El Bayern Múnich se convirtió en candidato tras la humillación que le propinó al Shakhtar Donetsk

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

EEUU., 11 marzo 2015.- Tras el empate sin goles disputado en Ucrania, el Bayern Múnich y el Shakhtar Donetsk se dirimieron el boleto a los cuartos de final de la Champions League en el Allianz-Arena. A pesar de la ausencia de argentinos, el espectáculo prometía grandes emociones.

La polémica decisión de William Collum, de sancionar la pena máxima y expulsar a Olexandr Kucher a los 90 segundos de iniciado el pleito, confirmó la hipótesis que aseguraba la posibilidad de entretenimiento. Con un remate cruzado, Thomas Müller impuso el 1 a 0 y facilitó la tarea del equipo bávaro.

El partido se disputó cerca de la zona defendida por Andriy Pyatov, por lo tanto, la llegada del segundo tanto alemán era cuestión de tiempo. Un cabezazo de Robert Lewandowski al poste y las constantes proyecciones deDavid Alaba fueron argumentos suficientes para imaginar una goleada local.

Después de media hora, una pelota parada le dio la posibilidad a Jerome Boateng de ampliar la diferencia. Tras la chance desperdiciada por el polaco, y el rebote otorgado por el arquero, el moreno anotó el 2 a 0 con plena comodidad. Sin dudas, la llave estaba definida en la primera etapa.

En el complemento, la magia de Franck Ribery generó que el monólogo se convierta en goleada, ya que el francés construyó una pared con Alaba y encaró a pura gambeta para sellar el 3 a 0. A pesar de la hermosa conquista delgalo, el oportunismo de Müller hizo que el sabor dure poco, dado que el atacante de Weilheim capturó un flojo despeje de Pyatov e infló la red para concretar el 4 a 0. Absolutamente todo estaba teñido de azul y rojo.

Lejos de conformarse, los de "Pep" no mermaron su ritmo y continuaron humillando a los ucranianos. Un preciso centro de Rafinha y un potente cabezazo de Holger Badstuber conformaron la fórmula para la llegada del quinto. Como en su momento había ocurrido con el Barcelona, la perfección futbolística se mudó a Alemania.

Nadie se pudo reprochar absolutamente nada en el la entidad germana. Incluso Robert Lewandowski, quien se había perdido varias ocasiones, cerró su participación con el sexto grito local. Tras una exquisita habilitación deBastian Schweinsteiger, el polaco completó la media docena.

La yapa perteneció a Mario Götze, quien capitalizó un contragolpe ideal para cerrar la llave con un histórico 7 a 0.Con el liderazgo indiscutido en la Bundesliga, donde le saca 11 puntos al Wolfsburgo y tras la demostración de contundencia en su casa, no hay dudas de que el Bayern Múnich es uno de los candidatos más firmes a quedarse con la Liga de Campeones.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir