Los Encuentros Familiares de Venezuela cambian la perspectiva frente a la vida

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Valencia, 15 marzo 2015.- Hablar de los Encuentros Familiares de Venezuela (EFV) es referirse al calor del hogar, al diálogo, al reencuentro y a la hermandad dentro de esa Iglesia doméstica, llamada familia.

El movimiento sin fines de lucro inició hace 88 años, tras un ardiente deseo del presbítero Gabriel Calvo, de Barcelona, España de fortalecer la célula fundamental de la sociedad.

Hombres y mujeres de diferentes edades, con carismas distintos, con experiencias disímiles, pero con un vínculo indeleble, conforman los Encuentros Familiares de Venezuela que actualmente desarrolla 14 programas destinados a la familia, en el sentido amplio de la palabra, es decir, no sólo van destinados al hogar tradicionalmente constituido por papá, mamá e hijos. También va dirigido a las madres solteras, a los divorciados vueltos a casar, a hijos e hijas. A las parejas sin niños, a los novios, a los solteros… en fin, a todo el núcleo familiar.

A 90 países ha llegado la vocación de servicio de los miembros de EFV, que desde su experiencia de vida promueven el valor sagrado de la familia. Durante los encuentros, independientemente de cada programa, no se les pide a los participantes ventilar sus problemas ante los demás. La realidad es que hablando se entiende la gente, y aunque se dé por sentada tal verdad, la experiencia indica que nuestras familias no están dialogando y hay que poner la lupa sobre esta práctica, que bien llevada, surte efectos inimaginables. Familias animadas, reconciliadas, evangelizadoras.

Así como la sangre crea lazos, también el espíritu hace hermanos. Al respecto, los esposos  Dell’Oglio,  Darly y Hugo, consideran que no hay manual para ser esposos, no hay instrucciones infalibles para un matrimonio feliz, por lo que son unos convencidos de la necesidad de complementación y diálogo conyugal. 

Los Dell’Oglio confiesan haberse enamorado de los encuentros luego de experimentar que no es la carrera material la garantía del éxito, sino la familiar, el arraigo y el amor por los suyos. No en vano, este matrimonio lleva más de dos décadas y media enarbolando la bandera del amor familiar. No se trata de un curso, tampoco es una terapia grupal, ni una especie de catarsis emocional o asamblea espiritual, los Encuentros Familiares de Venezuela significa mucho más. Es tocar fondo, representa para algunos sus últimas cartas. Pero ninguna definición sustituirá el derecho que tenemos de ser felices y de regalarnos la oportunidad de vivir tan hermosa experiencia. Porque de no tomarse la determinación de vivir personalmente los encuentros, sería exactamente lo mismo que tratar de describir inútilmente a otra persona a qué sabe el chocolate, qué textura tiene, qué efecto produce a las papilas gustativas si no se es capaz de saborear por sí mismo un pedazo.

La familia está llamada no sólo a ser depositaria de la fe, sino motor dinamizador. Santas, atrevidas y aguerridas. No vitrinas, pero sí exponentes de Cristo, santuarios de esperanza, constructoras de la civilización del amor, donde Dios quiera habitar como un huésped eterno y no como un simple viajero.

¡Señor danos familias santas! 

Para mayor información comunicarse a través del 0414-034-00-05/ 0414-034-00-06 o ingresar a la página www.efv.org.ve 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir