Fieles y amigos dieron el último adiós al Capellán de UC

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Valencia, agosto 2.- En horas de mediodía de ayer, la parroquia San José, en Valencia, acogió a los sacerdotes, familiares, amigos y fieles que se congregaron para dar el último adiós al presbítero Miguel Antonio Galíndez Ramos, quien fue capellán de la Universidad de Carabobo (UC) y falleció la madrugada del pasado viernes, luego de sufrir un infarto.

Los actos velatorios consistieron en la celebración de la eucaristía de cuerpo presente, presidida por  monseñor José Jiménez y concelebrada por monseñor Roberto Sipols, ambos vicarios de la Arquidiócesis de Valencia, junto al presbítero Miguel Jiménez, párroco de la iglesia La Misericordia del Señor.

En la misa, en la que participaron igualmente los sacerdotes del clero de Valencia y un grupo de seminaristas, monseñor Sipols destacó la labor del padre Galíndez, especialmente en la universidad, donde "demostró el amor a los hermanos". 

Primer capellán de la UC
El presbítero Miguel Galíndez fue el primer capellán de la Universidad de Carabobo, así como de toda capellanía universitaria en Venezuela. Así lo dio a conocer el vicerrector académico de la UC,  profesor Ulises Rojas, quien expresó que su fallecimiento "deja un profundo vacío" en la casa de estudios.

"Fue un amigo, pero también un académico a carta cabal; dispuesto a conversar sobre diversos temas, con todos los miembros de la comunidad universitaria y los que tuvimos la dicha de conocerlo", relató.
Galíndez, quien fue jefe del Departamento de Filosofía de la Facultad de Ciencias de la Educación, también impartía la cátedra de Sociología. 

Luego de ser capellán de la UC por alrededor de cinco años, comenzó su trabajo pastoral como vicario adjunto en la iglesia de San José, colaborando con el párroco Máximo Rodríguez.

Rojas añadió que "él siempre atendía al universitario con un sentimiento especial, porque creía en el desarrollo de la humanidad en la universidad".

Padre Joel: "Hemos ganado un amigo en el cielo"

El rector del Seminario Arquidiocesano Nuestra Señora del Socorro, el padre Joel Núñez, se refirió a Galíndez como "un gran sacerdote que desempeñó un trabajo ejemplar, sobre todo en la universidad, donde mantuvo siempre el carisma de la docencia".

Manifestó que aunque lamentan despedirlo físicamente, "sabemos que hemos ganado un amigo en el cielo". El sepelio se llevó a cabo en la tarde, en el Cementerio Municipal de Valencia.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir