Ecarri: "Mientras AD tenga influencias no se eliminarán las conquistas sociales (2589120)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Una opinión casi unánime entre todos los sectores que son parte activa de la vida política nacional, así como de los hombres y mujeres que dedican su esfuerzo intelectual en tratar de analizar y escribir sobre los escenarios que circundan la economía, el Estado y la gobernabilidad de la Nación, es que el punto más álgido de este nuevo capítulo de la historia nacional -las elecciones del 6 de diciembre- no eran los comicios en sí mismos ni sus resultados, sino la respuesta posterior de las fuerzas partidistas en pugna y sus efectos en la situación institucional de Venezuela. 

Tal vez los acontecimientos de finales de año refuercen con mayor ahínco esta teoría, puesto que en solo cuestión de semanas ya las piezas de ajedrez empezaron a tener acción de ambos lados del tablero. Por una parte, el sector bolivariano unificó un discurso en el que deja claro una postura de “resistencia”, ante la fuerza que implica un Poder Legislativo mayoritariamente opositor, sin dejar de mencionar elementos como la designación en sesión extraordinaria de la AN, de los nuevos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y  la decisión de la sala electoral de suspender la proclamación de 4 diputados electos, por supuestas irregularidades en su elección.   

Creemos que en este momento, la situación del país es de una crisis de tal naturaleza que requiere a alguien frente a la AN de mucha experiencia política, que tenga características de hombre de Estado

Mientras tanto, la bancada opositora inició sus conversaciones internas para definir quién presidirá el hemiciclo este año; tarea que no se enfoca exclusivamente en las cuatro paredes del recinto legislativo, sino que considera toda la coyuntura político-económica por la que atraviesa el país, razón por la que hoy se realizará una votación interna para concretar un líder parlamentario, que sin duda alguna tendrá que asumir una especie de vocería general para la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ante el panorama político que se avisora.   

Es por ello, que no falta articulista de prensa o vocero político en funciones de partido, que manifieste su preocupación por el turbio clima institucional en el país, puesto a que en el discurso de las fuerzas bolivarianas persiste -a juicio de los últimos acontecimientos- una especie de espíritu combativo que insta a la defensa de espacios anteriormente alcanzados y que incluso se manifiesta en movilizaciones de calle, como la convocada para este martes 5 de enero en Caracas, a apropósito de la instalación de la nueva Asamblea Nacional.   

Por este motivo, Antonio Ecarri Bolívar, vicepresidente del partido Acción Democrática (AD), visitó Notitarde, acompañado del secretario general de la tolda blanca en Carabobo, Rubén Limas Telles, para compartir en el foro Desayuno en la Redacción, sus apreciaciones sobre la coyuntura de la Asamblea Nacional y la relación entre los poderes públicos del Estado venezolano, además de conversar sobre los pormenores de la negociación interna de la MUD para garantizar una cohesión entre los partidos, que les permita hacer frente al actual escenario. 

En esta oportunidad estuvieron presentes en el foro Gustavo Rízquez, director de Notitarde; Jorge Chávez Morales, subdirector;  Humberto Torres, editor-jefe; Ana Carta, editora de Regiones, Ylián Terán Flores y Carolina Campos, periodistas de este rotativo, Junny Sánchez, reportera gráfica y quien escribe en esta oportunidad, Ricardo Marín. 

El fanatismo es un viejo fantasma de la historia

De entrada, Ecarri Bolívar inició toda una argumentación de carácter político y hasta histórico, de la necesidad de que en la oposición predomine el liderazgo de los sectores más racionales y sensatos de toda la multiplicidad que coexiste dentro de la alianza opositora o todos aquéllos que disienten del Gobierno Nacional, enfatizando que el fanatismo es un viejo fantasma que siempre ha merodeado la historia de los procesos sociales -como el caso de la guerra civil española- y que ha hecho prevalecer la violencia sobre la conciliación y el entendimiento entre las partes, como vía única para la solución de los problemas. 

Destacó que debido a las actuales condiciones de precariedad en la que se encontraría la economía venezolana, especialmente en la manera en la que ésta incide en los sectores más populares, se hace cada vez más apremiante la necesidad de un esfuerzo real por la rectificación y el diálogo entre la oposición y el Gobierno. 

“El fanatismo no lleva a otra cosa que a la confrontación; y una situación de crisis, como la que vive Venezuela, con el añadido del desabastecimiento, del hambre y la situación crítica de los sectores populares, cualquier cosa puede pasar (…) El fanatismo siempre estará allí, eso es un fantasma que puede estar en todos lados, no solo en el gobierno sino también en la oposición”, afirmó. 

Tal vez por esos motivos, Acción Democrática lanzó sobre la mesa la carta bajo la manga que representa la candidatura de Henry Ramos Allup, para ejercer la presidencia de la AN, a quien definió como un hombre experimentado en la práctica parlamentaria, además de asegurar que, antes que nada, es un socialdemócrata convencido, alguien que ejerce en su cotidianidad la virtud de la tolerancia y un político curtido en el arte. 

El adeco explicó que es perfectamente normal que en el seno de la Unidad existan disensos y discusiones sobre el punto de vista de algún hecho o contexto, razón por la que acuden a la votación interna, para definir por otro método naturalmente democrático un líder parlamentario a la altura de los nuevos retos para esa opción política.   

Esto es una propuesta personal: Si el Gobierno sigue con estos atropellos, desconociendo la voluntad popular hay que producir una enmienda constitucional y recortarle el período presidencial 

Incluso, Ecarri Bolívar aclaró que el abanderado por Primero Justicia, Julio Borges, también aspirante a la presidencia del Legislativo, es un hombre con experiencia en los avatares de la vida parlamentaria, además de ser “un joven inteligente”, por lo que tendría méritos suficientes para su aspiración. Sin embargo, a juicio del también académico, las circunstancias del país requieren a un dirigente de veteranía, como sería el caso de Allup. 

“Creemos que en este momento la situación del país es de una crisis de tal naturaleza que requiere a alguien frente al primer Poder del Estado (la AN) de mucha experiencia política, que tenga características de hombre de Estado y que además también tenga, como Henry, una concepción política y cultural holística (…). Henry ha sido un parlamentario de muchos años y sabe lo que significa la controversia parlamentaria”, argumentó. 

AD defenderá las conquistas sociales de los trabajadores

Durante toda la entrevista, Ecarri Bolívar mostró un dominio teórico sobre los principios marxistas de la dialéctica y el materialismo histórico, sin significar, desde luego, que sea un militante de las ideas de la dictadura del proletariado o como se conoce históricamente: El socialismo. Sin embargo, aún cuando considera la necesidad inmediata de la participación de la inversión privada nacional e internacional para el desarrollo económico -cabe recordar su propuesta de Ley de Zona Económica Especial Descentralizada- es también un defensor de que debe preservarse el derecho de los trabajadores y los beneficios sociales; por ello, el militante adeco se define como un socialdemócrata. 

 Criticó las concepciones ortodoxas tanto de la izquierda como de la derecha política, en las que se asume una especie de “todo o nada”, que impide la generación de puntos de encuentro, en el que pueda existir un beneficio justo y equitativo entre los sectores sociales implicados en los espacios económicos. 

“Hay una concepción maniquea en la que la izquierda cree que si se beneficia al empresariado se atenta contra los trabajadores y la derecha piensa que si le damos beneficio a los obreros, se va contra el sector privado, por eso estamos (AD) tan convencidos de la postura socialdemócrata”, expresó Ecarri Bolívar.   

Lo cierto es que a tan solo días del triunfo electoral de la MUD en los comicios parlamentarios, las fuerzas políticas de izquierda, tanto las que defienden el gobierno de Nicolás Maduro Moros, como una continuación de la política del ex presidente Hugo Chávez, como los más críticos que aseguran que parte del deterioro económico del país se debe a las decisiones de Maduro, denunciaban la supuesta intención de Fedecámaras, junto a la nueva AN, de modificar leyes como la Ley Orgánica del Trabajo y la Ley de Costos y Precios justos, en supuesto detrimento de los sectores más humildes de Venezuela. 

Es por ello que Ecarri Bolívar, haciendo uso de su jerarquía dentro del histórico partido blanco, aseveró en un tono de autoridad que “mientras AD tenga alguna influencia en la Mesa de la Unidad Democrática, no habrá ninguna conquista social que vaya pa’ atrás, jamás. Además, hay otro motivo, que es que la mayoría de los 112 diputados de la AN están adscritos a la Internacional Socialista”.  

En ese sentido, elogió el desarrollo del pensamiento político del partido Voluntad Popular (VP) hacia la socialdemocracia, hecho que catalogó de “interesante”, a la par de recordar algunas discusiones de carácter teórico que habría sostenido en el pasado con el líder de la tolda naranja, Leopoldo López, sobre temas relacionados a la economía, el petróleo y el sistema educativo venezolano. 

Para el incentivo del debate político y económico entre no solamente los partidos y organizaciones, sino entre la juventud estudiante y trabajadora, Ecarri, quien además es un hombre de Academia, propone la creación en la Universidad Central de Venezuela (UCV), de la Cátedra Libre Luis Beltrán Prieto Figueroa, como un primer paso para el acercamiento de todas las tendencias del pensamiento político, mediante la discusión de las ideas. 

Mientras Acción Democrática tenga alguna influencia en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no habrá ninguna conquista social que vaya para atrás

No hay propósito de enmienda  en el Gobierno Nacional 

Ya cuando la conversación alcanzó su cúspide entre los temas de economía, política y sistemas sociales, se abordó el último acontecimiento nacional, que fue la suspensión por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de la juramentación este 5 de enero, de 4 diputados del estado Amazonas, en vista de que fue declarado a lugar, un recurso de impugnación interpuesto por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).   

Ante ese escenario, Ecarri Bolívar sostuvo dos ideas fundamentales, la primera es que el Gobierno no estaría dando la lectura correcta de los resultados electorales del pasado 6 diciembre, que a juicio del adeco, no sería otra que la voluntad de cambio de la mayoría de los venezolanos, la cual es vulnerada mediante estrategias jurídicas “de la peor estafa”, por parte del Ejecutivo. 

El otro elemento considerado por el político valenciano, es que quienes manejan los hilos de la política nacional, parecieran no recordar que las supuestas arbitrariedades legales cometidas en el pasado, por dialéctica natural de la política, se les han revertido de una u otra manera en su contra. 

Fue así, como ejemplificó situaciones que en otros tiempos aventajaban la política oficial, pero que hoy se han convertido en una piedra de tranca para sus aspiraciones, como el caso de la eliminación de las representaciones de la minoría en la AN, y la reorganización de los circuitos electorales para los comicios parlamentarios, que en el caso del 6 de diciembre, beneficiaron a la oposición, dado su avance en sectores que eran tradicionalmente chavistas. 

A propósito de ese escenario de aparente estancamiento institucional, en el que un poder establecido funge como muro de contención ante el avance de una fuerza política que empezó a legitimarse mediante el voto ciudadano, Ecarri Bolívar sentenció que “Esto es una propuesta personal, pero si el Gobierno sigue con estos atropellos, desconociendo la voluntad popular, produzcamos una enmienda constitucional para recortarle el período presidencial y convocar unas elecciones. Eso lo podemos hacer en un muy breve lapso”. 

Explicó que de acuerdo a lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, para generar una enmienda de estas características solo se necesita la iniciativa del 30% de los diputados de la Asamblea Nacional o la iniciativa popular de 15 mil firmas. 

Aún así, Ecarri insistió en que existe la necesidad de que el Gobierno rectifique en sus políticas, tanto económicas como en la forma de conducir las instituciones del Estado venezolano, para poder producir consensos que generen los cambios que necesita el país, “pero como dicen los católicos, no vemos lamentablemente por parte del Gobierno un propósito de enmienda”.

¡La liberación de Leopoldo López y los presos políticos, va!

Al ser consultado sobre la prometida Ley de Amnistía para Presos Políticos, especialmente en el caso del dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López, Ecarri ratificó que ese compromiso “moral” asumido por la alternativa de la Mesa Democrática, va a ser honrado a penas sea juramentado el nuevo Legislativo. 

Incluso, ante la pregunta sobre un presunto grupo dentro de las filas que estuvieran evitando la salida de López de la cárcel, por asuntos de liderazgos internos y con la vista puesta en una venidera elección presidencial, respondió que “si eso es así, que lo dudo, sería la mezquindad más grande de la historia de la humanidad. Eso de hacer cálculos con un preso, lo haría alguien que nunca ha estado en prisión y que no ha sabido del sufrimiento de una familia por ese motivo”.  

“Independientemente de las aspiraciones o la intencionalidad de alguna que otra personalidad, la decisión unánime de la Mesa de la Unidad Democrática es impulsar el proyecto de Ley de Amnistía. Ahí no hay ninguna diferencia”, aseveró. 

Por último, resaltó que esta ley solo beneficiará a los políticos que están en condición de prisión, “no con los choros que andan por ahí fuera del país. Nosotros no vamos a alcahuetear a nadie (…) esto tiene que ser con los políticos presos y aquellos que estén exiliados. No se nos van a colear”. 

La Ley de Amnistía es para presos políticos, no para los choros que andan por ahí, fuera del país. Nosotros no vamos a alcahuetear a nadie (…) eso tiene que ser para políticos presos y en el exilio

“Nada detendrá la ocialdemocracia”

Para alguien que a los 14 años ya era dirigente estudiantil no existe nada, incluso nadie, que pueda interferir con la socialdemocracia en Venezuela. A sus 68 años de edad, Antonio Ecarri Bolívar ha dedicado su vida a las luchas sociales y prueba de ello son los incontables cargos que ocupó y los méritos que recibió a lo largo de su carrera política. 

Con más de 40 años ejerciendo el derecho, Ecarri se ha preocupado por defender la clase obrera y campesina del país. Durante su participación en el  Desayuno en la Redacción reiteró lo comprometido que está con los más desposeídos y con esa clase media que, a su juicio, es por Acción Democrática (AD) la más grande de América Latina. 

Su mayor aspiración desde entonces, no ha sido otra que la formación ideológica de la juventud. En función de esto, fue docente titular de la cátedra Derecho del Trabajo en la Universidad de Carabobo y ahora como jubilado imparte clases a los profesionales que cursan postgrado.

Resulta curioso definir al vicepresidente de AD y más cuando él mismo asume la tarea como “difícil”. Minutos antes de iniciar el foro, comentaba que de lo único que podría arrepentirse es de no haberse adscrito al pensamiento de Rómulo Betancourt a más temprana edad, porque “el sarampión juvenil de izquierda” lo llevó incluso a oponerse a su gobierno. 

Sin embargo, le atrae de esta ideología su lucha por la justicia social. Afirmó que AD es por tanto un partido de izquierda que no puede ser vinculado con la derecha y que contrario a otros no se fundó en el gobierno sino en medio de la adversidad. 

Exceptuando aquellas direcciones políticas atrasadas, manifestó sentirse satisfecho con el liderazgo de Henry Ramos Allup, pues está absolutamente compenetrado con los sectores sociales.

Reiteró que mientras AD tenga alguna influencia en la Mesa de la Unidad Democrática jamás retrocederán las conquistas sociales de los venezolanos.

El reto del partido o de la unidad en sí, cree que será reconquistar el chavismo, pues el Ejecutivo Nacional no hace sino calificar la Mesa como el enemigo de éste. Además, están quienes excusados en el feminismo desestiman el trabajo de quienes como Ecarri,  dicen haber trabajado por “sacar adelante” la nación. 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir