De Gaulle: 50 años después

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El 11 de septiembre es una fecha en la que se recuerdan varios acontecimientos: el Golpe de Estado de Pinochet; la destrucción de la Torres Gemelas de Nueva York por el terrorismo fundamentalista; la firma de la Carta Interamericana Democrática en Lima.

Pero además el 11 de septiembre de este año fue la fecha seleccionada para recordar el histórico viaje del General Charles De Gaulle a América Latina que lo condujo a realizar una visita a nuestra región cuya duración se prolongó por 26 días en un recorrido de 32.000 kilómetros, con el fin de reafirmar los vínculos de latinidad cultural del país Galo en su relación con América Latina, resaltando la posición del líder de la "Francia Libre" actualizando su mensaje en el año de 1964 para denunciar las hegemonías ideológicas, y retomar las banderas de la "libertad, igualdad y fraternidad" proclamadas desde 1789.

La recepción que los caraqueños le tributaron al héroe francés en 1964 fue apoteósica: 100.000 hombres, mujeres y niños aplaudían con entusiasmo su desplazamiento por una ciudad llena de vías modernas recién construidas por los Gobiernos democráticos, mientras que el Presidente en ese entonces Raúl Leoni, él mismo de origen corso, lo recibía pronunciando a su llegada en Maiquetía una salutación de identidad con los objetivos compartidos entre ambas naciones al afirmar: "Francia y Venezuela tienen en común su amor por la Libertad". A su vez el mandatario francés reciprocó el mismo compromiso al concluir su gira, pronunciando su mensaje ante un arcoíris de representantes de diferentes partidos, sindicalistas, empresarios, parlamentarios, periodistas e instituciones variadas, confirmando la devoción de su país "por la libertad".

Estos compromisos asumidos por De Gaulle se concretaron en múltiples iniciativas que todavía perduran: la política de cooperación; la construcción del Metro; los aportes científicos y tecnológicos; las becas para estudiantes venezolanos; el establecimiento en París de la "Casa de América Latina" situada en el Boulevard St Germain; el Instituto para América Latina en la Rue Jacob, y tantas otras instituciones en la que los venezolanos nos formamos durante años gracias a la disponibilidad de Francia y al Plan Gran Mariscal de Ayacucho, demostrando los efectos benéficos de la identidad Franco-Venezolana.

La  conmemoración del cincuentenario de la visita en la que participaron la Embajada de Francia, el Instituto Francés, la Fundación Charles de Gaulle y el Celarg, fue la oportunidad para inaugurar una exposición con fotos de la histórica visita; presentar el libro "Charles De Gaulle: romper por cuenta y riesgo" que recoge los discursos más relevantes pronunciadas por el estadista y realizar varias mesas redondas con destacados especialistas.

Al ver con nostalgia el testimonio de aquella fecha de fraternidad franco-venezolana, no podemos dejar de pensar que en este medio siglo que ha transcurrido desde su recorrido por nuestra capital, ha sido una época de alti-bajos; de luces y de sombras en los que vivimos momentos de esplendores y de miserias pero que nos recuerdan la canción de Raphael cuando afirma en su hermoso testimonio de vida artística:
  "Cincuenta abriles en el escenario 

por mucho que se empeñe el calendario nadie nos va a quitar esta canción".
 

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir