Diáspora venezolana, fuga de talentos (2253155)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Este año, la diáspora venezolana parece tener un repunte. “1,6 millones de personas han emigrado desde 1999”. Éste fue el título de la nota que publicó ayer El Nacional en su página 8. Esta cantidad representa el 5,5% del total de la población calculada en 29 millones. Pero eso no es todo, porque de acuerdo al sumario: “El 90% de los que salieron del país tienen estudios universitarios”.

Estas cifras, que no son oficiales, las aportó el sociólogo de la Universidad Central de Venezuela, Tomás Páez, basado en un estudio propio sobre el éxodo de venezolanos en los últimos años. “Es gente muy preparada, emprendedora, con ganas de invertir, de crear empresas, de generar empleos”, afinca el especialista.

Sin embargo, Rubén Darío Peralta, director de la Fundación Talven (Talento Venezolano en el Exterior) asegura que la historia de la emigración de talentos comenzó luego del Viernes Negro (1983), desde ese momento Venezuela comenzó a tener una fuga de cerebros, en ese entonces producto de la situación económica.

El otro gran repunte se registró en 1992 -sigue- cuando ocurrió la intentona golpista contra Carlos Andrés Pérez, esta situación creó un clima de desconfianza en las instituciones, así que muchos decidieron irse del país. Pero, “la mayor salida de venezolanos fue en el 2002, ese año hubo el despido en cadena nacional de los directivos de Pdvsa, el paro petrolero y, posteriormente, más despidos de trabajadores, unos 20 mil en total. Todo un ‘genocidio laboral’ que disparó la migración”.

En consecuencia, el trabajo del Instituto de Tecnología Venezolana para el Petróleo (Intevep), que había graduado a 98 PhD en materia petrolera, “se perdió”, afirma Rubén, pues entre esos estaban los llamados despedidos de Pdvsa. “A la larga la mayoría emigró y hoy tienen éxito en otros países: Colombia y Arabia Saudita”. A esto suma que “las universidades americanas están llenas de venezolanos”, afirma Rubén, esto se debe a que nuestros profesionales son muy competentes, se adaptan rápido a otras culturas y son muy trabajadores.

Estos temas son abordados en el libro Diáspora del Talento. Migración y Educación en Venezuela: análisis y propuestas, publicado por la Fundación Talven, con el apoyo del Vicerrectorado Académico de la Universidad de Carabobo.

Se trata de un análisis propositivo coeditado por Francisco Kerdel Vegas, fundador de Talven y Académico Correspondiente de la Real Academia de Doctores de Cataluña; Cristina Lares Vollmer, especialista en Empleo y Desarrolladora de Programas, Pathway Technology Campus; y Rubén Darío Peralta.

“No buscamos atacar a nadie ni analizar el tema político. Ésta no es la verdad absoluta, es un desiderátum que llama a la reflexión para que algún día, los responsables de las políticas públicas, puedan tomar par de ideas y desarrollarlas”.

Un compilado de propuestas

Este libro es el fruto del Primer Simposio Internacional “Todos por la Educación Venezolana”, que realizó Talven en julio de 2012 en Valencia, al que asistieron expertos de la talla del Ex rector de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) Luis Ugalde s.j., autor del capítulo Educación para transformar el país, basado en las 29 propuestas debatidas en el Foro Cerpe (Centro de Reflexión y Planificación Educativa 2012); y la directora de la Oficina de Educación de la Unesco, Clementina Acedo Machado, quien es venezolana.

En estas páginas están compiladas las conclusiones de los trabajos de investigación y trabajos de campo de catorce especialistas en materia educativa, solo uno no es venezolano, la mitad vive y ejerce su profesión en el exterior.

La diáspora y sus aristas

Estados Unidos sigue siendo el primer país de interés para los venezolanos que desean emigrar, pero desde hace algún tiempo Europa, Chile y Colombia, se han sumado a la lista. Este tema lo analizan Magaly Sánchez -R (Investigadora Senior, Universidad de Princeton) y Douglas Massey (Presidente de la Academia Americana de Ciencias Políticas y Sociales) en el capítulo: Migración de talento y profesionales cualificados: El caso reciente de inmigrantes Venezolanos a EE.UU.

Las razones desde el punto de vista financiero de la migración venezolana, las evalúa Pedro Palma (PhD en Economía, Universidad de Pennsylvania), en el capítulo: Arbitraje en la fuga de capitales financieros y en la fuga de talentos. “Es un análisis muy detallado sobre: conversión de la moneda, inflación, entre otros temas”, explica Rubén.

El tema del doctorado de Iván de la Vega (profesor asociado de Gerencia en Tecnología e Innovación, USB) fue la migración de talentos, por lo que es -a juicio de Rubén- en Venezuela el más autorizado para hablar de este tema. En el capítulo Tráfico pesado de venezolanos cualificados hacia múltiples destinos, resumen de el gran trabajo de investigación que realizó con estadísticas actualizadas.

El conocimiento, un tesoro muy valioso

En la economía globalizada el conocimiento es muy apreciado y no importa la nacionalidad que el profesional tenga. Si en el país no los pueden formar, hay que reclutarlos y eso es lo que está pasando con los venezolanos en el exterior, los están contratando. Esto demuestra que la calidad de la educación venezolana fue muy buena, pero ese talento no se está aprovechando en el país.

– ¿Qué pasó con la calidad educativa venezolana?

– Es cierto que en los años ’60 y ’70 Venezuela tuvo una edad de oro en la educación, en cuanto a programa curricular y de construcción de escuelas, esto se combinaba con una economía estable que hacía que los sueldos de los profesores fueran competitivos, esto permitía que la educación fuese de calidad. Pero, luego del Viernes Negro, la crisis económica ha hecho que todo esto se revirtiera, porque los sueldos se vuelven cenizas ante la inflación, no se construyen escuelas, la carrera docente se vuelve poco atractiva, las facultades de educación están vacías y por eso tenemos déficit de 10 mil docentes en matemática, física y química. Y el país pagará las consecuencias de esto en 20 años cuando no tengamos profesionales competentes porque traen mala base. Sí, la educación Venezolana fue buena, pero ya no lo es.

– Entendiendo que, si está comprobado que teniendo buena educación el país crece ¿qué sugieren hacer para alcanzar el éxito en esta materia?

– Ése es el tema del capítulo “¿Qué puede hacer Venezuela para alcanzar el éxito en educación?” escrito por Katherina Hruskovec (Consultora de Comunicación, División de Educación, Banco Interamericano de Desarrollo) y Emiliana Vegas (Jefa de la División de Educación, Banco Interamericano de Desarrollo).

Primero, diagnosticar la situación aplicando pruebas estandarizadas internacionales por un organismo imparcial, como lo explicamos en el capítulo La evaluación del desempeño en Miranda y las pruebas PISA: Primeras lecciones, escrito por Juan Maragall, Secretario de Progreso Educativo, Gobernación de Miranda.

Segundo, establecer programas de acompañamiento en materias donde estamos débiles; atacar la deserción escolar que es el cáncer del sistema educativo, porque hay que entender que: Los niños que se están formando hoy, incluyendo los que desertan, son los adultos del mañana, como se explica en: Transición entre educación y empleo: Un trabajo en equipo. Experiencia en Pathway Technology Campus. Alianza entre una ONG (IBA) y una Universidad (BHCC), Cristina Lares Vollmer.

Otros temas abordados son: Los avatares de Fundayacucho, escrito por de María Cristina Parra (Profesora Titular en Sociología de la Educación, Universidad del Zulia); La economía del conocimiento y la búsqueda global por talento. Cómo los gobiernos y las empresas en todo el mundo están volcados hacia la adquisición de talento y qué implicaciones tiene esto para América Latina, por Juan Carlos Navarro (Líder Técnico Principal de Ciencia y Tecnología, Banco Interamericano de Desarrollo); Educación en valores: Contrarrestando los grandes flagelos de nuestra época, por Christine de Vollmer (Presidenta de la Alianza Latinoamericana de la Familia); y Universidades venezolanas versus resto del mundo, por Rubén Darío Peralta.

El libro todavía está en imprenta, sin embargo, los interesados en obtenerlo pueden solicitarlo a Rubén a través de @rubendperalta en Twitter y el correo electrónico [email protected]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir