El "Poder Negro": Dioses que cumplían promesas

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Notitarde.- Era aquel tiempo donde se escuchaba el Himno Nacional de Venezuela y aparte del Gloria Al Bravo Pueblo, era también los temas de la Dimensión Latina en la voz de Oscar de León y de Argenis Carruyo, era el Magallanes de antes el de los setenta, el de finales de esa década, el del llamado “Poder Negro”, en donde Mitchell Page y Dave Parker eran dioses con la camiseta naval.

Más que ídolos, los periódicos los colocaban en la portada, la fiebre destronó a los héroes de otros equipos, los magallaneros vendían semanarios y revistas como “pan caliente”.

No se imaginaron tanto Page como Parker que eran más famosos en un país apacible, donde su bateo se convertía en noticia, cada hit, cada batazo de vuelta completa, cada swing daba qué hablar, tanto en el circuito radial como en las revistas, los diarios… si un lanzador lograba ponchar a Page o a Parker era entrevistado, le preguntaban que lanzamiento le mando al plato, si era recta o curva.

Mitchell Page

Page y Parker eran amados, idolatrados, desde la salida al campo de juego, desde la forma de batear, y la fiebre no solo tomó a toda Venezuela, ya el hecho de vivir en Valencia se sentía esa fiebre que poco a poco se fue convirtiendo en una época que fue tomando campo y que fue comercialmente una de las mejores para todo aquel que tenía un recuerdo de Page o de Parker, un autógrafo, una gorra y hasta una camiseta.

 

Dioses que cumplían las promesas

Desde la llegada de Page y Parker al equipo naval era seguir todo lo que decían, más de una vez, los periodistas de aquella época le preguntaban que querían hacer en Venezuela y la respuesta era simple, quizás para muchos sorprendente, pero era ganar títulos para Magallanes y su fanaticada.

Para ambos importados les interesaba ese calor de los fanáticos, ese aplauso que podían darle desde la tribuna y ellos complacerle con batazos y victorias para el equipo.

Hasta ahora no ha existido en Magallanes en la era contemporánea unos ídolos de la talla de Page y Parker, lo que prometían lo cumplían.

Black Power

Mas de una vez “La Cobra” Parker salió del club house con una sola intención darle la mano a los seguidores magallaneros, firmar autógrafos y escuchar las palabras en español que estos le decían.

Sonreían a todos, chocaban las manos con los pequeños que veían atónitos a sus estrellas.

La tecnología no daba para una “selfie”, no habían celulares y menos cámaras digitales, pero si estos jugadores estuvieran con Magallanes en este tiempo la fiebre superara los 40 grados de publicidad que lograron en aquel tiempo, la misma sin duda fuera mayor.

En aquel tiempo existían los recortes de periódicos que los mismos eran llevados por los fanáticos para que tanto Page como Parker los firmaran.

 

Profetas en otras tierras

Ambos jugadores eran norteamericanos y nunca se imaginaron que el venir a Venezuela le dieran tanto fruto a nivel comercial, donde los llevaron hasta programas de televisión, como Sábado Sensacional con una sola intención que la gente no solamente viera al jugador, también al ser humano.

Dave Parker

Los fanáticos pedían a gritos en el estadio que la avenida Michelena llevara los nombres de Page o de Parker y más de un neonato en este país lleva hoy en día el nombre de Mitchell Page Hernández, González, Martínez u Ortega en honor al zurdo.

Por muchos años estuvo en el estadio José Bernardo Pérez el foto afiche de ambos, y fue en 1989 cuando lo quitaron del lugar.

Hasta ahora no hay jugador importado que supere la entrega de este par de peloteros, quizá Joe Orsulak y Benny Distefano en una opaca época de Magallanes en los ochenta como también dio destellos de entrega Luke Scott, recientemente.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir