Espacio Publicitario

Internacional

miércoles, 04 de octubre de 2017

El drama de los desaparecidos en Colombia

Dicen los familiares: “Quiero encontrarlo y descansar”

(CEET/Jaiver Nieto ELTIEMPO. Autor: JA)

Dicen los familiares: “Quiero encontrarlo y descansar”

Internacional, 04 de octubre de 2017

Notitarde.- Un reporte especial de la agencia EFE muestra hoy el drama que viven las familias de las decenas de miles de desaparecidos que han producido más de 50 años de conflicto armado en el país vecino.

Relata la historia del hermano de “Pedro”, que comenzó hace catorce años y ahora, que parece que ya está cerca de encontrarlo, desea poder identificarlo y descansar después de casi tres lustros: “Hace catorce años, se llevaron a mi hermano. Un grupo llegó a la finca y se lo llevó. Ellos dijeron que volvía pero pasado un tiempo no volvió y nosotros lo buscamos pero no dimos con él”.

Desaparecidos en Colombia

“A ver si podemos descansar un poquito”, explica “Pedro”, quien vive en la región del Catatumbo, una zona donde la paz todavía es un sueño lejano, azotada por paramilitares y por grupos guerrilleros, y con un conflicto tan presente que el entrevistado no da la cara ni el nombre por temor a represalias.

 

Cero denuncias

“No se puede denunciar la desaparición porque le puede ocurrir a uno lo mismo”, dijo con voz muy baja.  Apenas con salir de su casa, donde sólo se puede grabar la conversación en un lugar en que no escuchan los vecinos, se entienden sus miedos: La policía ya volvió a su pueblo, Las Mercedes, pero sigue atrincherada en búnkers de los que a duras penas salen.

Alrededor, en las montañas que circundan el pueblo de unos 7 mil habitantes están apostados paramilitares o guerrilleros, muchos de los cuales hacen temblar a la población y los agentes con sus rifles de precisión telescópica.

Desaparecidos en Colombia

“A él no le habían dicho nada, nunca hubo una explicación, no supimos por qué, no le había llegado ninguna amenaza”, asegura Pedro reiterando las preguntas que lleva catorce años haciéndose en voz baja y entre los amigos de más confianza.

Su hermano es una de las cerca de 87 mil personas que figuran como desaparecidas en Colombia, si bien es una cifra que podría elevarse en zonas como las del Catatumbo, donde incluso poner una denuncia es una quimera.

 

Hallazgo del cuerpo

La suerte parece que se le ha aparecido en forma de un vecino cazador: “Un amigo iba de cacería por allá miró un 'escarbado' y dijo que era él. Al tiempo nos dijo que iba pasando, por casualidad miró y vio la cédula de él”.

Habían pasado catorce años y la sepultura estaba medio oculta bajo el pasto, pero pudieron iniciar las labores de identificación gracias al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), los únicos a quien pueden acudir en una región como ésta para pedir ayuda.

“Es un proceso largo. Tuvimos un diálogo con una doctora italiana del CICR y tuvimos un proceso largo”, explica “Pedro” con un esbozo de sonrisa tras haber conseguido que comenzaran las pruebas forenses para identificar el que parece ser el cuerpo de su hermano.

Las pruebas forenses ya están en marcha y la familia comienza a ver la luz al final de túnel, ya se imaginan cómo le harán una última despedida digna. Aunque no puedan contárselo a sus vecinos.

Nuestros Productos

  • Edición Metropolitana
  • Edición La Costa
  • Deportivo
  • Economia
  • Viernes
  • Aniversario
  • lectura Tangente
  • Letra Inversa
  • Revista del Domingo