Notitarde – Sucesos de hoy – Noticias – Venezuela – Valencia – Bejuma – San Diego – Guacara – Los Guayos – Naguanagua

Farandulazo

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Vicente Gramcko, Columnista de Notitarde.

Posiblemente, el lector pueda pensar que haya sido Carmen Victoria Pérez o Maytee Delgado; pero, tal afirmación es equivocada; pues, fue Paula Bellini, una italiana  que – además de cautivar a todos los televidentes con su belleza y profesionalismo – fue capaz de inspirar a grandes compositores como Billo Frómeta y Porfi Jiménez, quienes le escribieron canciones.

De origen italiano, Paula Bellini, fue – además – la primera mujer animadora de la historia de nuestra televisión (comenzó en 1958), pues –  para ese instante –  la animación era algo exclusivo para hombres.  Hoy dedicaremos nuestra columna a Paula Bellini…

UNA ÍTALO VENEZOLANA

Poco se ha escrito de Paula Bellini. Se dijo que Renny Ottolina la había traído a Venezuela, una vez que la conoció en uno de sus tantos viajes a Europa. Lo cierto es que trabajaba para Radio Caracas Televisión, que se veía en ese momento a través de los canales 2, 3, 7  y 10. En Puerto Cabello, donde vivía para ese entonces, la señal de esa emisora llegaba por el último. En Valencia, entraba por el canal siete.

Para 1958, la televisión venezolana cumplía escaso cinco años de haberse inaugurado. En la pantalla, el rostro de Paula Bellini se reflejaba radiante y la teleaudiencia, que todavía se mostraba impactada ante la entrada del nuevo medio de comunicación, quedó prendada de la belleza de aquella locutora de cabello claro que se robaba las cámaras y la atención de todos.

Paula Bellini aparecía en el programa “Week End con las Estrellas”, que animaba Bing Ben, un locutor norteamericano que anunciaba los estrenos cinematográficos de las salas caraqueñas. El espacio se transmitía todos los sábados de una a dos de la tarde.

Su presencia en la pantalla chica provocó que  las portadas de las revistas y las páginas de los diarios venezolanos no tardaran en publicar fotos de la atractiva muchacha.

SE ME VAN LOS OJOS, PAULATINAMENTE…

Para 1960, el maestro Billo Frómeta acababa de reorganizar su orquesta para lanzar la etapa definitiva de la misma, con Felipe Pirela y Cheo García por primera vez  en sus filas, luego de regresar del exilio cubano.

Entre las canciones que preparaba para el esperado regreso de su banda, tenìa joyas como “Puerto Cabello” (de Ítalo Pizzolante), su inmortal “Canto a Caracas” (de su autoría) y un tema dedicado a la animadora que cantaría Cheo García y que llevaría por nombre “Paula”, (también escrita por él) dedicado a la Bellini.

La canción está dedicada a la dama en referencia y su letra que parece una declaración de amor, donde el maestro Billo utilizaba un juego de palabras en el que – más o menos – decía que cuando estaba frente a Paula “se me van los ojos, se me va la calma, paulatinamente”.

El fresco rostro de la bella animadora sería utilizado en la portada de este long play que – para más decir  – lleva el nombre “Paula”. El mismo es considerado el más importante de la orquesta por sus coleccionistas. En lo personal, tengo el vinilo original en mono de 1960, el acetato estéreo de la década de los ochenta y el CD que sacó el sello CBS (hoy Sony) bajo licencia de Caraballo Gramcko, su productor inicial.

ME GUSTA PAULA BELLINI, ¿A QUIÉN NO LE VA A GUSTAR?

No fue la única canción que se le dedicó a la hermosa muchacha. También otro gran músico dominicano residenciado en Venezuela, le escribió un tema. Se trata de Porfi Jiménez.

Ambos, tanto él como Billo, habían conocido personalmente a la Bellini durante sus presentaciones televisivas y habían quedado prendados con su belleza. Sin importar que el autor de “Epa, Isidoro” le hubiera cantado a Paula, Jiménez también le compuso un tema.

“Me gusta Paula Bellini, ¿a quién lo le va a gustar?”, decía la canción interpretada por la banda de este dominicano, quien había sido rival de su compatriota Luis María Frómeta desde la década anterior, pues se disputaban la popularidad en los bailes en la Caracas de entonces. Aquí parecía que se peleaban también por la atención de la muchacha. Aunque, ninguno de los casos acabó en romance (por lo menos que se sepa).

SE FUEPARA ITALIA

Así como llegó, en medio de un misterio poco usual en los artistas de la televisión, la Bellini se despidió de Venezuela – en 1964 – para dedicarse a trabajar como animadora de TV en su natal bota itálica. Y nunca más se supo de ella.

Dejó detrás de sí una estela de admiradores y hermosos recuerdos de una Venezuela que aún despertaba a los encantos de la televisión y de todas las tecnologías que llegaron después.

Aunque las generaciones actuales no hayan escuchado de ella, lo cierto es que ninguna de nuestras mujeres de televisión ha logrado tanta popularidad. Su caso es sólo comparado con el de Susana Duijms, nuestra primera Miss Mundo, a quien también Billo le dedicó un tema..

Hoy,  recordamos a Paula Bellini en esta trinchera periodística, como una de las páginas más interesantes de la historia de nuestra farándula nacional.

Y HASTA AQUÍ POR HOY. Cualquier comentario, favor escribirlo al correo periodistavicente12@ gmail.com

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.