¿El diámetro de la cintura es una señal de alerta de tu corazón?

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Valencia, 5 febrero 2015.- Normalmente, para aquellas personas que desean tener un cuerpo esbelto, el diámetro de su cintura ha representado siempre un dolor de cabeza. Sin embargo, existen diferentes motivos, más allá de la estética, por los cuales se deben cuidar el tamaño de esta parte del cuerpo.

Muchos desconocen que poseer un exceso de grasa alrededor de la cintura puede incrementar el riesgo de alteración de los triglicéridos, colesterol y puede aumentar la presión arterial. Esto se relaciona directamente con un alto riesgo de salud cardiovascular y es considerado, hoy en día, como un claro indicador de la sensibilidad a la insulina.

 “Actualmente, se ha determinado que algunas composiciones corporales, como el patrón de obesidad en forma de manzana o androide, en el cual la grasa suele acumularse en el área central o abdominal del cuerpo, aumentan el riesgo a padecer enfermedades crónicas. Sobre esto, se ha establecido que una persona presenta este tipo de patrón cuando su circunferencia abdominal es mayor a 88cm en las mujeres y 102 cm en el hombre o cuando la relación entre las medidas de la cintura y cadera (índice cintura/cadera) es mayor a 0,8 en mujeres y de 1 en hombres”, explica la Dra. Dayana Afonso, médico cirujano especialista en medicina estética, obesidad y antienvejecimiento del Centro Médico Energía Vital Activa. 

Entre los factores que influyen en el diámetro del abdomen, se encuentran los hereditarios, hormonales y los hábitos de vida poco saludables. Afortunadamente, existen siete claves importantes para reducir el tamaño de la cintura.

1. Alimentación sana balanceada: baja en grasas saturadas, azúcares refinados y rica en fibras, que nos permita mantener el porcentaje de grasa corporal en niveles óptimos.

2. Practicar de forma constante actividad física cardiovascular y de fuerza que aumenten la masa muscular y con ello el gasto calórico.

3. Descanso adecuado, lo que permite la liberación de la hormona de crecimiento que además de reparar los daños biológicos sufridos en el día también favorece la activación del metabolismo lipídico (degradación de la grasa).

4. Mantener una postura correcta mantiene el tono de nuestros músculos abdominales y favorece a una menor expresión de grasa abdominal.

5. Evitar el consumo de alcohol por la cantidad de calorías vacías.

6. Manejar adecuadamente el estrés es fundamental, no sólo por el hecho que  produce ansiedad y puede aumentar el apetito sino también por la liberación de hormonas asociadas al estrés crónico que pueden incidir en la acumulación de grasa abdominal.

7. Hidratar al cuerpo con la cantidad óptima de agua, lo cual favorece la eliminación de toxinas y el funcionamiento adecuado del metabolismo. 

Poseer un gran diámetro de cintura, más allá de ser considerado un problema estético puede ser indicador de complicaciones en la salud. Por ello, si se tiene depósitos de grasa alrededor del abdomen es importante consultar al personal de salud calificado que evalúe el  estado físico de la persona y prescriba la opción terapéutica idónea (médica y/o estética)  dirigida a resolver esa área problemática. 

Dra. Dayana Afonso, médico cirujano, especialista en medicina estética, obesidad y antienvejecimiento de Energía Vital Activa.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir