El Vaticano invita a dialogar sobre la relación entre arte y fe en Venecia

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Venecia (Italia), 6 mayo 2015.- La relación de semejanza y diferencia que guardan el arte y la fe es el eje fundamental del pabellón de la Santa Sede en la 56ª Bienal de Arte de Venecia, que abrirá sus puertas el próximo 9 de mayo. 

En esta edición, el tema de este pabellón que se ubica en el complejo de El Arsenal de Venecia se centra en el "Principio", bajo el tema "En el Principio…la Palabra se hizo carne". 

Tres son los artistas encargados de representar a la Santa Sede en este escaparate internacional del arte contemporáneo, la colombiana Monika Bravo, la macedonia Elpida Hadzi-Vasileva y el mozambiqueño Mário Macilau. 

"Todos los artistas son jóvenes, más que en las ediciones anteriores, de diversa procedencia, experiencias, visión ética y estética, y las obras que presentan se inspiran en el prólogo del Evangelio de San Juan", explicó a Efe la comisaria del pabellón, Micol Forti, responsable de la Colección de Arte Contemporáneo de los Museos Vaticanos. 

La colombiana Bravo presenta un juego de imágenes y palabras, a través de seis paneles audiovisuales colocados en seis paredes murales pintadas de colores diversos y "muy intensos", que van desde el rojo, al naranja, pasando por el azul o el verde. 

En las grabaciones, ilustró Forti, se pueden ver imágenes de la naturaleza mezcladas y fundidas con formas geométricas sobre las que navegan las palabras del prólogo del Evangelio de San Juan. 

"Son todo imágenes de la naturaleza, del agua, del cielo… y mezcladas con figuras geométricas que crean lo que bien podría ser la imagen que se ve a través de un caleidoscopio", sugirió. 

Por su parte, la artista Elpida Hadzi-Vasileva proyecta una instalación monumental, arquitectónica, compuesta de tejidos que son "esencialmente intestinos de diversos animales que han sido cuidadosamente tratados" y que forman un manto que acoge al visitante en una dimensión al mismo tiempo física y simbólica. 

"Proceden de diversos animales, porque diferentes son las religiones y diversa es la fe. Crean un ligero cambio de color que simboliza cómo las distintas religiones son capaces de convivir y seguir al mismo tiempo su propio camino", comentó. 

El pabellón concluye con las fotografías del mozambiqueño Mário Macilau que presenta nueve imágenes en gran tamaño y en blanco y negro, realizadas en Maputo, capital de Mozambique, y dedicadas a los chicos de la calle que desde niños se enfrentan a diversas adversidades. 

"Son imágenes duras, pero reales. Responden a un esfuerzo de contar a la sociedad situaciones que son muy cercanas a nosotros, pero que no siempre queremos ver o que a veces nos empeñamos en esconder", concluyó. 

La 56ª Bienal de Arte de Venecia está comisariada por el crítico de arte nigeriano Okwui Enwezor, lleva por título "Todos los futuros del mundo" y abrirá sus puertas al público el próximo 9 de mayo y hasta el 22 de noviembre.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir