EE UU niega estar detrás de las protestas en Venezuela

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Redacción Internacional, 13 febrero 2014.- Estados Unidos ha negado cualquier tipo de implicación en lamanifestación que este miércoles convocó la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro y que se saldó con tres muertos, más de medio millar de heridos y 69 detenidos. Este jueves, el Departamento de Estado ha sido muy conciso a la hora de rechazar las acusaciones que por la mañana realizó el canciller de Venezuela, Elías Jaua, a Telesur en las que aseguraba que los dirigentes de los grupos críticos con el chavismo que promovieron las protestas estaban financiados y seguían instrucciones de Washington.

“Las teorías conspiratorias o los rumores de que EE UU está interesado en influir en la situación interna del país no son ciertas”, ha asegurado la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, durante la rueda de prensa diaria, tras constatar que Washington había manifestado en varias ocasiones su interés por “mantener una relación más abierta con Venezuela”, sin observar una “reciprocidad por su parte”.

Las teorías conspiratorias o los rumores de que EE UU está interesado en influir en la situación interna del país no son ciertas”

Horas antes, durante una entrevista en la televisión oficialista Telesur, Jaua sostenía que tras las protestas del miércoles se escondían “intereses trasnacionales para lograr que Venezuela ponga fin al proyecto soberano e independiente, al manejo de nuestros recursos, a la erradicación de la pobreza y del hambre” y equiparaba, como ya hiciera el presidente Maduro la noche anterior, la manifestación ciudadana del miércoles con la que tuvo lugar el 11 de abril de 2002, que terminó con la caída del poder de Hugo Chávez.

El canciller venezolano aseguró que los grupos opositores que se sumaron a la manifestación, inicialmente estudiantil, “habían recibido dinero de instituciones de EE UU”, unas denuncias que se han convertido en una tónica por parte del Gobierno de Maduro desde su elección como presidente el pasado 14 de abril. El sucesor de Chávez hizo esa misma acusación con motivo de las protestas callejeras en contra de su cuestionada victoria electoral, donde fallecieron siete personas y más de 60 resultaron heridas. Jaua hizo hincapié en señalar al opositor Leopoldo López como instigador de la violencia y catalizador de las órdenes de Washinton. Esta misma mañana, un tribunal dictaba una orden de busca captura contra López, que ya fue inhabilitado para el ejercicio de la función pública en 2008 -aunque la decisión fue revocada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, si bien el Gobierno nunca ejecutó esa sentencia-.

El canciller venezolano aseguró que los grupos opositores que se sumaron a la manifestación“habían recibido dinero de instituciones de EE UU”, unas denuncias que se han convertido en una tónica por parte del Gobierno de Maduro desde su elección como presidente

Los 14 años de chavismo deterioraron las relaciones entre EE UU y Venezuela en el terreno político. Hasta la fecha, la Administración Obama ha optado por mantener la distancia con la deriva política en el país sudamericano. Durante las pasadas elecciones presidenciales, la Casa Blanca se esforzó por mantener la neutralidad y por evitar cualquier declaración que pudiera ser empleada como arma arrojadiza en la campaña electoral. Aunque Washington no ha reconocido explícitamente al Gobierno de Maduro, el encuentro entre el secretario de Estado, John Kerry, y Jaua con ocasión de la Asamblea General de la OEA en Antigua (Guatemala), el pasado mes de junio, se consideró como un respaldo a su legitimidad.

El Departamento de Estado todavía no ha emitido una reacción concreta a los episodios de violencia que se están viviendo en Venezuela o la censura de la cobertura mediática de las manifestaciones por parte del Gobierno de Maduro, pero otros políticos estadounidenses sí lo han hecho. La congresista republicana de origen cubano, Ileana Ros-Lethinen, ha condenado “las tácticas represivas” del presidente que, sostiene “han socavado los derechos y la dignidad del pueblo venezolano, obligando a muchos jóvenes valientes a vivir bajo sus reglas dictatoriales”. Ros-Lethinen ha pedido a la comunidad internacional que se solidarice con la oposición del país. “Cuando en la lucha por la libertad, un Estado usa la violencia para dañar a sus ciudadanos, la neutralidad no es una opción”.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir