Evo Morales: "El peor pecado de la humanidad es el capitalismo"

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Roma, 30 octubre 2014.- El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró hoy en Roma que "el peor pecado de la humanidad es el capitalismo", un modelo que, dijo, favorece "crisis alimentarias y financieras" y que no erradica el hambre por su "ansia de ganancia". 

Morales acudió hoy a la sede de la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) en Roma, donde presidió la conferencia "Diálogo sobre Nutrición", organizada por el G-77. 

En su intervención Morales afirmó que "el hambre es una violación a la vida humana" y que "los alimentos no son mercancías sino el resultado de la madre tierra". 
"A veces hablamos solo de los derechos humanos como contrarios a la violencia, pero el verdadero derecho humano es una buena alimentación", subrayó Morales, para lo que, explicó, son necesarias tierra, agua y energía. 

Reclamó el derecho de todas las personas a "tener alimentos sanos y nutritivos, un derecho fundamental a no pasar hambre, para conservar la capacidad física y mental". 

Consideró que "un mundo digno es un mundo sin hambre" y pidió "todos los esfuerzos" a nivel internacional para satisfacer las necesidades alimentarias y "erradicar el hambre, la desnutrición y la malnutrición".

Para ello, estimó necesario atender "a los más vulnerables", entre los que señaló a los niños y niñas y a las mujeres lactantes. 

Morales recordó que hay 800 millones de personas en el mundo infraalimentadas y malnutridas y que "24.000 personas mueren al día por hambre", un 16 % del total de las muertes que se producen a diario y que son, en su mayoría, "de niños de menos de cinco meses". 

Además, incidió en que la seguridad alimentaria y la nutrición son indispensables para lograr un desarrollo sostenible y destacó que "los países en desarrollo son más vulnerables al cambio climático". 

"No permitir que se generalicen los alimentos modificados genéticamente es prioritario para salvar el planeta", aseguró Morales, quien abogó por "construir una comunidad de alimentos respetando la madre tierra, para alimentarse bien y vivir bien". 

Morales, que se definió como "pequeño agricultor, y ahora presidente", repasó algunas de las medidas que como gobernante ha impulsado para apoyar las actividades agropecuarias de su país, entre las que destacó créditos con bajo tipo de interés o donaciones a los pequeños productores. 

"El estado pone el 70 % u 80 % de la inversión y, con poca plata, da una oportunidad a las familias para que puedan mejorar", explicó. 

Como el "gran problema de Bolivia" señaló la falta de agua, tanto potable como para el ganado y defendió que "dotar agua potable es como dotar salud". 

En este sentido, Morales abogó por que el agua sea "un derecho fundamental" y aseguró que "un gobierno que privatiza el agua no está respetando un derecho individual y colectivo". 

De su gestión defendió también que el estado se haya hecho con el control sobre la alimentación y "si sobra, se exporta y, si no sobra, no se exporta", algo que, dijo, tiene el objetivo de garantizar los alimentos frente al "intermediario político". 

En definitiva, afirmó que, desde que llegó a la presidencia de Bolivia, se ha desarrollado una "revolución agrícola", que ha logrado una redistribución de la tierra. 
"Ya no hay grandes acaparadores", afirmó, y, además, se ha conseguido que "casi la mitad de las tierras" pertenezcan a mujeres, algo que antes estaba prohibido, según dijo. 

También comentó que su país tiene un problema con el trigo, cereal que "Estados Unidos y Canadá donaban a Bolivia" pero que, desde que fue elegido presidente, en 2006, "ni siquiera nos venden", un problema al que ayudó la "solidaridad de la presidenta argentina", Cristina Fernández. 

"Ahora soy enemigo de las donaciones de alimentos porque depender de otros países es grave, te conspiran y manejan, lo vimos con EEUU", subrayó. 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir