Francisco y Cecilia: 73 años de amor, fuerza y unión (2242462)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Francisco permanece callado por momentos; prefiere que sea Cecilia quien explore en su memoria los vagos recuerdos del amor que desde hace 73 a?os los une. Sostiene en su pierna la mano arrugada de ella, sus ojos brillosos la miran fijamente cuando la escucha decir que es feliz junto a ?l y la anima a contar nuevas an?cdotas acarici?ndole el cabello casta?o.

En la d?cada de los 30, ?poca de cambios en Venezuela, las familias Sandoval Franco y Assef Raidi eran muy cercanas. En una de aquellas reuniones vespertinas en las llanuras de Cojedes, Francisco Sandoval se percat? del encanto de Cecilia Assef, belleza de rasgos libaneses y extra?as man?as. Entonces, se propuso cortejarla. Ella lo acept? encantada.

Iniciaron un romance con cartas de amor y encuentros clandestinos desde las ventanas. El ?nico obst?culo que se presentaba: La distancia. Francisco viv?a en Tinaquillo y Cecilia se encontraba en la ciudad de Valencia cursando estudios de bachillerato en el Colegio Nuestra Se?ora de Lourdes. Solo se cruzaban cuando ella escapaba de la capital para disfrutar las vacaciones en tierras cojede?as.

Diez a?os de noviazgo transcurrieron hasta que decidieron unir sus vidas. Francisco viajaba desde Tinaquillo hasta Valencia para visitar a Cecilia. Cuentan que en una ocasi?n lleg? con el traje encogido y empapado tras una fuerte lluvia que se desat? en el camino. Cabizbajo, se regres? porque ella no se encontraba en casa. Y despu?s de tantas vivencias compartidas, el sentimiento se afianz? y empezaron un futuro para siempre.

Entre risas t?midas, Cecilia confiesa que Francisco le parec?a un hombre guapo. -?Claro que me gustaba!, sino no me hubiese casado-. Para ella fue inevitable cautivarse ante sus detalles, atenciones y firme car?cter.

Pedir la mano result? f?cil para Francisco, pues contaba con la aprobaci?n y aprecio de su futuro suegro. La boda se celebr? el 25 de diciembre de 1940 en una iglesia de Tinaquillo y se mudaron definitivamente a Valencia.

?l -llanero al fin- ejerci? el oficio de ganadero y en sus ratos libres jugaba bolas criollas y domin?; ella se entreg? a las labores del hogar, a la costura, rezaba el rosario y asist?a a misa cada d?a. Uno era el soporte del otro.

-?Y los hijos? -Lo m?s grande que Dios nos ha dado- coinciden. Francisco, Jos? Luis, Cecilia Luis Eduardo, Chicri y Angel, son sus tesoros. Sus 25 nietos y 21 bisnietos se encargan de abrazarlos y mimarlos.

-Agradezco a Dios por tantos a?os juntos, aguant?ndome y yo aguant?ndola- dice en tono de broma Francisco y la abraza. Ella r?e a carcajadas y responde: -El amor lo ha hecho todo posible.

La tarde est? fresca en Prebo. Los portarretratos que adornan la sala de la casa de los esposos Sandoval Assef revelan su historia, ?sa que perdurar? en el tiempo.

Hoy ambos tienen 97 a?os y juntos sufren las molestias propias de la vejez; a?n as? Cecilia se dedica a consentir a Francisco. Su rutina comienza a las 6:00 de la ma?ana en la cocina, donde prepara un t? caliente de miel y lim?n, a ?l le sirve un cafecito con leche; ella elabora la lista del mercado, ?l lee las noticias de la prensa. De vez en cuando a ella le falla el o?do y a ?l la vista lo traiciona, cuando no tienen qu? decirse, solo bastan las miradas.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir