EL TEMIDO EFECTO ZIZOU

Termómetro Económico.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Su herramienta Económica, Gerencial, Financiera y de Negocios

“Zizou” es el sobrenombre de Zinédine Zidane, futbolista y entrenador francés de ascendencia argelina, nacido en Marsella el 23 de junio de 1972. Como jugador fue el mejor de los años 90. Polémico final de su carrera en la cancha, al convertirse en arnés humano contra el pecho de Materazzi, para desagraviar a su hermana ofendida por éste, en la final del mundial de 2006. Y como entrenador se proclamó con el Real Madrid, consecutivamente tricampeón de Europa (2016, 2017 y 2018).​ Fue además distinguido por la FIFA, como “Mejor Entrenador Mundial de 2017”. Y es que este “man” no deja de aleccionarnos y sorprendernos. Ahora, luego de ganar tres veces la máxima de Europa, anuncia su retiro del banquillo por considerar que el equipo, en plena cúspide, “necesita un cambio” en la dirección técnica… “otro discurso”. Y yo, que vengo de una escuela gerencial que reza “equipo ganador no se altera si se cambia” he quedado aturdido. Tanto como el resto del planeta. Es un cambio paradigmático tan grande en materia de dirección, que la salida como presidente del gobierno español de Mariano Rajoy, ha quedado en segundo plano. Y es que hasta el diario “La Razón” de España señalaba “El anuncio de una rueda de prensa sorpresa por parte del entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, caía esta mañana como una bomba no sólo en las calles sino en el mismísimo Congreso de los Diputados… Cuando en el hemiciclo se debate el futuro político de este país, algunos políticos, como el diputado del ERC, Gabriel Rufián, están más preocupados por el futuro del técnico blanco que por el del Gobierno de España.”

¿Y pudiera convertirse en un efecto?

Lo pone a uno a reflexionar. En primer lugar, con Zizou no se puede uno andar con remilgos. Y eso debió pensar Florentino Pérez, para no ponerse pesado, no fuera a pasarle lo de Materazzi y el hombre bala. Y luego, al menos en nuestro terruño, sería ciencia ficción ver que ocurra algo así en materia directiva en cualquier escenario, no por quien lo esté haciendo más o menos bien, sino por quien lo esté haciendo antológicamente mal. Me imagino a algún gerente de cualquier nivel, público o privado, diciendo: “se tenía prevista una meta, o un objetivo (o tal cosa). No se ha cumplido tal previsión, y los resultados no son satisfactorios. Por tanto, considero que se requiere un cambio” (emoticón que llora de risa). Mucho menos de quien lo esté haciendo como Zizou. Y fuera de nuestras fronteras tampoco es muy diferente, salvo honrosas excepciones. Lo común es echarle la culpa a alguien o a algo y agarrarse duro de la sillita. Lo que digo es que pondría a temblar a más de uno. Si se convirtiera en un efecto mundial, y quienes no logren los resultados saltaran movidos por esta lección ética, a promover ellos mismos “un cambio”, “otro discurso”, estaríamos asistiendo a una verdadera transformación, que trastocaría lo más profundo de la fibra humana en lo individual y en lo colectivo. Me viene a la mente la canción “Imagen” de John Lennon.

Zizou trascendió

Ganó más trascendencia yéndose que quedándose. Confió en la capacidad de un todo. Eso refleja una fe en sí mismo, en los demás y en Dios. Realmente espero, que el gesto de este hombre, nos sirva de motivación para hacerlo mejor. Podemos ser mejores, más decentes, más amorosos, convertirnos en agentes del cambio desde una perspectiva constructiva. Entender que en la tierra, todos somos mortales. Ninguno tiene la verdad. No hay superioridad moral de unos sobre los otros. Todos debemos hacer lo mejor que podamos. Y para dirigir a otros, lo primero es quererlos, aceptarlos. No se puede tener éxito en la conducción, cuando nuestro discurso se encuentra estático en el tiempo, y la realidad se ha transformado a nuestro alrededor. O cuando nuestro discurso no está construido sobre la base de la creación y la verdad. Y por otra parte, es injusto e indigno, que no se cumplan los plazos establecidos para los planes, o los resultados habiendo agotado los recursos y que los responsables no tengan la necesidad de responder ante los demás, sea la organización que sea.

Correo electrónico: [email protected], twiter: @termoeconomico

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.