Espacio Publicitario

Columnistas del día

domingo, 18 de junio de 2017

“Caminando con Cristo”

El Cuerpo y la Sangre de Cristo (JN. 6, 51-59) (4564564564)

(Notitarde /)

El Cuerpo y la Sangre de Cristo (JN. 6, 51-59) (4564564564)

Pbro. Lic. Joel de Jesús Núñez Flautes

El domingo pasado los cristianos católicos celebramos litúrgicamente el misterio del que parte la revelación cristiana, como es el misterio de la Santísima Trinidad; hoy celebramos el misterio central, la cumbre de nuestra fe que está en la Eucaristía, en el Sacramento del altar, donde se hace presente el Cuerpo y La Sangre de Nuestro Señor Jesucristo. Es decir, la persona entera, viva, real, en Cuerpo y alma, en Sangre y divinidad porque así el mimo Señor lo estableció en su vida pública y de manera especial en la Última Cena y en el Sacrificio de la Cruz. La Santa Misa, no ha sido un invento de la Iglesia Católica, sino que ha sido un sacramento, un signo que ha querido dejar Jesús para el provecho espiritual de toda la Comunidad cristiana. 

Como lo leemos en el evangelio de hoy, tomando algunos versículos de ese importante capítulo seis del evangelio de San Juan, Cristo habla explícitamente de comer su carne y beber su sangre; surge entre los judíos el escándalo y la pregunta de cómo éste hombre nos invita a comer su cuerpo y su sangre y Jesús se llama así mismo el Pan Vivo bajado del cielo, que su carne es verdadera comida y el pan que Él dará es su carne para la vida del mundo. Esto no es meramente simbólico, como lo interpretan los protestantes; estas palabras de Cristo se cumplen en la Última Cena cuando Jesús dice: “Tomen esto es mi Cuerpo, beban esta es mi Sangre, hagan esto en memoria (conmemoración) mía” y los que estudian seriamente las Escrituras saben que la palabra “memoria” y “conmemoración” significa actualización, presencia actuante; es decir, cada vez que se celebra allí se actualiza; lo que se celebró en el pasado, como el Sacrificio de Cristo en la Cruz, llega a nosotros y se actualiza ahora por el único sacrificio de la Misa donde Cristo se nos da como alimento bajo las apariencias de pan y vino.

IDA Y RETORNO: Sigamos orando por Venezuela.

Nuestros Productos

  • Edición Metropolitana
  • Edición La Costa
  • Deportivo
  • Economia
  • Viernes
  • Aniversario
  • lectura Tangente
  • Letra Inversa
  • Revista del Domingo