial para presentar innumerables candidatos, sin otorgarle una básica explicación a sus consecuentes adeptos. De allí es que adquiera vigencia el reciente sondeo de Félix Seijas que advierte la presencia del sector independiente que surge con un importante porcentaje, mientras que Luis Vicente León elabora la fábula de que el independiente no existe y que lo refleja cristalinamente sus encuestas es que existe un íntimo y estricto vínculo entre un estafado simpatizante con su incapaz dirigencia opositora.

El impreso orgullo

Este semanal espacio es elaborado con el complejo obstáculo de nuestras carencias y limitaciones de carácter intelectual, de allí es que nos aborda el orgullo, nos estimula el esfuerzo al constatar la cantidad de asiduos lectores que dedican parte de su estricta agenda matinal para sumergirse en la lectura de SinSecretosCB. Uno de los casos de entusiasta seguidora lo representa la edil valenciana, Judith Sukerman, electa como candidata de Proyecto Venezuela, para luego con carta de sufrida despedida enviada hacia el exterior, sumarse a las filas de VP, donde ha sido despreciada, sometida a un partidista confinamiento. Dentro de su válida molestia manifiesta su rebeldía e irreverentemente esgrime serios cuestionamientos a las fingidas posturas del abanderado opositor. Al parecer su entrañable compañera de Cámara, la blanca edil Mariela Domínguez, le habría asegurado un puesto en la dirección regional de AD. La pasada semana la variable Judith, luego de leer este esfuerzo editorial, procedió a través de sus redes sociales a enviarnos algunos confusos mensajes. Sin embargo tenemos que agradecer el digital esfuerzo de la pálida edil, ya que estas líneas produjeron el iluminado efecto de sacar de un literal anonimato, de un inexplicable silencio institucional a una concejal que juró en algún momento defender los supremos intereses de Valencia. Ante la tardanza o dilación por cumplir su compromiso con la ciudad, nos permitimos hacerle algunas recomendaciones, en primer lugar salirle al paso a las acusaciones que le hiciera su ex compañero de luchas e ideales en Prove, Julio César Rivas que ha llegado insolentemente a tildarla de “traidora” e “inmoral”. Podemos advertir que la traición a la que se refiere el legislador es por haber abandonado las filas amarillas, pero no hallamos aún el justificativo de la ligera utilización de la inmoralidad dentro del transito político de la concejal. Por otra parte se hace impostergable que se atreva a emprender alguna espontánea visita a los sectores del sur de Valencia, vapuleados por la desidia e incompetencia municipal de la cual forma esencialmente parte. Es observarle el rostro al común, es escuchar el diario reclamo de la colectividad. Ésa debe ser su exclusiva tarea o encomiable labor, pero sin dejar consecuentemente de leer esta semanal entrega.

El sellado compromiso

La semana pasada nuestro estado fue testigo del compromiso que existe entre el abanderado opositor a la gobernación con su principal mentor y verdadero jefe, Henry Ramos Allup. Y es que hacía acto de presencia en uno de los contados actos proselitistas del inexpresivo abanderado, Diana D’Agostino, esposa del jerarca blanco, que haciendo un inédito alto en sus múltiples ocupaciones en la ciudad de Caracas, quiso imprimirle alguna dosis de estímulo a la alicaída aspiración. Y es que Henry en su denodado esfuerzo por convertirse en el candidato opositor para los comicios presidenciales del venidero año, ha seleccionado al abanderado opositor como su representante en Carabobo. “Es uno de los nuestros, es mi ficha” sentencia Ramos Allup. Por ello es que llega la frustración y desengaño en aquellas organizaciones partidistas que consideraron a Feo la Cruz como parte de su patrimonio político, especialmente VP, que lo proclamaba como su coordinador y máxima autoridad regional. AD, Henry Ramos Allup y Antonio Ecarri asumen tardíamente la dirección de la improvisada campaña para el 15O y pretenden aplicar rectificaciones, mientras el comando regional que fuese designado, conformado por los diferentes partidos opositores entre ellos PJ, AP y UNT, son humillantemente apartados, y hasta desde la blanca trinchera acusan de que alcaldes, concejales, diputados y legisladores trabajan a lenta marcha, a brazos caídos. Cabizbajos abandonan pausadamente la sede del comando de campaña los principales dirigentes partidistas. El recinto se tiñó de blanco. Y ésa es la verdad.

El Sur Rojo Rojito



Nunca lo han distraído manipuladas encuestas. Cree en ese pueblo que con manifestaciones de inédita emoción y fervor lo recibe a diario. Rafael Lacava parece multiplicarse por todo el territorio carabobeño. Su fuerza, su discurso retumba en cada municipio. El infinito sur de Valencia se abarrota de entusiasmo y lo recibe como uno de los suyos, como su verdadero candidato. Rafael conoce de sus necesidades y sufrimientos. Asume las obligaciones de un inexistente e incompetente gobierno municipal. Aplica inmediata soluciones. Es el asfalto. Es la recolección de basura acumulada por la desidia. En fin un inagotable Lacava es la esperanza para el más necesitado. En la elocuente gráfica entendemos la exacta dimensión de interminable, es el sur de Valencia volcado con su futuro gobernador.

 

Noticias relacionadas

    Nuestros Productos

    • Edición Metropolitana
    • Edición La Costa
    • Deportivo
    • Economia
    • Viernes
    • Aniversario
    • lectura Tangente
    • Letra Inversa
    • Revista del Domingo