Entre la subversión y la contrasubversión

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

En este ejercicio de redacción entenderemos lo subversivo como toda acción tendente a trastornar un orden establecido cualquiera y contrasubversión como todo intento, de ese orden, para  controlar aquellas acciones que pretenden invertir los principios que lo orientan. 
Así, el hombre es subversivo por naturaleza y todo lo que lo rodea es contrasubversivo. Así, desde el Edén andamos trastocando órdenes. Dios dijo: "de esta fruta no comeréis porque moriréis" y nosotros dijimos: "pues nos la comemos y ya veremos" y, por supuesto, nos la comimos y todavía estamos en el "veremos": nos convertimos de una vez en subversivos y Dios en antisubversivo.  Así -cuestión de genética dirán algunos-, desde que nacemos andamos trastocando cosas: en contra de nuestros padres dormimos cuando nos da la gana; comemos no lo que es lo adecuado, sino lo que se nos antoja. Estudiamos cuando nos encontramos en el "SOS": Salvadnos O Sucumbiremos y no cuando debemos; nos enamoramos de quien nuestros padres estiman que no nos complementa y así, nosotros subversivos y nuestros padres -que nos regañan, nos dan nalgadas y finalmente nos mandan a la calle a asumir nuestras responsabilidades- antisubversivos. Así,  esta cadena que arrastramos tiene un final poco feliz; finalmente nos convertimos en padres y/o profesionales y nos invertimos: de subversivos pasamos a ser custodios del orden establecido y, por supuesto, contrasubversivos de cualquiera que venga a trastocarlo. 
Así, Venezuela tiene una larga trayectoria de lo que arriba señalamos: subversivos los españoles que trastocaron el orden de los pueblos indígenas y contrasubversivos éstos que defendieron sus creencias y valores. Al final, subversivos los pueblos originarios que irrumpían el orden  de los españoles y contrasubversivos éstos que defendían lo que habían implantado. Subversivos Bolívar y los que lideraron la "guerra de independencia" quienes, a su vez, construyeron la República de Venezuela y un nuevo orden liderado por ellos; subversivos los caudillos de la Guerra Federal en contra de ese nuevo orden; subversivo Gómez, quien enfrentó a sus pares y centralizó el país; subversiva la generación del 28 que invirtió lo establecido hasta esas fechas, convirtió en contrasubversivo a Gómez e iniciaron el orden democrático conocido como la Cuarta República; subversivos los guerrilleros de los 60, quienes irrumpieron en ese orden y convirtieron en contrasubversivas a las élites dominantes de entonces.
Así, Chávez fue subversivo en el 92 y tuvo que convertirse en orden establecido para poder alcanzar el poder en el 99. A partir de allí, de nuevo a la subversión para trastocar lo  establecido en la Cuarta República y, a partir de la Constituyente, de nuevo en orden establecido para "proteger la moral revolucionaria, mantener el sistema político y propiciar la integridad de la Nación". De la Constituyente en adelante los subversivos -con formas de acción diversificadas y maximizadas por las bondades de las técnicas de información y comunicación- son, "por ahora", otros. 
(*) Director C.U.A.M. 
Sede Puerto Cabello.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir