Entre libros y amigos

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

taller de escritura creativaEsta semana próxima pasada estuve en la Feria del Libro de la Alcaldía de Caracas un par de días. Tenía actividades y siempre es una oportunidad para retomar ese hermoso Parque Los Caobos y la Plaza de los Museos, y reencontrar a los amigos de los libros y la lectura, por ende.

La semana anterior hablaba de Mandela en la Casa de la Cultura de Naguanagua, esta vez me tocaba retomar la presencia amistosa y la obra de los hermanos Nazoa: Aquiles y Aníbal, y presentar un libro de la amiga Lorena Almarza, excelente caricaturista, mujer lúcida y aguerrida, como las que representa en su libro, el cual está “colgado” en la página web del MINCI con el título de Mujeres aguerridas.

La Casa Nacional de las Letras tenía, tuvo, un programa anclado a sus concursos literarios y actividades constantes, se trata del Concurso de Narrativa Joven Gustavo Díaz Solis, o la Bienal Nacional de Literatura José Vicente Abreu, el Concurso Nacional de Dramaturgia Gilberto Pinto y hasta un taller para escribir Cartas de amor que inventó Willian Osuna. El Centro Nacional de Historia se ocupó de María Lionza y aparte del género de los cronistas, Fundarte presentó sus premios que llevan el nombre de nuestra querida Stefania Mosca (y particularmente destaco el de Ana Felicia Nuñez, por mi vena maracucha, un ensayo titulado: “Maracaibo, literaria y sentimental” sobre la obra de Hesnor Rivera y la de César Chirinos. Me  traje también: Casa quemada, relatos de Annel del Mar Mejias, una valiente narradora de las más contemporáneas. Juan Calzadilla Arreaza presentó Viraje, poemario del querido Freddy Yañez y Ximena Benitez presentó sus poemas de: Costuras de familia de Fundarte, a Manuel Vadell se le hizo un homenaje, igual que a los hermanos Nazoa, y de éste último les cuento que me entusiasmó ver y escuchar que la gente se sabe de memoria sus textos, porque pedían dijéramos su credo, citaban cuentos, poemas y crónicas, y hasta su teatro lo recordaban de manera especial, de hecho Alfredo Medina, de Falcón, relato una buena parte de la obra: El espantapájaros, recitando cuidadosamente muchos de los parlamentos, por lo cual, se nos ocurre, que todos los años la Feria de Caracas debería dedicar a los Nazoa, Aquiles y Aníbal,  un homenaje constante, dándole al público la posibilidad de que lean lo que más les guste de la obra de estos cronistas, poetas y humoristas que tanto amaron a esa ciudad como al país. Mederos y su gente de publicaciones de la Universidad Bolivariana presentó una agenda interesante de futuras publicaciones.

La gente de El perro y la rana, con el apoyo del Museo de Ciencias, Fundarte y otras entidades, desarrollo un seminario con interesantes ponencias  sobre los futuros de la edición en Venezuela, parte de un diplomado sobre el tema.

Las actividades duraban hasta las diez de la noche por la presencia de grupos musicales de buena factura, que ponían a bailar a la gente. El Pabellón Infantil tenía una decoración muy particular, respondiendo a las dimensiones de altura de los pequeños, y el MINCI repartió unas mascaras particularmente diseñadas, para armar,   parecía un dragón chino, o un diablo de yare,   y la gente de Épale unos afiches muy bien ilustrados llamando a ser comunidad.

La estatua de Teresa de la Parra a la entrada del parque, estaba desde muy temprano acompañada, por un círculo de jóvenes de risas muy diversas, que bajo la lluvia revelaban sus cuitas con timidez y coquetería a ojos de otros paseantes. No cabe en una columna como esta las muchas cosas que había allí, más la llovizna, el furor elegante de la fuente central, los árboles, que como me decía el poeta Luis Alberto Crespo: Seguramente contemplaron a Joaquín Crespo o/a Enrique Bernardo Núñez y ahora son los mismos, más hacia el cielo alto, que allí acompañan al paseante.

Celebramos haber estado allí, y celebramos sobretodo que lo que nos afecta en tantos niveles de la vida cotidiana haya permitido que la Feria se mantuviera, existiera como en otros años, y los caraqueños la disfrutaran con la amistosa cordialidad de siempre. También debo decirles, que, aparte de lo baila’o, el espacio más concurrido del programa fue una charla sobre el Petro, en  donde el público sobre pasó el espacio de la sala. Porque en realidad todos estamos muy curiosos buscando que  surjan verdaderas alternativas que permitan superar la crisis. Que así sea.

Laura Antillano

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir