Farandulazo

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Vicente Gramcko, Columnista de Notitarde.

El año nuevo trajo también malas nuevas. Una de ellas fue la desaparición física de un amigo y colega articulista de esta diario. Se trata de Nelson Bejarano, quien por muchos años escribió la columna Súper discos, en nuestra sección de espectáculos.

Era nativo de Ocumare de la Costa, del vecino estado Aragua Desde niño, se sintió atraído por el mundo de la radio, en ese entonces bastante novedoso. Fue testigo de excepción de la mejor época de uno de los medios audiovisuales de mayor penetración mundial, en años en los cuales no existía aún la televisión.

Muy joven partió a Caracas, para estudiar la locución y obtuvo su título del entones Ministerio de Transporte y Comunicaciones, que era la institución oficial que expendía la titularidad de los locutores comerciales venezolanos. Estuvo entre los primeros cinco mil egresados.

Hizo algunos avances en varias emisoras caraqueñas, antes de decidirse a viajar a España. En el viejo continente, aprendió mucho de los profesionales del micrófono de la madre patria y aprovechó para hacerse de varias amistades.

Luego de un tiempo, regresó a su país, para instalarse de nuevo en Caracas, donde dirigió una agencia de publicidad, con los conocimientos adquiridos en tierras españolas.

Más tarde, decidió establecerse en Valencia. Fue parte del staff de productores independientes de Valencia 12.20, donde dejó sentir su voz y su profesionalismo en varios micros noticiosos que la emisora programaba durante el día.

De un tiempo para acá, comenzó a escribir su columna Súper discos, la cual compartía con la nuestra las mismas páginas de la sección de espectáculos. En ella, Bejarano escribía sus percepciones sobre el mundo discográfico internacional.

Por mis ocupaciones como docente, compartí poco con Bejarano, aunque si nos encontramos con cierta frecuencia. La última, fue durante la realización de un programa de la serie “La Conversa Musical”, que mantenían Nelson Laya y Luis Palencia los sábados en Valencia 12.20. Ese día, hasta cantamos, acompañados por el trío Anaconda. Recuerdo que el entonó – con buena voz, por cierto – el tema “Los ejes de mi carreta”, de Atahualpa Yupanqui y Romildo Risso. Disfrutamos un mundo.

De un tiempo para acá, Bejarano venía sintiéndose deprimido; especialmente, por la muerte de uno de sus hijos, con el cual mantuvo mayor acercamiento. La noticia de su muerte nos deja con un mal sabor, sobre todo en el advenimiento del  nuevo año. Fue un gran profesional, buen padre y amigo. No queda más que pedirle al Señor por la paz de sus restos. Qué en paz descanses, colega Bejarano…

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.