El histórico esfuerzo de Maduro y Carabobo en la cola

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Notitarde.-Histórica hazaña. Observamos la solemne juramentación de Nicolás Maduro ante la soberana Asamblea Nacional Constituyente.

El histórico esfuerzo de Maduro y Carabobo en la cola/Foto: Cesar Burguera
El histórico esfuerzo de Maduro y Carabobo en la cola/Foto: Cesar Burguera

El recién reelecto primer mandatario nacional manifestaba su absoluta subordinación al Poder Constituyente, al poder creador del pueblo.

“Creo en el pueblo. Vamos a salir adelante y nuestra patria será la potencia que soñó nuestro Comandante Chávez” emocionadamente proclamaba Nicolás Maduro y nuevamente desde el mismo centro del Palacio Federal renovaba su insistente vocación, su permanente llamado al reencuentro, a la convivencia pacífica y con énfasis reclamaba la necesaria reconciliación entre todos los venezolanos.

“Vengo con el espíritu del futuro, de lo nuevo para la labor de construir. Aprendamos a escuchar los silencios y el clamor del pueblo”.

Y es que el protagónico papel que le ha correspondido ejercer a Nicolás Maduro en este último lustro, será a corto plazo objeto no solo del estudio, sino del justo reconocimiento de nuestra propia historia.

Y es que Maduro desde el mismo momento de asumir la primera magistratura de la Nación en aquel complejo año del 2013, ha sido víctima de despiadados ataques, insolentes arremetidas que no llegan a perdonar sus orígenes de humilde obrero, que permanentemente subestiman y condenan su capacidad de haberse convertido en el principal referente del proceso revolucionario.

Todo este terco y estéril ejercicio ha sido estrictamente acompañado por las principales élites de poder del hemisferio a través de la rigurosa implementación de inclementes estrategias no convencionales y el despliegue de un desproporcionado poder mediático internacional que ha fijado su irreversible objetivo en el territorio de nuestro país, Venezuela es prioridad y agenda.

Pero, Maduro ha resistido teniendo como fundamental aval e insustituible soporte a un pueblo, ese mismo que refrendó su continuidad al frente de los destinos de la patria en los comicios del pasado 20M.

Carabobo en la cola.

Cada uno de los eventos de carácter electoral asume sus propias características, deben ser minuciosamente analizados, sometidos a una revisión dentro del actual contexto, dentro de las complejas coyunturas económicas y la inédita ofensiva e incesante agresión por parte de poderosos factores internacionales.

De allí la histórica significación de la victoria obtenida por Nicolás Maduro. Por ello corresponde realizar una revisión de la votación obtenida por el candidato de la revolución en los pasados comicios presidenciales y poder evaluar el aporte de cada una de las entidades federales, los 23 estados y el Distrito Capital.

En los incuestionables cifras y datos aportados por el CNE de la votación alcanzada por Nicolás Maduro, nos encontramos, casi con inesperada sorpresa, que 16 entidades aportaron en promedio un 35% de los sufragios en relación al registro electoral de cada estado, mientras que 8 estados parecen  haberse quedado a la zaga, fueron incapaces de cumplir con la expectativas y metas que se le habían asignado, llegando solo a contribuir con solo un 25% que representa una significativa merma o disminución del 10% en relación al promedio nacional.

La circunstancia adquiere mayor gravedad cuando nos topamos que dentro del improductivo electoral grupo de 8, se pueden divisar un cuarteto de entidades federales que exhiben importante población electoral como lo representan Zulia, Bolívar, Táchira y Carabobo que llegan a concentrar el 27% del Registro Electoral, lo que nos conduce indefectiblemente a asegurar que si este apático cuarteto hubiera replicado la votación obtenida en 16 entidades federales o al menos se hubiesen aproximado a ese 35% que representa el promedio nacional, la votación del recién reelecto presidente Maduro se hubiese incrementado en más de 1 millón de votos y se hubiese superado holgadamente los 7 millones de sufragios.

Igualmente saltan a la vista en el  análisis algunas “peculiaridades”  como la extraña y confusa circunstancia ocurrida en los estados Zulia y Carabobo donde sus flamantes mandatarios en el momento de su elección en octubre pasado llegaron a alcanzar mayor votación que la obtenida por Nicolás Maduro en el evento comicial del 20 M.

Tal vez esta curiosa circunstancia haya estimulado  al gobernador Lacava a simular un “desesperante” llamado a la militancia y maquinaria, ya que los números y cifras le indicaban que la participación en Carabobo era notoriamente deficiente.

Lacava llegaba a expresar en horas vespertinas y a través de un revelador audio “El parte (sic) que tenemos en este momento obviamente no es satisfactorio”, la lapidaria afirmación realizada por el mandatario carabobeño culminando la jornada electoral era la conveniente excusa para tratar de justificar el deficiente desempeño registrado en nuestro estado.

Y es que la confesión de Lacava esa tarde del 20M fue la directa consecuencia de una serie de desacertadas conductas días previos al compromiso electoral y que lograron horadar el empuje y entusiasmo de la militancia revolucionaria, como el inexplicable hecho de increpar pública e insolentemente a representantes del alto gobierno y amenazarlos con la temida herramienta de un averiado Carro de Drácula.

Sus iracundos señalamientos tenían como directo objetivo al Gral. Motta Domínguez por la problemática del suministro eléctrico o acusar, a través de sus principales voceros como el Secretario General de Gobierno, a la Ministra Iris Varela de ser la principal responsable de los graves y lamentables sucesos ocurridos en la sede de Policarabobo y que dejó sellado el trágico saldo de más de 80 fallecidos.

Esas son las razones del desidioso desempeño electoral que se registró en Carabobo y que quedaron fielmente plasmadas en las actas emitidas por el CNE.

 

El histórico esfuerzo de Maduro y Carabobo en la cola/Foto: cesar-sin-secretos
El histórico esfuerzo de Maduro y Carabobo en la cola/Foto: cesar-sin-secretos

La inaceptable alianza.

Otro de los hechos desconcertantes y perturbadores que se produjeron días previos a la cita electoral del 20M lo representó la abrupta y súbita aparición de un delincuente que se esconde bajo el ropaje de opositor parlamentario de la inoperante Asamblea Nacional con la misión encomendada de tratar de enlodar el nombre y la presencia de verdaderos referentes revolucionarios como Francisco Ameliach quien orgullosamente exhibe dos décadas de lealtad, consecuencia y compromiso con el irreversible proceso  El maleante diputado Leandro Domínguez quien dice representar al histórico municipio Libertador de nuestro entidad federal realizó temerarias acusaciones sobre el tránsito y devenir de la pasada gestión gubernamental que encabezara Francisco Ameliach.

Pero, la gravedad de la aventura del cuatrero Domínguez no estriba en sus altisonantes descalificaciones, sino que las proporciona a los diferentes medios de comunicación en el marco de una amena y entretenida reunión convocada por la mismísima Asamblea Nacional días antes de la trascendental elección presidencial del 20M y donde se encontraban elevados representantes del gobierno regional , entre ellos el presidente y dilectos miembros de la junta directiva de Insalud, quienes habían sido previamente autorizados por el Secretario General de Gobierno, Jesús Santander para que acudieran raudamente al encuentro convocado y organizado por el forajido Leandro Domínguez.

Surge la ineludible interrogante o inquietante pregunta: ¿Estaba al tanto el mandatario Rafael Lacava de la inoportuna e inexcusable presencia de funcionarios de su gobierno en un acto realizado en el desarrollo de la fase final de la campaña electoral? y que la jornada fuese no solo promovido por la moribunda AN, sino coordinado por un parlamentario que dos días después del evento electoral del 20M, se expresara a través de sus redes sociales en estos sutiles términos sobre los comicios y sobre el vencedor de la contienda “@NicolasMaduro No es el presidente de #Venezuela Demagogo y Mitómano! La mayoría del pueblo venezolano y del mundo están claros de su pretensión, el cambio está cerca! Venezuela se Alza y se Levanta”.

Pero la osadía del  timador Domínguez no culminaba con la insolente e inaceptable afirmación y es que en el mismo día de la juramentación de Nicolás Maduro ante la ANC  y donde se encontraba el mandatario Lacava, Leandro Domínguez en sutil y afinado tono anuncia, con cierto grado de íntima satisfacción, que se había reunido en privado y habían logrado establecer afectuosos vínculos con el presidente de Insalud, Juan Carlos Yanes.

Igualmente se trasladó a la sede de la policía de Carabobo, recinto donde se produjo la triste y terrible tragedia para acusar al reconocido y competente secretario de seguridad de Carabobo, Comisario José Gregorio Domínguez, de similar apellido pero antagónicas posturas, de ser conjuntamente con el cuerpo policial los directos operadores y custodios del flagelo del bachaqueo en nuestro estado.

Tal vez el bandido Leandro Domínguez se encuentre atormentado por su notoria e inocultable ambigüedad que lo lleva a proferir insultos e improperios a Nicolás Maduro o Francisco Ameliach, pero guarda un entrañable afecto y consideración por algunos representantes del ejecutivo regional de Carabobo, que al parecer le habían prometido en la soledad del despacho su incondicional apoyo para ser candidato a la emblemática Alcaldía de Libertador, hoy en manos de un reconocido revolucionario como lo es Juan Perozo.

La fehaciente prueba de la válida debilidad de Domínguez que no le permite distinguir afectos e inclinación, rencor y antipatía, la podemos cristalinamente observar en este cálido mensaje que colocará emocionado en su redes sociales “#Urgente 1ra Reunión entre el gremio #Salud #Carabobo con autoridades de #Insalud @caraboboinsalud muy productiva @lacava10oficial por el bienestar de nuestro pueblo Carabobeño, comparto con ustedes el 1er acta esperamos la buena Pro del respetado ciudadano gobernador” y culmina el sentido anuncio con la frase “Venezuela se Alza y se Levanta”.

El caco Domínguez capitula, se rinde y queda literalmente desnudo. Ni siquiera en estas historias tan irremediables las cosas suceden sin ambigüedad.

Y esa es la verdad.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir