El San Felipe: primera piedra defensiva (2288551)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Por Real Orden de Felipe V, fecha 17 de Diciembre de 1735, fue designado don Juan Baltazar Gayangos L?scaris, Ingeniero ordinario para dirigir las obras de las fortificaciones de La Guaira y Puerto Cabello. Sustitu?a en nuestra ciudad al primer urbanista de la misma, don Juan Amador Courten, quien hab?a abandonado los trabajos en Noviembre del a?o anterior, dejando encargado al ingeniero don Vicente Ignacio Gonz?lez.

Sometido a estrictas instrucciones dadas en Espa?a, el 26 de Agosto de 1736 tom? posesi?n Gayangos L?scaris de la comandancia de Puerto Cabello. A diferencia de su antecesor, quien tuvo una amplia potestad militar que abarcaba hasta zonas alejadas a la urbe en construcci?n, se le restringi? el mando. A finales del se?alado a?o se hallaba el Ingeniero y Capit?n realizando un reconocimiento general para rendir un informe a la Corona, y acopiando materiales para continuar las obras.

El primer compromiso de este gran forjador de Puerto Cabello, fue el castillo San Felipe. La piedra de cantera explotada por su antecesor mediante barrenos de p?lvora, y el canto de los alrededores de la construcci?n, los sustituy? por corales sacados de la cercanas islas, piedras  sueltas y blandas para labrar , seg?n sus propias palabras: horcones forrados con cueros sirvieron de provisionales y elementales viviendas en los campamentos establecidos, para alojar a un capataz y veinticuatro peones empleados en la recolecci?n. La cal que inicialmente era producto de la quema de corales en barbacoas ubicadas en Playa de los Muertos (cercana a las obras del San Felipe), se decidi? comprarla a particulares que hab?an establecido hornos en Valle Seco, piedemonte de lo que con el tiempo se llam? Cerro de las Vig?as. La arena se trajo tambi?n de las islas, por ser  no voladera , como la de las playas cercanas a la fortificaci?n& La mezcla de arena, cal, y agua de mar, sirvi? de mortero o amalgamante de los cantos que se verticalizaron en los muros del San Felipe, denominado as? en homenaje al monarca reinante Felipe V. Adem?s de la mano de obra asalariada, trabajaron presidiarios en las obras defensivas porte?as.

Un plano de Puerto Cabello y sus contornos elaborado por el personaje de esta corta historia, est? fechado en el castillo San Felipe a d?a 30 de Agosto de 1742, y resulta un primoroso testimonio de cu?nto hab?a crecido la ciudad en diez a?os, desde los se?alamientos del ?ltimo plano general levantado por don Juan Amador Courten, en Septiembre de mil setecientos treinta y dos.

Don Juan Baltazar Gayangos L?scaris se esmer? en los detalles&

Resultar? el primer testimonio del puerto interior, con el sondeo de Bah?a Grande, bah?a de Santa Luc?a, y los diversos ca?os (de Borburata, de Puerto Nuevo), y del Valle Seco (actual urbanizaci?n Rancho Grande). La ciudad aparece convertida en una madeja de caminos: los que conduc?an a San Esteban por El Portachuelo y por el despu?s llamado valle de Mar?n, el de Goaigoaza, los de Borburata y Patanemo (la ruta a Valencia y Caracas estaba se?alada por este ?ltimo camino).

Puerto Cabello se llamaba entones Pueblo Nuevo de La Concepci?n, y su precisa planimetr?a nos permite visualizar que ya se hab?a operado la divisi?n entre lo que ser? la ciudadela y el llamado arrabal: Puente-dentro y Puente-fuera.

Aparecen nombres que a?n perduran: San Felipe, San Esteban, Goaigoaza, Patanemo, Borburata, El Portachuelo, Tejer?as, Santa Luc?a&

La guerra entre Inglaterra y Espa?a impuls? la conclusi?n de las obras defensivas& En treinta y cuatro meses, los que van desde Noviembre de 1739 hasta Agosto de 1742, en los alrededores del castillo se construyeron bater?as y apostaderos como defensas complementarias. A finales del se?alado ?ltimo a?o, estaban concluidas las obras.

El ataque no se hizo esperar& Comandada por el capit?n de nav?o Chales Knowles, una poderosa armada atac? entre el veintid?s de Abril y el trece de Mayo de mil setecientos cuarenta y tres. La heroica resistencia la encabez? el gobernador provincial don Gabriel de Zulioaga, y nuestro biografiado actuando cual castellano del San Felipe, dirigiendo sus defensas. Herido en dos oportunidades, reg? Gayangos L?scaris con su sangre la piedra primigenia de la fortificaci?n.

Durante veintis?is a?os permaneci? el personaje de este trozo de historia al frente de la construcci?n de la ciudad. A sus conocimientos profesionales y constancia y esfuerzos, debi? la urbe militar la mayor parte de sus defensas. El 22 de Agosto de 1747 fue ascendido a Teniente Coronel, y al grado inmediato en el mes de Diciembre de mil setecientos sesenta y uno. Se residenci? en Caracas, desempe??ndose como Ingeniero Jefe de los Reales Ej?rcitos y Fronteras, adem?s de ejercer el cargo de Director de Fortificaciones de Venezuela. En la ciudad capital le correspondi? morir, en un d?a no precisado a?n de finales del a?o mil setecientos sesenta y dos.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir