Delincuentes han dejado en el camino a más de 10 policías en Carabobo

Funcionarios y bandidos caen abatidos en esta guerra entre el bien y el mal. Y a la postre todos son venezolanos que dejan atrás a familias enteras cuya suerte es injusta e insegura de lado y lado.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
delincuentes
En el año han caído en manos del hampa cuatro funcionarios de Policarabobo y diez de otras policías. Foto: Notitarde

Notitarde.- Desde tiempos inmemorables, el delito recrudece en todas partes.  Comunidades y centros poblados, en negocios y pulperías, está el botín que codician los delincuentes para financiar sus fiestas. Pero en el otro extremo vigila el hombre azul, el policía, a cuyo cargo está la tarea de resguardar el orden y cuidar a las personas y sus bienes.

En esta lucha el Estado gasta gran parte de presupuesto, en la ejecución de numerosos operativos en todo el país, dentro y fuera de temporada; con miras a garantizar la seguridad, pero muchas veces estos funcionarios se quedan en el camino.

Lamentablemente, se producen bajas de lado a lado. Funcionarios y bandidos caen abatidos en esta guerra entre el bien y el mal. Y a la postre, todos son venezolanos que dejan atrás a familias enteras cuya suerte es injusta e insegura de lado y lado.

Carabobo, en las fuerzas del orden, ha sufrido muchas bajas. Se ha dicho que unos 14 gendarmes han caído este año en manos de la delincuencia, al tiempo que muchos otros están lesionados. Según algunos registros policiales, desde enero hasta esta fecha han sido asesinados en distintos hechos violentos 4 Policarabobo, 3 PNB, 2 efectivos de la GNB; así como  dos Polivalencia, un Polisanjoaquín, un Cicpc y un Policía Municipal de Puerto Cabello.

La suerte está echada en estos términos. Pero, no todo es como debería ser, hay funcionarios que han cruzado el camino del deber e incursionado en el otro campo, como en el caso ocurrido el pasado martes 23 de enero en la urbanización Vistamar de Puerto Cabello, cuando el supervisor jefe de Policarabobo, José Ventura Duarte Querales (44) fue asesinado por tres de sus compañeros, quienes lo atacaron dentro de una vivienda para robarle sus pertenencias. Por el hecho, el Cicpc arrestó el 3 de febrero a tres oficiales de Policarabobo y recuperó el arma y teléfono de la víctima.

Delincuentes matan a policías para robarles sus pertenencias 

Según otros informes policiales, el hampa común ultimó a tiros, el pasado 2 de junio en San Joaquín, al Policarabobo Marcelo José González Méndez, de 39 años de edad. El funcionario perdió la vida cuando asaltantes le dieron un tiro por resistirse al robo de su camión. De este caso se desconoce si el Cicpc ubicó a los homicidas.

Asimismo, en manos de varios delincuentes murieron dos funcionarios en una finca ubicada en el sector La Lagunita del municipio Libertador. En el asalto ocurrido el sábado 2 de junio, también mataron al encargado de la propiedad. Se conoció que el suceso se registró alrededor de las 2:00 de la tarde, cuando un agente de la Policarabobo y otro de la PM de San Joaquín, junto a otras personas, fueron sorprendidos por varios hampones armados. Los gendarmes intentaron evitar el robo pero surgió la balacera donde cayeron muertos.

Se conoció que por ese triple crimen las autoridades mencionaron como responsables a los integrantes de una peligrosa banda integrada por “El Morocho”, “Bamban” y “Perro ‘e Guerra”.

delincuentes
A Wender Javier Sequera Andrade (27) lo acribillaron delincuentes motorizados, en Trapichito de Valencia. Foto: Notitarde

Otro homicidio ocurrido en junio, específicamente el jueves 14, fue el de un Polivalencia de nombre Jorge Antonio Guillén, quien murió baleado por sujetos que le robaron su arma reglamentaria en las inmediaciones del Mercado Los Goajiros, en donde el oficial iba a visitar a familias. Mientras que el domingo 17 del mismo mes, falleció el oficial Wender Javier Sequera Andrade, de 27 años, quien fue acribillado cuando se acercó a un enfrentamiento entre bandas delictivas, en la urbanización Trapichito, al sur de Valencia.  Sequera Andrade estaba adscrito al módulo de Plaza de Toros de la Policía de Carabobo, donde tenía tres años de servicio.

Detectives del Cicpc han caído en manos del hampa

También la policía científica ha sufrido bajas de sus funcionarios. El martes 7 de agosto, aproximadamente a las 7:00 de la mañana, el detective Leomar José Blanco Parra, de 28 años de edad, perdió la vida en manos de delincuentes que lo sometieron en la Autopista Regional del Centro, cuando se dirigía a bordo de su moto a su puesto de trabajo en Mariara.

El hecho ocurrió en el municipio San Joaquín, a la altura del barrio San Bernardo, cuando le salieron al paso unos delincuentes armados quienes le gritaron que detuviera la marcha, que era un atraco; pero como desobedeció la orden los sujetos le cayeron a tiros. Leomar dejó tres niños huérfanos, una niña de 10 años, un niño de 7 y otro de 5. Residía con sus familiares en Campo de Carabobo.

delincuentes
Leomar José Blanco Parra, de 28 años de edad, fue asesinado a tiros por «sanguinarios» de la ARC. Foto: Notitarde

Por este sonado caso, las autoridades realizaron operativos mixtos para dar con los integrantes de una banda delictiva denominada “Los Sanguinarios de la ARC”, dedicada a cometer todo tipo de fechorías en esa arteria vial; sin embargo, no lograron obtener pistas sobre su paradero.

La frase “llama a la policía” siempre es escuchada cuando sentimos que está en peligro nuestra seguridad, y paliada esta situación, vemos al funcionario con desconfianza, sin detenernos a pensar que detrás de la placa del policía late un corazón venezolano.

Te puede interesar: “El Miky” se enfrentó a Policarabobo en La Envidia y cayó abatido

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.