Falleció a los 88 años la Duquesa de Alba víctima de una neumonía

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Madrid, 20 de noviembre de 2014.- La Duquesa de Alba, Cayetana Fitz-James Stuart, murió en Sevilla a los 88 años tras varios días en los que gran parte de España estuvo pendiente del deteriorado estado de salud de su aristócrata más famosa, que atesoraba más de 40 títulos nobiliarios y un patrimonio incalculable.

Según la información entregada por el Gobierno local, la estimada dama del pueblo español perdió la vida víctima de una neumonía que terminó por afectar gravemente su salud. 

Después de que la familia informara a los reyes Felipe y Letizia de la muerte de la aristócrata con más títulos de España, ocurrida la noche del miércoles, Juan Ignacio Zoido, alcalde de la ciudad del sur en la que vivió sus últimos años, la anunció en la mañana de ayer. 

“Doña Cayetana siempre llevó a Sevilla en el corazón y por eso permanecerá para siempre en el corazón de Sevilla. Descanse en paz”.

La tercera mujer en dirigir la Casa de Alba en sus más de 500 años de historia -era tataranieta de la duquesa inmortalizada por Goya- murió en el Palacio de Dueñas, uno de los más importantes que poseía junto al de Liria, en Madrid, en el que nació en 1926. 

Este jueves, a primera hora de la tarde, cientos de personas recibieron con aplausos el féretro en el ayuntamiento de Sevilla. Allí se instaló la capilla ardiente, que se llenó rápidamente de personas que quisieron despedir a uno de los personajes más célebres del país. 

Habitual en la prensa rosa, aficionada a los toros y al flamenco, mantenía fuertes lazos con Sevilla, donde el Alcalde decretó un día de luto por su muerte. 

Catorce veces Grande de España, llegó a atesorar casi 50 títulos nobiliarios, entrando en el Libro Guinness de los Récords, aunque en los últimos años cedió varios a sus hijos. 

Pero pese a sus orígenes, la Duquesa fue una rebelde y escandalizó a su clase saliéndose durante toda su vida del papel que la sociedad más conservadora esperaba.

Se definió en su día como “felipista”, refiriéndose al socialista Felipe González, jefe del gobierno español de 1982 a 1996, del que se hizo amiga. Provocadora y rompedora, hizo siempre lo que quiso, ya fuera vistiendo prendas hippies nada habituales en gente mayor o -viuda por dos veces- casándose hace tres años contra el deseo de sus hijos con su tercer marido, Alfonso Díez, un funcionario 25 años menor que ella al que conocía de décadas atrás. 

Hoy viernes se celebrará en la catedral de Sevilla su funeral, que presidirá en el altar mayor el arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo. La infanta Elena, hermana de Felipe VI, representará en él al Rey, que ayer telefoneó a la familia para darle su pésame. 

Cayetana murió acompañada por sus seis hijos y su marido, al que los descendientes de la Duquesa aceptaron después de       que antes de casarse decidiera repartir en vida su copiosa herencia para disipar las dudas sobre aquella boda. 

La revista “Forbes” la situó en 2013 en el octavo puesto de los más ricos de España, con un patrimonio que calculó en unos 3.000 millones de euros (más de 3.760 millones de dólares). 

Pero lo cierto es que la cifra es incalculable porque al dinero se suman palacios, castillos, fincas, explotaciones agrícolas, valiosas obras de arte -Goya, Tiziano, Rubens, Rembrandt, El Greco…- un importante archivo histórico, una biblioteca que entre 18.000 volúmenes cuenta con la primera edición de “El Quijote”, etc. 

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, la alabó como “una figura relevante de las artes, el coleccionismo y el mecenazgo” en el telegrama de pésame que envió a la familia. 

Tras el funeral será incinerada. Sus cenizas serán depositadas en la iglesia sevillana del Cristo de los Gitanos, del que era devota, según medios locales. 

El nuevo duque de Alba es el primogénito, Carlos Fitz-James Stuart, hijo como los otros cinco de su primer marido, Luis Martínez de Irujo, ingeniero y abogado metido en política. De él enviudó tras 25 años de matrimonio y      seis años después se casó con Jesús Aguirre, ex jesuita progresista, de quien aseguró que fue la persona más importante de su vida. Enviudó de él 23 años después de su boda. 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir