Estamos ampliando la Policía Municipal de Libertador

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Una realidad con la que se consiguió el alcalde de Libertador, Juan Perozo, cuando asumió el ayuntamiento en 2013, era que no contaban con una Policía Municipal. 

Fue un compromiso que él logró materializar en su gestión con el apoyo del gobernador del estado Carabobo, Francisco Ameliach, quien impulsó la construcción de la sede y solicitó, mediante un punto de cuenta, la aprobación de los recursos para la creación del cuerpo policial en una visita a Carabobo del Presidente de la República.  

En 2015 se concretó la creación del Instituto Autónomo de Policía del municipio Libertador, que hoy cuenta con 110 funcionarios, sumado a ello se ha dado una división de la jurisdicción en 15 cuadrantes, la activación de la línea de apoyo 0800-LIBERTA, el sistema de monitoreo con tres cámaras de seguridad, entre otros planes.

El Alcalde reconoce la incidencia delictiva en la zona, pero sumará nuevos programas este año, uno de los cuales tiene que ver con un plan especializado, principalmente en la parroquia Independencia. 

“Con la ampliación del cuerpo policial y de nuestros puntos de acercamiento a las comunidades, vamos a ir estructurando de una manera positiva la policía”, sostiene con optimismo el Burgomaestre, quien presentó un balance de su gestión con énfasis en seguridad, infraestructura, agua, desarrollo social y salud, lo que ha incidido en un antes y un después de Libertador. 

El distribuidor La Esperanza es una de las obras prioritarias que esperan terminar en su primera etapa este año, así como iniciar otras emblemáticas, entre ellas el Terminal Urbano de Tocuyito, que contará con todos los servicios, donde funcionarán siete líneas de transporte urbano, sobre todo para la zona agraria, y el Espacio Cultural en la plaza de Tocuyito con la finalidad de brindar a los ciudadanos un nuevo lugar de esparcimiento y de recreación.  

Un trato afable trasmite el alcalde Juan Perozo, quien parece ser un buen conversador, sin dejar de lado su carismática sonrisa. Habló con pasión de los recientes proyectos ejecutados, como son la inauguración de la primera empresa municipal de pintura y la primera embotelladora de agua, lo que ha permitido a su jurisdicción ir en crecimiento. 

Para el foro Desayuno en la Redacción, realizado en la sede de Notitarde, vino acompañado de Ronny Tovar, presidente del Instituto Municipal del Agua y de Aguas Libertador Embotelladora; Francia Ponte, directora de Infraestructura y Espacio Ciudadano; Angie Villegas, directora de Servicios Públicos, y Paz Capielo, directora de Gestión Comunicacional.   

Presentes estuvieron Gustavo Rízquez, director de Notitarde; Jorge Chávez Morales, subdirector; Karín Rivero González, editor-jefe; José Luis Camacho, quien escribe La Ventana; Rafael Reyes, reportero gráfico, y Marlene Piña Acosta, quien presenta el foro. 

El tema de la creación de la Policía Municipal dio inicio.                  

-Libertador no contaba con una Policía Municipal -recordó el alcalde- y efectivamente hoy es una realidad, gracias al apoyo del Presidente de la República y de nuestro gobernador Francisco Ameliach, quienes impulsaron el proyecto. Hay que recordar que el gobernador Francisco Ameliach en su época de candidato se comprometió plenamente con el municipio a garantizar la creación de la Policía. Este compromiso se materializó con un punto de cuenta que aprobó el Presidente, y el Gobernador ordenó la construcción de la sede que hoy tenemos. 

Además, recordó que el Instituto Autónomo de Policía de Libertador se creó en 2015 con 30 policías, dos carros y 10 motos, pero en la actualidad cuenta con 110 funcionarios, 14 radiopatrullas, una unidad de apoyo y 10 motos. “Son pocos los funcionarios, pero hemos ido en un proceso de incorporación paulatino y sostenido. En estos momentos tenemos un plan de incorporar, trimestralmente, alrededor de 20 funcionarios, por lo cual estimamos que, al final del año, terminemos con 200 agentes”.

“Como no se tenía nada, hemos establecido mecanismos de información para dar a conocer nuestro cuerpo policial, al igual que el área de la Policía Comunal desplegada en las escuelas y comunidades, lo cual nos permite ingresar a esa población vulnerable. Hemos dividido el municipio en áreas de vigilancia. Actualmente se cuenta con 15 cuadrantes que establece el Ministerio de Interior y Justicia, bajo la responsabilidad de la Policía Municipal, Guardia Nacional y de la Policía de Carabobo, distribuidos en las distintas comunidades”. 

“En junio de 2016 se activó la línea de apoyo directo 0800-LIBERTA, que hasta la fecha ha recibido más de 2 mil 500 llamadas. También en junio de 2016 se creó el Sistema de Monitoreo con 3 cámaras de seguridad de 360°, en puntos por donde se mueve más el comercio y la parte bancaria. Fueron instaladas dos en el sector de Pocaterra y una en el casco central. En 2017 estamos por iniciarlo en la avenida Nueva Valencia, específicamente en las áreas adyacentes al Mercado Mayorista, y en la avenida El Pao que es la zona comercial de la parroquia Independencia que también tiene unas características propias. Hasta la fecha hemos notificado más de 200 procedimientos al Ministerio Público y atendido a más de 3 mil 300 ciudadanos en nuestra sede de la Policía Municipal”. 

Con satisfacción precisó que en los tres cuadrantes que corresponden a la Policía Municipal en las zonas del Oasis, El Rosario y casco central, han logrado disminuir la incidencia delictiva en un 50%, desde su funcionamiento en 2015 y 2016, aunque reconoce que por la condición propia del espacio, los ciudadanos requieren es de la respuesta del Alcalde en torno a la seguridad. “También hemos puesto en marcha la Brigada de Policía Juvenil, una iniciativa de la Policía del estado Carabobo en el municipio, y nosotros la estamos copiando. Estamos en una discusión amplia con los sectores sociales, invitamos a los comerciantes, a las Iglesias cristiana y católica, y trabajando con las escuelas para un plan sobre todo de convivencia municipal que es lo que necesitamos en materia de seguridad”. 

También sostuvo que la gente ve muy bien el cuerpo policial. “Tiene muchas expectativas, producto de las condiciones propias del municipio, que es de los priorizados por la alta incidencia delictiva, hay que reconocerlo. A lo largo de la historia, no había institucionalidad, eran pocos los funcionarios que habían de los demás cuerpos”. 

Un plan especializado en materia de seguridad se pondrá en práctica en la parroquia Independencia. 

“Vamos a crear lo que es la división de la parroquia Independencia. Aunque es un mismo municipio son dos parroquias completamente distintas: La urbana Tocuyito y la de Independencia que es más rural, pero la gente necesita de una atención especializada. Para la parroquia Independencia se destinarán cuatro patrullas y aproximadamente 30 funcionarios. Van a estar allí metidos de cabeza con la intención de disminuir la incidencia delictiva. Estamos haciendo un trabajo en el Liceo Campo de Carabobo que tiene más de mil 400 estudiantes, es una institución emblemática de la parroquia. Hay reuniones todos los jueves con los padres y representantes, con la dirección de la escuela y nuestros policías, y esperamos en poco tiempo ir cambiando la realidad de nuestra parroquia”. 

-¿Cómo ha sido el aporte del Poder Ciudadano a los cambios en el municipio Libertador?

-La gente ha sido muy receptiva. Tenemos nuestro comité de vigilancia o de control policial que establece la ley, conformado por ciudadanos para controlar la actuación policial. Se eligió bajo votación directa en la plaza Bolívar de Tocuyito. Ante las situaciones irregulares que se puedan presentar, como en todo cuerpo policial, hemos actuado de manera firme con la destitución de funcionarios, remoción o suspensión dentro de lo que establece la ley. Tenemos reuniones constantes en  urbanizaciones y comunidades para que la gente haga control de la policía, pero que también haga uso de lo que es el cuerpo de policía como tal, y que sepa cuáles son las atribuciones y funciones. A veces no nos damos abasto, porque son aproximadamente 200 mil habitantes y tenemos 110 funcionarios, por lo que se nos acumula un conjunto de factores, más las condiciones de cómo fue conformado el municipio, pero el apoyo ha sido bien importante del sector comercial y de los ciudadanos.

Precisó que una de las cosas que han hecho en relación a esta área es crear espacios públicos para las comunidades. “En el municipio no había parques, ni plazas en buen estado. Solamente en el año 2016, en materia de servicios públicos en lo que respecta a alumbrado hemos hecho 3 mil 803 puntos de iluminación rehabilitados en las parroquias Tocuyito e Independencia, arrancando con las vías principales y paradas, que nos permitan garantizar la sensación de seguridad. En asfaltado logramos colocar 11 mil 208 toneladas en todo el municipio, lo cual nos dio una recuperación importante de las principales vías de todo el sector”.  

Hizo mención a la importancia de rescatar y crear nuevos espacios públicos, donde los ciudadanos tengan adonde ir. Mencionó la plaza Pocaterra, el parque del casco central, en la urbanización Libertador,  El Naipe,  Los Chorritos y en Nueva Valencia. Además, destacó el centro recreativo Apolo en honor al famoso luchador que vivió y murió en el municipio, donde era promotor deportivo. “Actualmente estamos construyendo nuestro primer polideportivo en la parroquia Independencia, donde ya culminamos el campo de fútbol con su pista de atletismo, y este año pensamos recuperar la cancha de baloncesto, con una inversión de alrededor de 300 millones de bolívares, lo cual representa la segunda etapa y su culminación”.  

Sin embargo, aclaró que el tema de la seguridad no se puede trabajar de la noche a la mañana. “Yo no puedo pretender que metiendo 500 policías y 50 patrullas ya acabé con la inseguridad. Tiene otros factores. Es multicausal y multifactorial esta área y nosotros tenemos que atacarla de raíz. Y buscar la manera de que a largo plazo genere las condiciones propicias para eso”. 

-¿Qué planes se tienen proyectados en materia de infraestructura?

-Queremos culminar el distribuidor La Esperanza. Es una obra que tiene 10 años paralizada, y que no nos deja bien parados, porque todo el que pasa por allí dice: ‘¡Bueno, qué va a pasar con esto!’. Nosotros asumimos este año el reto de culminarlo con recursos del Fondo de Compensación Interterritorial (FCI) y con el apoyo de la Gobernación de Carabobo, que también invertirá recursos para culminar la obra, la cual ya está en la etapa de movimiento de tierra. El que pase por allí podrá ver que se está trabajando alrededor del distribuidor. Las escuelas de Ingeniería y Arquitectura de la UCV hicieron las pruebas de carga, pero sí se puede arrancar y culminar al menos en una primera etapa, que sería sentido Valencia-Tocuyito para el retorno. El distribuidor La Esperanza está ubicado frente a la estación de servicio Santa Paula, pero la obra permitirá un retorno para los que se dirijan desde Valencia hacia Campo de Carabobo sin tener que entrar a la ciudad, al igual que para quienes transiten desde Campo de Carabobo y se dirijan hacia el occidente de Carabobo o el estado Lara. Es una obra importante en materia de infraestructura, porque descongestiona nuestra ciudad y da incorporación a toda una ala del municipio que está creciendo. 

En materia alimentaria informó sobre la creación de la Red de Distribución de Alimentos de Libertador (Redal C.A.), que permite hacer un enlace con los productores de la zona, a los cuales les compra la mercancía, aunque también se apoyan en las empresas privadas que funcionan en el municipio para los operativos en las comunidades. 

Se refirió a la creación de la primera empresa municipal de pintura Pintacolor Tocuyito C.A., creada el 16 de octubre de 2016, para brindar a los ciudadanos la oportunidad de adquirir productos a bajos precios.

En materia de agua, explicó que fue creado el Instituto Municipal del Agua con la finalidad de idear otras alternativas, como por ejemplo la primera Empresa Municipal del Agua, una embotelladora con una capacidad de producir dos mil botellones diarios de 18 litros para beneficiar a 700 familias del municipio, a un costo súper económico, porque cada botellón cuesta 200 bolívares con puntos de distribución a lo largo del municipio.

Ronny Tovar adicionó que se tienen 18 puntos de distribución, cuatro de ellos en la parroquia Independencia y 14 en Tocuyito, pero la meta es crear la Empresa Municipal del Agua en la parroquia Independencia. 

También en materia de agua, el Alcalde precisó que el año pasado realizaron 25 rehabilitaciones de pozos de agua, y para 2017 prevén recuperar 13 con una inversión de Bs. 50 millones, además de la construcción de otros cuatro con el apoyo del FCI y el Gobierno regional en las zonas de San José, Villa Valencia, Eucalipto y La Yaguara. 

Ronny Tovar adicionó que en el municipio se tienen 125 pozos de agua que surten a las diferentes comunidades, y se gestionan recursos para la rehabilitación de 16 de ellos en el segundo semestre del año.  Además, adelantó la incorporación de nuevos acueductos con una inversión de Bs. 33 millones para la compra de la tubería. “Estamos trabajando en el área, solicitando también a Hidrocentro un apoyo más fuerte. Ciertamente se deben a toda la región, pero por nuestra parte hemos estado haciendo el trabajo con la intención de resolver el tema del acceso al agua potable de nuestra gente. Pero aún así sí tenemos un trabajo sostenido”. 

-¿Cómo va la distribución  de los CLAP en el municipio Libertador, hay una determinación de que deben ser productivos? 

-Actualmente tenemos la expectativa de abastecimiento de alrededor del 80% de la población del municipio, que es bastante. Tenemos una meta de 37 mil 600 cajas CLAP, acompañado de Redal C.A. que permite la incorporación de alimentos en las otras semanas a las comunidades, por lo cual hay como una circulación del abastecimiento. 

Hizo referencia a las asociaciones con productores privados que apoyan en la venta de un número de toneladas semanales, al igual que con productores locales. “Estamos distribuyendo granos procedentes del estado Portuguesa, es una marca nueva, y buscando la manera de llevar productos terminados a las comunidades”.

Es un fiel promotor del municipio como espacio para la inversión. Recordó que Libertador fue nombrado por la Cámara Inmobiliaria de Carabobo como el segundo municipio con mayor posibilidad de crecimiento en 2015. 

Mencionó además la rueda de negocios que les permitió llamar a un conjunto de inversores, y actualmente tienen la incorporación de  más de 250 patentes en la jurisdicción. “Tenemos terrenos municipales que estamos poniendo a disposición de los empresarios para que vengan a invertir, al igual que empresas que se han instalado y otras que están por instalarse que van a dar la capacidad de crecimiento”. 

En el área de salud mencionó la labor de la Fundación Centro de Salud Comunal y Desarrollo Integral (Cesade). El año pasado se dieron 6 mil 642 atenciones, beneficiando a 23 mil 466 personas, se ofrecieron 151 jornadas y operativos con 26 mil 391 beneficiados.  

Otro de los programas que desarrolla su gestión  es “La Salud va a tu Escuela”, creado con la finalidad de garantizar a las niñas, niños y adolescentes una atención integral en salud a través de las visitas a los planteles educativos. “Actualmente estamos haciendo una especie de rescate de la Maternidad María Ibarra. Estamos atendiendo alrededor de 10 partos diarios. Contamos además con módulos de Insalud, y desarrollamos el programa dirigido a los adultos mayores. Hay 83 ancianos que desayunan, almuerzan y meriendan. Hemos hecho un esfuerzo, porque al igual que con los niños son vulnerables en el tema de la alimentación”.     

-¿Ya se tiene el cronista de la ciudad?

-Estamos en pleno proceso del nombramiento.

(Ventana)

Hombre de múltiples tareas

La rutina del alcalde del municipio Libertador, Juan Perozo, comienza a la 5:00 de la mañana. Su primera obligación es con sus tres hijos, de 11, 7 y 6 años, que lo despiertan y de inmediato él tiene que correr contra el tiempo para prepararlos, junto a su esposa, para el colegio.

Una vez que completa esa primera tarea, se dirige a ejercitarse en el Campo de Carabobo, lugar que está ubicado en el municipio Libertador, donde él dedica una hora diaria para trotar 5 kilómetros. Es una de las formas que tiene para de drenar lo que le haya ocasionado algún estrés del día anterior, para luego tener un día con más dinamismo. 

El Alcalde está sentado en una silla de cuero color marrón; sus marcos finos están elaborados de metal brillante. Sus brazos reposan encima de una mesa redonda y, al mismo tiempo, responde una serie de preguntas sobre su vida personal.

Sus respuestas se escuchan con un tono apacible. Comenta que a diario se dedica a hacer múltiples tareas en los ámbitos gubernamentales de la Alcaldía del Libertador, además tiene dos grandes responsabilidades que asumir, ser esposo y padre de tres hijos quienes lo complementan.

La jornada laboral para él comienza a cualquier hora del día. Frecuentemente tiene que visitar  las comunidades, también tiene que coordinar estrategias relacionadas a su gestión política. Cuando está un poco desocupado, aprovecha de leer las obras literarias del escritor y periodista Gabriel García Márquez y unos de los libros de mayor preferencia es el de Cien Años de Soledad. Otra actividad que hace dentro de su hogar es cultivar plantas de frijol y yuca, lo se evidencia el interés que siente por la agricultura.

Al hablarle del béisbol venezolano, mueve sus expresiones faciales y corporales, lo que demuestra una gran sensación por la pelota. La pregunta sobre a qué afición pertenece, tardó aproximadamente seis segundos en hablar, donde demostró su pasión por el equipo melenudo de los Leones del Caracas. 

“La verdad verdad, soy de los Leones”, confesó, pero su corta respuesta generó risas en las once  personas que estaban en el salón de reuniones de la redacción de Notitarde, donde parece que la gran mayoría presente en lugar tiene su preferencia por el conjunto pelotero local Navegantes del Magallanes.

Comentó que recientemente se la pasó “estresado y trasnochado” por ver el Clásico Mundial de Béisbol. Otras de las inquietudes que responde es cómo fue su primer acercamiento con los medios de comunicación social. Indica que para su primer momento fue muy positivo “de verdad que nunca tuve inconveniente con los periodistas, siempre ellos me han tratado con respeto y con profesionalismo, todavía no he sido víctima de una pregunta difícil, siempre respondo de la mejor manera para salir bien parado”.

Perozo a pesar de que tiene 34 años, narra con entusiasmo un poco sobre su rutina diaria, dónde sintetiza que la mayor parte de su tiempo está enfocado sobre el compromiso que tiene como Alcalde del municipio Libertador y su fiel apego a su familia.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir