La escasez de las medicinas y el riesgo de comprarlos en Internet

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

 

Maracaibo, 11 enero 2015.- “Encuentra todos los medicamentos fácilmente aquí”, se deja leer en un portal de internet que invita a los venezolanos a comprar mercancía médica por encargo vía online, página que contiene muchos comentarios y visitas dada la escasez de medicamentos que existe en el país actualmente y que incluye desde anticompulsivos hasta analgésicos.

“He conseguido un anticompulsivo que usa mi hijo por paquetes en internet. Es la única forma que tengo de asegurarme de que no le falte, porque cada falla implica una convulsión que me lo deja peor de cómo ya está”, expuso la marabina Federica Mc Gregor.

Aunque parezca un alivio tener medicinas en la casa, comprarlas por internet no es seguro en lo absoluto. Al menos esto es lo que opina, con experiencia de base, Mercedes Santana, directora de Asuntos Técnicos de la Cámara Venezolana de Medicamentos (Caveme): “Todo lo que se puede vender, también puede ser contrabandeado, adulterado o falsificado”, expuso y también señaló sobre este mercado ilícito que, según datos publicados por la Organización Mundial de la Salud, en el año 2010 generó ganancias ilegales por el orden de 75 mil millones de dólares, en todo el mundo.

“El 68% de los fármacos que se comercializan en internet son falsos o de origen ilícito. Se estima que hasta el 25% del mercado de medicamentos en Latinoamérica corresponde a productos ilegales o que, por ejemplo, 20 toneladas de fármacos falsos se destruyeron en Bolivia en 2011”, agregó.

Actualmente en el país, según la Federación Farmaceútica Venezolana (Fefarven), la escasez supera el 60%. La Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, Odontológicos, Laboratorios y Afines (Avedem) asegura que se reportan “faltas absolutas” hasta en 85% de los productos de salud. Más de 900 amputaciones de miembros inferiores se realizan en los hospitales venezolanos por falta de stents periféricos (tubos que se colocan en las arterias de la circulación periférica, para mantener las arterias abiertas en el tratamiento de estenosis) según un informe de Avedem enviado a la Asamblea Nacional en 2014.

El informe añade que se dejaron de colocar 750 marcapasos afectando al mismo número de pacientes. La Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales (Avch) informó que en Caracas, de 10 grandes clínicas, siete acaban de reducir sus intervenciones electivas, porque no hay suero, ni agentes anestésicos.

El mismo gremio pidió declarar la “emergencia humanitaria” ante la grave escasez que afecta por igual a hospitales públicos y clínicas privadas. “Hay más de 6.000 pacientes que esperan ser operados y no hay insumos para cubrir sus necesidades”, asegura la Avch.
El presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela (Fefarven), Freddy Ceballos, señala que la ausencia de las medicinas “propicia los ilícitos farmacéuticos. Está más que comprobado que más del 50% de los productos que ofertaban en Internet son ilícitos farmacéuticos”.

“Se han creado páginas web solo para comprar y vender mercancía. Algunas están vencidas, otras no tienen origen de procedencia o vienen de otros países, todas obviamente sin los permisos sanitarios venezolanos, lo que pone en duda su eficacia”, expuso el psiquiatra Martín Crespo.

En esto coincidieron los abogados Dianne Phoebus y Fernando Fernández, expertos en el área de ilícitos farmacéuticos, quienes aseguran que este mercado en el ámbito de internet ha crecido notablemente.

Ceballos señaló que existe una cadena de comercialización efectiva en el sector de fármacos que “es capaz de colocar el medicamento en 24 horas en el país, pero la situación que se está viviendo es que no hay liquidación de divisas”.

Agregó además que el sector de insumos médicos necesita alrededor de 5 millardos de bolívares y añadió que hay más de 700 permisos en Contraloría Sanitaria que “lamentablemente no salen” porque la persona a cargo no los firma.

Sin embargo, sostuvo que el 85% de esos permisos son renovaciones y sumó que “no hay yelco (cateter intravenoso), no hay con qué poner quimioterapia a los pacientes porque no se consigue ni uno en todo el país”.

Ceballos recalcó que la escasez de medicamentos e insumos médicos promueve los ilícitos farmacéuticos, especialmente por el ingreso de medicinas falsas a la nación.

“Los inventarios de la industria están debajo de los tiempos de reposición. Los productos que ingresan a la nación -a través de los laboratorios- tienen garantizada su calidad, más no así los que no poseen registro sanitario.

Agregó: “No es posible la situación que viven estos pacientes y lamentablemente no pasa nada”.

Recordó que “ninguna persona que no tenga un establecimiento farmacéutico puede garantizar la calidad de los productos” y conminó al Ministerio de Salud a tomar acciones contra esto.

A pesar que, de acuerdo con los expertos en medicamentos, en el país el mercado en internet es el de mano más pesada en materia de ilícitos, no se quedan atrás los fármacos que se venden en los mercados populares.

“¿Cómo lo quieres individual, por caja o por tableta?, expresa un vendedor de manera sigilosa, desconfiada, pero con la desenvoltura propicia de un comerciante. Esto a propósito de la solicitud de rivotril (un somnífero) que solo puede venderse bajo prescripción médica, pero obviamente este vendedor no pide ningún tipo de papel más que el de moneda.

Carmen Ruíz, marabina de 58 años, asegura que compra los somníferos en el famoso mercado Las Pulgas de Maracaibo: “Me lo venden unas guajiritas aquí que ya me conocen. Yo sé que no es legal y que me salen más caros, pero de lo contrario tendría que irme fuera de la ciudad para poder conseguirlo porque me he recorrido todas las farmacias y tú no sabes lo que es no poder dormir. Me da dolor de cabeza paso la noche dando vueltas en la cama y con una sensación de cansancio que ni te cuento. Prefiero estas pastillas aunque sé que me expongo a otros riesgos”.

Sin embargo, la Contraloría Sanitaria del estado Zulia ha hecho llamado a abstenerse de comprar medicamentos en cualquier ente que no esté registrado, debido a que: “Puede que no sea medicamento sino una fabricación falsa hecha con cualquier producto, puede que haya perdido el principio activo por la forma sin cumplir las normas sanitarias con que entró al país o puede que estén vencidos. “Es decir, se exponen a un riesgo de salud tanto por adquirir otra enfermedad como por no tener ningún efecto sobre la enfermedad que padecen”, señaló.
Autoridades del Ministerio del Poder Popular para la Salud señalaron que el portal www.mercadolibre.com.ve comercializa medicamentos falsos, entre los cuales se encuentra: Bridion 100 mg/ml solución inyectable intravenosa, Benutrex B12 inyectable, Riopan en sus versiones de 800 mg, 100 mg, 10 ml, en gel y Riopan 800 mg y 100 mg y en tabletas masticables.

Sobre la escasez y cómo ésta propicia la compra ilícita farmacológica, el exministro de Salud, Francisco Armada, expuso recientemente: “Tenemos un grupo de medicamentos que en efecto hemos reportado o tenemos reportes de fallas. Pero no solamente le hacemos el seguimiento a las fallas reales, sino también tenemos la obligación de hacerle seguimiento a las fallas virtuales. Cuando comienza un poco a pasarse información de que faltan hipertensivos, es importante hacerle un seguimiento a fallas reales a través de las cuantificaciones, como el seguimiento de los mensajes”.

“Hace poco —continúo— Ceoncoex publicó la gran cantidad de dólares que se han entregado para el suministro de medicamentos y ahí tenemos mesas de trabajo en las cuales hemos ido destrabando o desenmascarando algunas de las trabas”, dijo.

Nancy Pérez, actual ministra de Salud, hace dos meses denunciaba una distorsión en la distribución y comercialización, “porque cuando los productos llegan al puerto no son distribuidos a las farmacias, sino que se desvían por la frontera por contrabando”.

Sobre una posible fecha en que se pueda culminar con el problema de escasez de medicamentos en el país, Armada, antes de ser relevado, señaló: “Justamente tenemos que abordar los dos componentes, el componente real con todas las divisas que se han entregado al sector farmacéutico y esto debería permitir, en un cortísimo tiempo, el suministro habitual que tenemos en estos sectores. Tenemos otra iniciativa a nivel del contrabando; se habla muy poco de eso pero en los medicamentos son un componente importante aunque no tan vistoso como el de los alimentos y finalmente, el tema virtual que tenemos que seguir trabajando como es el caso de los medicamentes hipertensivos”.

Mientras se resuelve el problema de lo que hay, de lo que se dice que no hay pero que sí hay, de las marcas, de los principios activos, de las falsas informaciones de escasez en algunas medicinas, Venezuela ve crecer sin fuerte oponente aparente al mercado ilegal de los medicamentos, en otras palabras: es una guerra entre la escasez y los ilícitos farmacéuticos.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir