El aumento del salario mínimo quedó chucuto

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Luego de tanta alharaca con los supuestos anuncios impactantes que realizaría Maduro este 1ro. de mayo, finalmente aprobó un aumento chucuto de tan sólo 20% ahora en mayo y luego 10% para julio. Resulta insólito que haya tenido la caradura de anunciar este aumento que apenas significa unos 36 bolívares diarios adicionales que no alcanzan para nada. ¿Qué carrizo se puede comprar con 36 bolívares? Maduro, sal a la calle para que veas que eso no da ni para una empanada, ni para tomarse un café grande, ni para un refresco. Por eso el malestar de quienes estaban en la concentración al ver la burla del enchufado mayor que se nota no tiene que hacer cola para comprar su comida y no se entera de los precios que suben todos los días

¿Cómo se puede entender este aumento chucuto del salario mínimo si las cifras extraoficiales de la inflación de los alimentos apuntan a un 50% en lo que va de 2015? Y a eso habrá que sumarle los aumentos previstos para decenas de productos básicos que ya se han anunciado para los próximos meses, el impacto del aumento reciente del transporte público y el tan escondido aumento de la gasolina que no se atreven a formalizar.

Así estaremos que Maduro ni siquiera se atrevió a decir lo que tanto repite que supuestamente el salario mínimo en Venezuela es el más alto de Latinoamérica, porque resulta que si lo calculamos a la tasa oficial del Simadi, que se supone es la tasa a la que cualquier venezolano pudiera comprar dólares, el salario mínimo en nuestro país es de apenas 34 dólares mensuales. Estamos hablando de apenas algo más de 1 dólar diario, muy por debajo de Haití y sólo superando el caso de Cuba. Tan sólo 1 dólar diario es lo que gana un trabajador venezolano si tiene la suerte de contar con un empleo formal con salario mínimo, nuestro pueblo no merece semejante humillación.

Como el Gobierno se empeña en no publicar las cifras oficiales, las referencias que tenemos son las que publican organizaciones como el Cendas que estimaba para marzo pasado la canasta alimentaria en casi 21 mil bolívares y la canasta básica por encima de 35 mil. ¿Cómo queda entonces el venezolano con el salario mínimo que arranca ahora en mayo de apenas Bs. 6.747? Lo justo sería que el salario mínimo por lo menos cubriera la canasta alimentaria oficial que publica el INE. ¡Estamos hablando del salario mínimo de mayo comparado con la canasta alimentaria de 6 meses atrás! Y resulta más dramático al revisar las principales ciudades, que reflejan primero los aumentos que luego se replican en todo el país. Para noviembre la canasta alimentaria en Caracas costaba Bs. 8.217, y en el caso de Maracaibo alcanzaba los Bs. 8.646, un 28% por encima del salario mínimo que acaba de entrar en vigencia.

Resulta más que obvio que este aumento chucuto ni se acerca a las aspiraciones justas de los trabajadores venezolanos, por eso desde Primero Justicia insistimos con nuestra exigencia de un aumento general de sueldos y salarios para todos los trabajadores que les permita enfrentar la inflación desatada, llevar el salario mínimo al costo de la canasta alimentaria INE que ya debe rondar los Bs. 10.000, y concretar la promesa de otorgar tickets de alimentación y de salud a los jubilados y pensionados. ¡Ése es el cambio que merecemos y que todos juntos con nuestro voto vamos a lograr en la Asamblea Nacional!

 

[email protected]

@JulioBorges

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir