Farandulazo

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Vicente Gramcko

MENI, LA LLANERA ALTIVA

Hay producciones de videos musicales que llaman la atención desde un primer momento. Hay varios elementos que considerar para tal cosa. Entre ellos, están el planteamiento audiovisual, la canción, armonías musicales y la calidad de los intérpretes. Hoy vamos a dedicar la columna a uno de estos trabajos: Llanera Altiva, a cargo de Meni y el grupo musical “Otra Vaina”.

LA INTÉRPRETE

Meni, con este curioso nombre se hace llamar la hermosa Carmen Omaña, joven estudiante recién graduada de bachiller, quien viene de formar parte de la agrupación musical gaitera Parachoque Band, del colegio Juan XXIII, el cual integró como miembro de la promoción número 47 de ese plantel y con el que logró el primer lugar en las competencias de gaitas intercolegial a niveles regional y nacional.

En esta oportunidad, y de manera formal, incursiona por primera vez en el canto profesional cuando la productora musical “Otra Vaina” le da la oportunidad de participar en uno de sus proyectos, otorgándole la responsabilidad  de interpretar el tema “Llanera Altiva”, con el que se le rinde un hermoso homenaje a “La madre cantora de Venezuela”, Lilia Vera.

La voz de Meni es indiscutible. Es bonita y poseedora de un instrumento de gran fuerza y proyección que representa el talento joven que se levanta con ánimos de ver crecer el acervo cultural venezolano, con esfuerzo y calidad propia. Después de haberse dado a conocer en el género gaitero, prueba ahora con la canción nacional, abordando un número prácticamente emblemático y sale airosa en su intento.

LA CANCIÓN

El tema en referencia es “Llanera altiva”, cuya letra fue escrita por el poeta Alberto Arvelo Larriva, mientras que la música fue compuesta por el folclorista Rafael Salazar. El mismo fue grabado por Lilia Vera en 1974, en su álbum “Lilia Vera Vol. 3”, del recordado sello Promus.

Meni interpreta el número apoyándose en dos instrumentos de cuerda que le sirven de contra canto: el violoncello y la mandolina de Gustavo Ruiz, quien viene de integrar la Orquesta Sinfónica de Venezuela y la Orquesta Típica Nacional. Las tres voces logran un trabajo de filigrana que atrapa al oyente, por su cálida afinación y acertada armonía.

Todo se complementa con la percusión de “saltaperico” Jesús “Chúo” Rodríguez, la guitarra de Douglas Montenegro, el cuatro de Pedro Rivas y las maracas de Aldo Älvarez, que conforman el marco musical del lienzo que nos presenta la maravillosa pieza que, en su momento, atrapó la atención de la Vera en su memorable disco, y que ahora regresa (en esos “juegos” del destino) para homenajearla.

Los arreglos de Ruíz y de Montenegro, más la dirección de este último, logran dar el “toque de gracia” que conforman la guinda sobre el pastel.

EL VIDEO

El trabajo audiovisual estuvo a cargo de Luis Corrado hijo. Se nota el manejo plástico del lenguaje audiovisual en manos de quien se ha convertido en el “enfant terrible” del cine del centro del país, pues a su corta edad ya es una referencia obligada en el trabajo audiovisual de la región.

Con gran facilidad, combina el ritmo de los planos, la conversación entre los mismos y de las locaciones, lo que hace lucir aún más la belleza del discurso melódico, en un manejo brillante de un  discurso que forma parte de la dirección y producción general de Douglas Montenegro, el principal artífice de este regalo para los ojos y oídos de todos. Este es el link para disfrutarlo: https://www.youtube.com/watch?v=RBDiD9ivIcI

HASTA AQUÍ POR HOY. Cualquier comentario pueden escribirlo al correo [email protected]

 

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir