Endy Chávez: Yo nunca secuestré a mi hija

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Valencia, 18 abril 2015.- Luego de que varios medios de comunicación social venezolanos reseñarán que, el grandeliga Endy Chávez, podría enfrentar un juicio por haber sacado del país a su pequeña hija de cinco años sin la autorización de su progenitora, Joelis Molina, el astro de la pelota aseguró que se trata de una “difamación”, ya que en todo momento ha hecho uso de los lineamientos legales para tramitar los viajes al exterior de su niña.

Refirió que, “siempre he cumplido con mi deber de cuidar y atender a mi pequeña. Parte de mi trabajo requiere que yo pase largos meses en Estados Unidos. Cuando no estoy en Venezuela mantengo una relación constante con ella (mi hija) vía telefónica”.

Chávez fue enfático en responder a las duras acusaciones que en días pasados su expareja pronunciara y en la que responsabilizaba al atleta de “sacar ilegalmente de Venezuela”, a la pequeña, “Joelis me comentó que sostuvo un encuentro peligroso en Valencia, estado Carabobo, donde unos antisociales, pusieron en peligro la integridad de mi hija, en un ataque contra ambas mientras ella conducía su camioneta. Ella me llamó llorando, explicándome la grave situación delincuencial y de desabastecimiento existente en el país, por lo que sugerí que se trajera a la niña a los Estados Unidos”.

Prosiguió detallando que  “en Marzo del 2014 mi hija y Joelis llegaron a Estados Unidos alojándose en mi casa de Nueva Jersey. Yo me encontraba en campos de entrenamiento de Arizona con mi equipo. Sin Embargo, las dos se quedaron en la vivienda, con mi esposa Patrice Maldonado. Al principio no apoye la idea de que Joelis se quedara en mi hogar, pero mi esposa me convenció, para que la madre verificara el nuevo colegio de la niña y el ambiente para su desarrollo, como en efecto sucedió. La relación entre ambas siempre fue muy cordial, luego de esto la niña se quedó conviviendo en mi hogar, bajo mi custodia y responsabilidad”.

No obstante, Chávez aseguró que los problemas surgieron al inicio de la temporada de la pelota criolla, a finales de 2014, “a partir de ese momento, Joelis puso una serie de trabas, que me impedían ver a la niña (…) acusó a mi esposa de maltrato infantil por lo que tuvimos que enfrentar un incómodo proceso legal ante las autoridades venezolanas. Al terminar la temporada, decidí traerme a mi hija devuelta a los Estados Unidos, ya que como padre tengo todo el derecho de llevarme a la niña”.

Aclaró que su pequeña de cinco años, es ciudadana norteamericana, por tanto aseguró que la niña tiene todos sus papeles legales y el secuestro entre padre e hija no existe. “Así le dijeron a Joelis cuando intentó demandarme en Venezuela y el caso fue cerrado porque ella me había otorgado la custodia de la niña, y en principio, Venezuela no tiene jurisdicción sobre una niña americana”.

El pelotero criollo, reveló que actualmente se lleva adelante un delicado juicio ante una corte de Nueva Jersey, en los Estado Unidos, “ya que Joelis me demandó por presunto secuestro de mi hija, y reclama su custodia, para que yo la siga manteniendo a ella en territorio norteamericano”; dijo que confía en la justicia norteamericana, pues considera que la misma velara por los derecho y el bienestar de su primogénita.

Con respecto a los señalamientos de Joelis, donde refiere que Endy Chávez le propuso comprarle la niña, el pelotero aclaró que en ningún momento ha querido comprarla.

A Endy jamás se le ocurrió comprar a su hija

 “Todo surgió porque ella me estaba pidiendo plata y quería una cantidad más o menos considerable, no obstante yo le dije, lo que puedo hacer es pagarte la manutención completa en un solo monto, por los 13 años que hacen falta para que la niña cumpla mayoría de edad, con la condición de que dejes estudiando a la niña en los Estados Unidos, puedes tenerla en todas las vacaciones que tenga, ella  señaló que no, porque le pegaría  separarse de su hija, sin embargo yo le dije que no era necesario tomar decisiones apresuradas, que existían 3 meses para pensarlo, hasta allí llegó la conversación, pero para sorpresa Molina llamó al siguiente día para informar que ya lo había pensado, que estaba de acuerdo con lo hablado, pero con la condición de que le cancelara la mitad de la manutención por adelantado”.

Es aquí cuando comienza el problema ya que yo le dije que no le iba a dar ningún adelanto sin ella firmar un documento. Desde ese entonces inician las disputas ya que eso a ella le molestó y comenzó a buscar problemas sin necesidad y a calumniar a mi esposa.

Chávez mencionó que las causa que motivaron a la madre de la pequeña, era porque sabía que como deportista no podía estar mucho tiempo en la casa y al denunciar a  su pareja por maltrato las autoridades no iban a dejar que se acercara a la niña, una de las forma más fácil para Molina de volver a tener el amparo.

Nunca existió vínculo matrimonial con Joelis Molina

Por otra parte, Endy Chávez, subrayó que la relación amorosa que mantuvo con la madre de su hija, Joelis Molina, fue de corta duración, y que nunca existió vínculo matrimonial entre la pareja.

Por lo que aclaró que su esposa, responde al nombre de Patrice Maldonado, quien es una dama dedicada a sus labores de hogar y empresaria,  quien además ha acobijado a su pequeña hija como “si fuera de ella (…) cumple con las funciones de una madre, y no se ha comprobado que haya causado maltratos físicos a mi hija”.

Endy pide disculpas a la fanaticada

Finalmente, el grandeliga, manifestó su profundo agradecimiento a su fanaticada por el apoyo que le ha mostrado ante esta situación que se hizo pública en los  medios de comunicación venezolanos.

“Quiero pedirles a todos mis disculpas por estas injuriosas acusaciones difundidas por la señora Joelis  y con esta necesaria aclaratoria, pongo fin a esta desagradable situación, que me ha obligado a sepárame temporalmente de mi profesión, quizás sea el final en forma prematura de mi exitosa carrera”, finalizó Chávez.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir