Grupo Estado Islámico quema vivo al rehén jordano

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Beirut, 3 febrero 2015.- El grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha quemado vivo al piloto jordano Muaz Kasasbeh que capturó en diciembre pasado en Siria, según un vídeo publicado hoy por los extremistas en internet. 

En la grabación, de 22 minutos y 34 segundos de duración y cuya autenticidad no pudo ser verificada, aparece Kasasbeh caminando por una zona en ruinas con edificios derruidos, donde le espera una fila de extremistas enmascarados. 

Acto seguido, se ve al piloto en el interior de una jaula, con imágenes intercaladas de víctimas de supuestos bombardeos de la aviación de la coalición internacional que encabeza EEUU contra el EI, y en la que participa Jordania. 

Uno de los enmascarados porta un antorcha que otro yihadista enciende y acerca a una mecha, que se extiende desde el exterior de la jaula hacia su interior. 

Rápidamente la llama se expande y alcanza al piloto, que es quemado vivo. 

La ejecución de Kasasbeh se muestra en el tramo final del vídeo, que empieza con imágenes del rey Abdalá de Jordania y una crítica de los extremistas a la política exterior del reino hachemí y su participación en la coalición internacional contra el EI. 

Antes de la secuencia de su asesinato, Kasasbeh aparece hablando a cámara delante de un fondo oscuro y da detalles sobre la coalición y del día en que fue capturado, el pasado 24 de diciembre, cuando su avión, que pertenecía a esa alianza, se estrelló en la provincia siria de Al Raqa, bastión del EI. 

La publicación de este vídeo se produce después de que el sábado fuera decapitado por los extremistas el periodista japonés Kenji Goto, que habían tomado como rehén. 

El EI solicitó la excarcelación de la extremista iraquí Sayida al Rishawi, detenida y condenada a muerte en Jordania, a cambio de la liberación de Goto y de perdonarle la vida a Kasasbeh. Sin embargo, la excarcelación de la presa nunca se produjo. 

El pasado jueves, las autoridades de Ammán habían solicitado una prueba de vida de Kasasbeh como condición para liberar a la convicta Rishawi. 

Jordania afirma que el piloto rehén del EI murió el 3 de enero 

Las Fuerzas Armadas jordanas afirmaron que el piloto Muaz Kasasbeh, cuyo asesinato reivindicó hoy el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en un vídeo en el que muestra cómo supuestamente lo quema vivo, murió el pasado 3 de enero. 

En un comunicado difundido por la televisión estatal, que colocó una banda negra en señal de duelo y una foto del piloto jordano, las Fuerzas Armadas prometieron "venganza" por este asesinato. 

Señalaron que "desde el primer momento, cuando fue secuestrado el piloto por el EI, las Fuerzas Armadas jordanas, apoyadas por todas las instituciones" del país, "intentaron salvarlo de las manos cobardes de esa mafia de criminales, pero ellos decidieron darle un triste final a su vida". 

Parientes del fallecido explicaron a Efe que el Ejército trasladó la noticia a la familia de Kasasbeh. 

Mientras, en las calles de Ammán se concentraron decenas de hombres tribales y simpatizantes del clan Kasasbeh, algunos de los cuales responsabilizaron de la muerte del piloto al Gobierno jordano, al rey Abdalá II y a la coalición internacional contra los yihadistas, liderada por Estados Unidos y en la que participa Jordania. 

"Quien tiene la responsabilidad es el régimen jordano, el jefe del régimen, los EEUU y la alianza militar", dijo el exparlamentario Ali Dalain en declaraciones a la prensa en la zona de Karak, de donde era originario Kasasbeh. 

Por otra parte, al menos tres simpatizantes de la red terrorista Al Qaeda que habían sido condenados a muerte en Jordania fueron trasladados a la prisión de Suwaqa, 70 kilómetros al sur de Ammán, donde suelen tener lugar las ejecuciones, dijeron a Efe fuentes cercanas a sus familias. 

Las fuentes consideraron que las autoridades jordanas podrían ejecutar a un número de miembros de Al Qaeda condenados a muerte en venganza por la muerte de Kasasbeh. 

En un vídeo difundido hoy en internet, los radicales muestran en una jaula a Kasasbeh, que está rociado con gasolina y es quemado vivo. 

El militar jordano fue capturado por los extremistas el pasado 24 de diciembre mientras participaba en una ofensiva aérea de la coalición internacional liderada por Estados Unidos contra el EI. 

En las últimas semanas se desarrollaron tensas negociaciones entre el grupo yihadista y los gobiernos jordano y japonés. 

La publicación de este vídeo se produce después de que el sábado el EI decapitó al periodista japonés Kenji Goto. 

El EI solicitó la liberación de la extremista iraquí Sayida al Rishawi, detenida y condenada a muerte en Jordania, a cambio de la liberación de Goto y de perdonarle la vida a Kasasbeh. Sin embargo, la excarcelación de la presa nunca se produjo. 

Aparentemente las negociaciones quedaron estancadas desde el jueves pasado, cuando las autoridades de Ammán solicitaron una prueba de vida de Kasasbeh.

 

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir