Un ejemplo que es igual a Venezuela

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

En octubre de 2004 un incendio iniciado en el piso 34 de la Torre Este de Parque Central terminó convirtiéndose en un siniestro de gran magnitud, debido a las deficiencias en el sistema contra incendios, la falta de acceso a agua y otras increíbles fallas de seguridad urbana. Solo la lluvia terminó de sofocar naturalmente el incendio. El gobierno prometió reparar el edificio y ponerlo pepito para 2007. Al llegar ese año dijeron que la cosa se iba a tardar hasta el 2009 y todavía los estamos esperando. Solo Dios sabe cuántos miles de millones de Bolívares se han lanzado a ese elefante blanco, sin que se note ningún avance. En 2013 hubo un incendio en la Torre Oeste y esta semana hubo otro en el piso 39 del edificio Tajamar, en las instalaciones donde funcionaba Fundarte. El Presidente de la República ordenó una “profunda” investigación del incidente, que correrá seguramente la misma suerte de todas las investigaciones anteriores.

Las Torres de Parque Central fueron, desde su inauguración en 1979, hasta el año 2003, los edificios más altos de América Latina, íconos de la arquitectura moderna en la región. Hoy ocupan el lugar número 15, desplazados por modernas edificaciones en Chile, Panamá y México. 

Para que no se sigan botando los reales de todos los venezolanos, necesitamos instituciones contraloras al servicio del país, capaces de investigar sin preferencias ni parcialidad alguna los distintos proyectos llevados a cabo por las distintas ramas del poder ejecutivo nacional y regional. Este cambio solo es posible conformando una nueva Asamblea Nacional plural, representativa del nuevo sentir del país, en sintonía con sus principales problemas y prioridades. Estamos comprometidos con ese cambio.

Este pequeño ejemplo es Venezuela. Una metáfora de como la desidia, el descuido y la mala administración ha convertido uno de los países con más recursos del mundo, en una Venezuela sin servicios, sin infraestructura, destruida y sin funcionar.

En este momento histórico, lo que nos toca es: unir, reconstruir y transformar a nuestra Venezuela en un país de paz, justicia y oportunidades para todos. 

Adicionalmente, el ejecutivo nacional promete, nuevamente, la pronta instalación de 20 mil captahuellas, para regular en todo el territorio nacional el expendio de artículos de primera necesidad en expendios públicos y privados. La insistencia del gobierno en las captahuellas, totalmente inconvenientes de acuerdo a nuestro punto de vista, denota que el gobierno admite que la escasez llegó para quedarse y las captahuellas son el instrumento escogido para repartir la escasez lo “mejor posible”. En ningún otro país de la región, afín o no al madurismo, es necesario controlar la venta de alimentos. En todos hay suficiente oferta, con amplia participación de materia prima nacional. Vamos en la dirección equivocada. Los anaqueles comenzarán a llenarse cuando se restituya el diálogo con las principales fuerzas productivas del país y se llegue a consensos sobre como reactivar la industria nacional.

Ideas y/o sugerencias para la Asamblea Nacional.

Es por ello, que este año todos juntos y unidos tenemos la oportunidad de cambiar a Venezuela a través de las elecciones parlamentarias por una Venezuela justa donde no existan regulaciones, donde la escasez desaparezca y empecemos a ver productos Hechos en Venezuela, donde no reine la inflación, y donde alcance lo que ganamos. Este año es una oportunidad de cambio para todos los Venezolanos y juntos podemos lograrlo. 

 

[email protected]

@Julioborges

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir