¡Escándalo mundial! Descuartizaron vivo a un periodista saudí

El príncipe saudí podría salir salpicado por el macabro asesinato

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Vivo notitarde
Momento en que las autoridades turcas y saudíes revisan la delegación diplomática en busca de evidencias. Foto: AFP

Notitarde.- El periodista Jamal Khashoggi entró en el consulado de Arabia Saudí en Estambul (Turquía) el pasado 2 de octubre para recoger unos papeles y nadie volvió a verle vivo.

Una cámara de seguridad registró su entrada en la legación diplomática, según apuntan los medios turcos. Existe también un documento de audio que revelaría con toda crudeza que fue torturado y asesinado.

Según el rotativo turco Yeni Safak, de línea oficialista, a Khashoggi “le cortaron los dedos de la mano” mientras aún estaba vivo y finalmente fue “degollado”.

El mismo día de la desaparición del periodista, crítico con la monarquía saudí, voló a Estambul un grupo de 15 saudíes de los servicios secretos. La policía turca, que ya registró el consulado en busca de pruebas, también entró este miércoles en la residencia del cónsul saudí, Mohamed Al Otaibi.

Lo desmembraron vivo

El caso Khashoggi se ha convertido ya en una crisis en la que Riad, Washington y Ankara juegan sus cartas.  En el baile diplomático se alternan sonrisas ante las cámaras, refiere un reporte del diario El País de España.

El asunto amenaza con dañar la reputación del príncipe heredero Mohamed bin Salmán (MBS), hombre fuerte de la monarquía de Arabia Saudí. El periodista ahora no aparece ni vivo ni muerto. Algunas fuentes señalan que el cadáver lo disolvieron en ácido. Otras fuentes argumentan que junto a los torturadores llegaron unos expertos forenses que se encargaron de desaparecer el cuerpo.

Jamal Khashoggi procede de una importante familia bien conectada dentro de la élite saudí. Él mismo ocupó importantes cargos, pero cayó en desgracia por sus críticas al príncipe heredero y tuvo que exiliarse en 2017. Desde entonces vivía entre Estados Unidos, donde colaboraba con The Washington Post, y Turquía, donde reside su prometida, Hatice Cengiz.

El pasado 28 de septiembre, el periodista saudí entró en el consulado de su país en Estambul para solicitar un certificado de estado civil, necesario para contraer matrimonio. Las autoridades consulares le trataron correctamente, pero le instaron a volver la semana siguiente, cuando tendrían listo el documento.

Las cámaras de seguridad fuera del consulado lo registran entrando a la legación diplomática. Y esa es la última prueba de Khashoggi con vida. Todo hace suponer que lo descuartizaron vivo.

También te puede interesar: Explosión en una escuela deja al menos 10 muertos en Crimea

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.