¿Es posible levantar el control de cambio?

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Caracas, 6 noviembre 2014.- Los indicadores macroeconómicos hacen ver como muy lejana esta posibilidad por los momentos.

Durante más de once años, Venezuela ha vivido bajo un estricto control en la adjudicación y liquidación de divisas. Con diversos periodos de relativa holgura, en líneas generales, se han ido incrementando las restricciones de forma progresiva.

Incluso mecanismos complementarios como el Sitme, y luego el Sicad I y II no han logrado solventar los desequilibrios propios de un mecanismo que sobrevalúa de manera artificial la moneda local frente a las divisas globales al fijar un solo tipo de cambio sin variaciones. Dichos mecanismos han intentado apoyarse en el inventario de bonos de deuda pública con denominación en moneda extranjera en manos del Banco Central y las instituciones del Estado, pero este también es un recurso con limitaciones en el tiempo.

Ante la persistencia de un diferencial cambiario muy elevado, cuatro tasas referenciales en la economía, poca transparencia y creciente dificultad en el acceso a las divisas surge la pregunta sobre la posibilidad de levantar o al menos flexibilizar el control de cambio.

Aparte de las paridades establecidas por Cencoex, Sicad I, Sicad II y el mercado paralelo, existe un tipo de cambio denominado “de equilibrio” que corresponde a la división de la cantidad de dinero circulante y liquidez monetaria en general -que se expresa como M2 en la nomenclatura económica- entre el monto correspondiente a las reservas internacionales. Actualmente, esta cifra de liquidez se ubica en 1,61 billones de bolívares fuertes, un monto que si se divide entre los 20.243 millones de dólares de las reservas, da como resultado una tasa de aproximadamente 79,5 bolívares por dólar.

Como se puede observar, el resultado es inferior al tipo de cambio del mercado paralelo, de carácter más especulativo, pero es superior al más alto de los tipos cambiarios legales, como lo es Sicad II, alrededor de 50 bolívares por dólar.

Para levantar el control de cambio sin generar un fuerte impacto inflacionario y de depreciación de activos y deterioro económico en general habría que recurrir a un control estricto del comportamiento de la liquidez en forma previa. De igual forma, habría que incrementar en forma importante el monto de las reservas internacionales para establecer una paridad más cercana al actual tipo de cambio “real”, que algunos economistas calculan entre 25 y 35 bolívares por dólar y que resulta de establecer un promedio ponderado entre todos los tipos de cambio que funcionan en la economía.

Por lo visto, bajo las actuales condiciones, sin concentrar los fondos del Estado en las reservas del BCV ni controlar el incremento acelerado de la liquidez, se puede concluir en que no hay condiciones objetivas para pensar, por lo pronto, en un levantamiento o flexibilización del control cambiario.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir