La décima y más sufrida llegó (Fotos)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Lisboa, Portugal, mayo 24.- La batalla madrileña por la Liga de Campeones fue blanca.

Real Madrid conquistó el sábado su ansiada décima corona de Europa al vencer 4-1 al Atlético de Madrid, en una dramática final que empató a un suspiro del silbatazo final y ganó con tres goles en los 10 últimos minutos del segundo tiempo suplementario.

Sergio Ramos igualó por el Madrid con un cabezazo en los descuentos y Gareth Bale marcó el gol del triunfo a los 110 ante un Atlético que estuvo a medio paso de levantar su primer trofeo de la Copa de Europa. Marcelo y Cristiano Ronaldo, de penal, sentenciaron en los tres minutos finales.

El Madrid ganó su primera Copa de Europa desde 2002 y su técnico Carlo Ancelotti sumó su tercera Liga de Campeones, igualando la marca de Bob Paisley con el Liverpool. El italiano también fue campeón dos veces como jugador, en todas las ocasiones previas con el Milan.

El uruguayo Diego Godín anotó por el Atlético a los 36 minutos, ayudado el arquero madridista Iker Casillas que se equivocó al quedar a medio camino cuando salió a cortar un centro.

La apuesta de Simeone por Diego Costa fue desacertada, y pese a salir en el once titular, el artillero hispano-brasileño apenas podía moverse ni correr y fue sustituido a los nueve minutos por Adrián López.

El cambio no alteró el esquema de los de Simeone, que no tenían excesivos problemas para controlar las escasas embestidas del tridente formado por Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Karim Benzema. Angel Di María alternaba la banda con la circulación eléctrica entre líneas, pero sus aventuras acababan casi siempre con la falta de un rival expeditivo en el corte. Sin demasiado fútbol al que agarrarse, el Atlético llevó el encuentro a los pequeños detalles, donde se ha demostrado un experto en sacar petróleo.

El primer gol fue producto del un córner que Juanfran Torres colgó un balón al área sin aparente peligro. Godín, que marcó el gol ante el Barça que dio la liga al Atlético, ganó el salto a un desdibujado Sami Khedira y su cabezazo superó una mala salida de Casillas.

Carlo Ancelotti movió el banquillo tras el descanso. Retiró a Khedira, que notó la inactividad de toda la temporada por la rotura de ligamentos en su rodilla derecha, y a Fabio Coentrao para dar entrada a Isco Alarcón y Marcelo.

Ancelotti quemó su última nave con la entrada del canterano Alvaro Morata en sustitución de Benzema, muy desaparecido y que fue duda hasta el último minuto por problemas musculares. El monólogo madridista encontró premio cuando el partido moría en el tiempo de reposición. También a balón parado, en un mínimo detalle. Una eterna maldición para el Atlético, que ya dejó escapar en el último suspiro la Copa de Europa de 1974, su única final antes de Lisboa, contra el Bayern Munich.

Ramos, que llevaba un rato jugando como un delantero más, cabeceó un tiro de esquina de Luka Modric, que entró ajustado al palo derecho de Courtois. Y se desató la locura entre los seguidores madridistas, que veían imposible el sueño de la décima.

La final del sufrimiento se marchó a un agónico alargue de 30 minutos con los jugadores agotados por el esfuerzo y sin sustituciones disponibles.

Los de Simeone sabían que su única opción eran los penales. Pero se quedaron en la orilla. La enésima cabalgada de Di María no encontró un defensa que pudiera derribarle, como en anteriores ocasiones. Así que el argentino llegó a la arco y disparó con el exterior del pierna izquierda. Courtois tapó el remate, pero el rechace voló al palo contrario, donde el galés Bale se estiró para empujar el balón a la red con su cabeza.

Con más pundonor que otra cosa, el Atlético intentó irse a por el empate, pero con las líneas rotas y la mente probablemente puesta en la oportunidad perdida de un doblete de Liga y Copa de Europa, lo único que consiguió fue encajar otro gol, esta de vez de Marcelo, que encontró una autopista inesperada para un disparo franco.

El castigo, quizá excesivo, todavía fue mayor. Gabi cometió penal sobre Cristiano, que mató el encuentro con su 17mo tanto, récord absoluto para el campeonato. Los nervios pudieron entonces al Atlético. Simeone saltó a la cancha a recriminar a Raphael Varane y el arbitró dio por finalizado el encuentro.

Di María el Jugador de la Final

El argentino Ángel Di María, extremo del Real Madrid, fue elegido hoy mejor jugador de la final de la Liga de Campeones de la que declaró que la décima Copa de Europa del conjunto blanco es una “alegría muy grande, algo soñado” y la recompensa “al sacrificio de todo el año”.

Con una bandera argentina atada a la cintura, el futbolista recibió el galardón de manos de Álex Fergusson, exentrenador del Machester United. “Estoy muy feliz por mí y por el grupo, por el sacrificio de todo el año, porque se perdió la Liga al final y pudimos haber hecho ‘triplete’. Se hizo un sacrificio muy grande durante todo un año y tuvo su mérito”, valoró.

Ficha técnica

Real Madrid (4): Iker Casillas, Sergio Ramos, Raphael Varane, Dani Carvajal, Fabio Coentrao (Marcelo, 59), Sami Khedira (Isco Alarcón, 59), Luka Modric, Angel Di María, Karim Benzema (Alvaro Morata, 79), Gareth Bale y Cristiano Ronaldo. DT. Carlo Ancelotti.

Atlético de Madrid (1): Thibaut Courtois, Diego Godín, Miranda, Juanfran Torres, Filipe Luís (Toby Alderweireld, 83), Koke Resurrección, Tiago, Gabi Fernández, Raúl García (José Sosa, 66), Diego Costa (Adrián López, 9) y David Villa. DT. Diego Simeone.

Árbitro: Bjorn Kuipers (Holanda). Escenario: Estadio de la Luz en Lisboa (Estadio do Sport Lisboa e Benfica). Asistencia: 60.976 espectadores.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir