El Rey sobre el Holocausto: "La barbarie puede surgir en el momento y la forma más inesperada"

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Redacción Internacional, 27 enero 2015.- «Nada ni nadie es capaz de aliviar el dolor que nos produce la mirada a los trágicos episodios que rasgaron la Europa y el mundo de mitad del siglo XX». Con estas palabras ha empezado este martes el Rey su homenaje a las víctimas del Holocausto, cuando se cumplen exactamente 70 años de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz. Una fecha que España conmemora cada 27 de enero en el Senado con el Día de la memoria del Holocausto y la prevención de los crímenes contra la humanidad.

Pero el acto de esta mañana en el Senado se ha convertido también en una llamada de atención, en una advertencia, de que «el Holocausto no ha terminado todavía», tal y como afirmaron los representantes de las comunidades judía y gitana. Por el contrario, el racismo y la xenofobia están aumentando de forma alarmante en Europa, con cada vez mayor presencia en el Parlamento Europeo de grupos xenófobos. Citaron expresamente el auge de Amanecer Dorado en Grecia y del partido de Le Pen, en Francia.

«La barbarie puede surgir en el momento y la forma más inesperada», advirtió el Rey, y recordó los recientes acontecimientos ocurridos en Francia y «los que desgraciadamente están ocurriendo en muchos países, sobre todo en África y Oriente Próximo». «Ninguna sociedad está definitivamente protegida frente a la sinrazón», alertó.

«El Holocausto representa una derrota sin paliativos a manos de la maldad», añadió Don Felipe en el antiguo salón de sesiones del Senado, acompañado por el presidente de la Cámara Alta, Pío Garcia Escudero y por los ministros de Exteriores, Justicia y Educación, Cultura y Deportes. Al acto también asistieron dos supervivientes del Holocausto y los representantes de la comunidad judía y gitana y de asociaciones republicanas españolas. Ante ellos, Don Felipe animó a «extender los valores democráticos como garantía de respeto y de convivencia» y alentó a aprender «la lección de la Historia para que jamás -¡jamás!- algo así pueda volver a suceder.

Don Felipe rindió un homenaje a los siete españoles declarados Justos entre las Naciones: Sebastián Romero, Angel Sanz-Brinz, Eduardo Propeer de Castellón, José Ruiz Santaella y su esposa, Carmen Schrader, Martín Aguirre y Concepción Faya. Ellos »decidieron no pasar de largo frente al sufrimiento humano«, añadió.

«España aportó héroes, como los mencionados, pero también se desangró con las víctimas», afirmó el Rey en recuerdo a «los miles de sefardíes asesinados en los campos y a los exiliados republicanos españoles». «Sefardíes y españoles exiliados en aquella hora histórica son hermanos de patria y de desdicha».

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir