Época dorada de las orquestas en Valencia (Parte VIII)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Ya hicimos una ojeada bastante extensa en torno a la historia de las mejores orquestas bailables de Valencia, que vieron la luz en la década de los ochenta, cuando el valenciano tenía las mejores agrupaciones del mundo para escoger a la hora de salir a bailar. Los establecimientos del Big Low Center y los nuevos lugares de la avenida Bolívar Norte invitaban a los lugareños con orquestas de calidad nacional e internacional. Fue cuando surgieron La Tremenda, La Inmensa, La Gran Premiere, La Propia, Batakum y muchas más.

   Lo que pocos valencianos recuerdan es que los ochenta también fue la década en la cual uno de los mejores guaracheros de todas las épocas se vino a vivir a Valencia y a engrosar el staff de La Tremenda, junto a Perucho Navarro, Gustavo Farrera y otros grandes más. Se trata de Cheo García. Si, el mismito Cheo García, que comenzó con Billo en 1960, grabando “Canto a Caracas” en el memorable long play “Paula”, donde debutó igualmente en acetato el también inolvidable Felipe Pirela. Hoy, nos vamos a referir a este capítulo de la historia musical de la ciudad. Primero, haremos una introducción recordando su breve etapa en “Los Melódicos” para luego contar sobre su incorporación a La Tremenda y terminar hablando acerca de la orquesta que fundó en Valencia con Memo Morales y que fue la banda que le acompañó hasta su muerte en 1994.

CHEO EN “LOS MELÓDICOS”

    Como dijimos antes, antes de entrar a La Tremenda, el maracucho había hecho una pequeña pasantía por los Melódicos, de Renato Capriles, cosa que tampoco recuerdan muchos seguidores del cantante. Con Renato, Cheo debuta en 1981, al inicio de la década prodigiosa de las orquestas bailables. Aparece por primera vez con Los Melódicos en el disco “Bienvenido”, de Favedica. En la portada, el cantante aparece con un smoking crema abriendo unas puertas blancas que tienen el logotipo de la orquesta. Allí, graba “La Malcriada” (de Víctor Gutiérrez) y “La Subienda” (de Gabriel Romero), entre otras.

   Al año siguiente, aparece en dos discos más de Los Melódicos: el segundo, con la orquesta de Renato se titula “Esta noche”. La carátula presenta un collage con fotos de los cantantes de la agrupación en acción. Allí, Cheo graba los temas suyos que más  sonaron con la organización de Renato Capriles: La Guacherna, conocido himno de los carnavales de Barranquilla, que adquirió nuevos matices en la voz del zuliano; Y “La Rumbantela”. El tercer L.P. (y último) fue titulado “Sensacional” y en él, García figura en la portada cantando en vivo en el estudio gigante de Sábado  Sensacional de Venevisión, con la banda de fondo. El disco contiene varios números interpretados por Cheo, entre ellos “Cuando yo muera” (de Neiba de Martínez) y “Ay, que merengue”, del compositor español Xavier Cugat.

    Con “Los Melódicos”, Cheo duró poco más de año y medio; pero, en ese tiempo dejó constancia de su popularidad  Su sola presencia opacaba al resto de los cantantes que le acompañaban, a pesar de que compartió con Manolo Monterrey, otro “monstruo” de la guaracha en el Caribe. Las cámaras de televisión se regodeaban con su figura y los aplausos no se dejaban esperar.

PA´VALENCIA ME VOY

    Luego, de estas grabaciones con “Los Melódicos”, el hombre que había grabado con Billo aquello de “Pa´ Maracaibo me voy” (de su propia inspiración, por cierto), agarra más bien pa´ Valencia, para cantar con La Tremenda. Así estaría la orquesta de José silva valorizada en todo el país. Cuando se fue Cheo, Renato diría que su voz  “sólo servía para cantar con la orquesta del maestro Billo”; pero, eso fue sólo para justificar que él no supo aprovechar al vocalista en su banda.

  En 1983, debuta con La Tremenda, con el long play titulado “La Tremenda para todas las Américas” que presenta a Cheo García, José Luis Marea, Perucho Navarro y a Gustavo Farrera en la carátula. En él, el zuliano canta – entre otros números – una trilogía de éxitos que tuvo cuando trabajaba con el maestro Billo, a saber Bocosó, Al paso y Sampa.

  Luego, participa en el long play “Póker de ases”, al cierre de ese mismo año. En el mismo, Cheo interpreta dos temas emblemáticos con la orquesta de José Silva: “Las ramas del tamarindo” (de autor desconocido) y “Ni calor, ni frío” (de Manny Delgado, quien también fue el productor del long play). Este último fue su tema más conocido con esta agrupación, el cual se consigue incluso en You Tube, actuando en el maratónico de los sábados de Venevisión.

     La estancia de Cheo García en Valencia fue aún más corta, pero plena de éxitos. No sólo en la ciudad, el zuliano se hizo sentir con la orquesta de José Silva en los programas de televisión de Amador Bendayán y en patios internacionales como en la hermana república de Colombia, donde sus nuevos temas fueron muy bien recibidos y a donde viajó en varias oportunidades con la agrupación carabobeña.

SE VA DE VALENCIA, CON ORQUESTA PROPIA

     La estadía de Cheo en Valencia sirvió además para alimentar un sueño: la de tener banda propia. Cheo coincide en Valencia con Memo Morales (otro ex de la Billo´s) cuando cantaba con La Inmensa, la orquesta de Renato Capriles, también carabobeño por cierto, establecida en la Sultana del Cabriales para competir con La Tremenda.

     Ellos dos traman la idea; pero, habría otro cómplice: Gilberto Riera Jr., trompetista estrella, arreglista y director emergente de La Tremenda, que vivía en Maracay, y quien se convierte en socio de los dos cantantes y director de la nueva banda y que saldrá retratado con ellos en las carátulas de los discos. Fue cuando nació “La Gran Orquesta de Cheo y Memo”, con cuna en Valencia; pero, con oficinas en Caracas. Les acompañan en el “tren delantero” José Luis Marea y Gustavo Farrera, vocalistas de La Tremenda. Por cierto, estas plazas fueron cubiertas por Renzo Lárez y Marisela Peña. Es decir que Cheo se llevó al trompetista – arreglista (y director emergente) y a dos de los cantantes de la banda de José Silva. Fue un “barbarazo”, sin dudas. Más “valenciana” no podía ser la orquesta, pues.

     La banda nace en 1984 y sus músicos fundadores fueron Jesús Márquez, Régulo Fernández, Pablo Rada y José Luis Marea, que tocaba saxo en los discos y cantaba en vivo, con “dos cambures”, pues  (en los saxofones); Gilberto Riera Jr., José López y “Chile” Vergara (en las trompetas); Edmundo Sanabria y Jesús Gerardo Palma (en los trombones); Rafael Prado (bajista), Eduardo Muñoz (pianista), Aníbal Sojo (baterista), y Néstor Méndez y Alberto Arias, en la percusión menor.

      Con La Gran Orquesta, Cheo y Memo grabaron dos long play. El primero, para el sello “Love Récord” de Sonorodven, que aparece en 1984 bajo el número 042, cuyos arreglos pertenecen a Luis Lupi, Carlos Guerra y al propio Gilberto Riera Jr. En el disco, Cheo canta “Canuto está mal”, “Preciosa” y “El bolsero”; mientras, Memo hace “Paloma loca”,  “Te quiero” y “Tú”. El segundo, fue grabado en 1988, para el sello Combo Récord´s, marcado con las siglas LP332075 y distribuido por Sonográfica. El disco fue arreglado en su totalidad por Gilberto Riera. En él, Cheo y Memo  cantan a dúo el tema “Te fuiste, maestro Billo” (de Humberto Zárraga), en homenaje a Billo Frómeta, que acababa de morir ese año, entre otros temas.

     Pero, el fuerte de la orquesta no eran estos temas de los discos, sino los que ellos habían hecho famosos con Billo, que eran lo que les pedían en las presentaciones en vivo. Con esta banda, nacida en Valencia y establecida en Caracas, Cheo García dejó de dar “brincos” y se estableció definitivamente hasta su muerte, ocurrida en 1994 en la ciudad de los Teques donde estaba residenciado con su última familia. No sin antes haber dejado su huella en la historia de las orquestas de baile de la capital carabobeña.

   Esta fue otra columna más de la saga “La época dorada de las orquestas en Valencia”. La semana que viene, les contaremos sobre la participación de Manolo Monterrey en La Tremenda (si, eso mismito) y luego hablaremos de Fernando Colina y su Banda Caribeña. En otra entrega,  escribiremos sobre tres agrupaciones musicales de la ciudad que tuvieron auge en esos años: Los Crooner´s, Sonora Monumental y el Grupo Antorcha. Y sigue la saga. No se lo pierdan.

Y HASTA AQUÍ POR HOY. SERÁ HASTA EL PRÓXIMO VIERNES, DIOS MEDIANTE. Cualquier comentario, por favor al correo [email protected]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir