Diálogo con alcaldes de oposición no disminuyó radicalismo del Psuv

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Caracas, 3 enero 2014.- Tres fueron las posiciones de figuras del oficialismo respecto al acercamiento Gobierno-oposición que estuvieron sobre el tapete a raíz de la reunión de alcaldes con Nicolás Maduro. La primera fue la manejada por el propio mandatario, quien en el encuentro se mostró cordial y respetuoso con quienes fueron calificados por él como "líderes" en sus regiones. Dos días después, en un escrito titulado "Diálogo", difundido en los medios estatales y oficialistas, el ministro de Relaciones Exteriores, Elías Jaua, dividía a los alcaldes y condicionaba dicho diálogo a una ruptura de las relaciones con la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y con los Estados Unidos. Por último, un día antes de Navidad, el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, mantuvo su verbo hostil hacia "los oposicionistas", a quienes acusó de querer "manipular" la iniciativa de Maduro. 

Estas visiones aparentemente antagónicas, sin embargo, no evidencian división en las filas del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) ni en el Gobierno. Así lo considera el politólogo Luis Salamanca, quien opina que la repetición de las descalificaciones por parte de Cabello y Jaua muestran que no hay un verdadero "cambio de enfoque" respecto al diálogo. 

"Si en realidad existe confrontación, Maduro tendría que sacar del Gobierno a Jaua y a Cabello para imponer su enfoque", especula el experto, quien advierte otras posibilidades de las intenciones de dicho diálogo: "confundir y debilitar a la oposición quitándole esa bandera; mostrar un juego en el que Maduro aparezca como dialogante pero el Gobierno sigue con la confrontación o utilizar una táctica coyuntural para comenzar un año terrible como 2014". 

Oposición a su servicio
Dividir la oposición es otra de las posibles justificaciones para el diálogo, como se desprende de las palabras del propio Jaua, quien recuerda que "el comandante Chávez siempre aspiró a que la revolución bolivariana tuviera una oposición democrática". 

El analista José Vicente Carrasquero opina que el Gobierno intenta aprovechar las "manifestaciones discordantes" a raíz de las revisiones opositoras, para sembrar dudas y "hacer que la oposición trabaje para ellos". 

Por su parte, aunque menos agresiva, Maryclen Stelling coincide con Cabello en lo puntual del diálogo propuesto por el Gobierno. "El diálogo no debe ser de políticos, sino de expertos", dijo en una entrevista con José Vicente Rangel, al acotar que el motivo del encuentro con los alcaldes fue exponer necesidades y no "negociar el socialismo del siglo XXI. Chávez dejó clarísimo que eso no era negociable, aunque gente de la oposición no se ha dado cuenta".

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir