Guerra de influencers en las redes: Policías vs sicarios

Douglas Rico, Director del Cicpc: Son unos cobardes que utilizaron esa plataforma para mantener la fama y el cobro de vacunas”.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Notitarde.- Las encarnizadas batallas entre policías vs sicarios se trasladaron, de las guaridas y escondrijos, a las redes sociales.

Sus protagonistas devenidos en connotados influencers acumulan cada día una mayor cantidad de seguidores. Postean fotos y mensajes mientras los followers de ambos bandos se enteran en tiempo real de las acciones.

Los criminales más buscados suelen pavonearse con selfies mientras exhiben sus armas. Los desalmados delincuentes buscados incluso por Interpol manejan sus operaciones a través de las redes sociales. De manera simultánea sus verdugos permanecen en los teatros de operaciones.

El más atroz de los asesinatos registrados en los últimos años en Carabobo salió a la luz en redes. La cruenta banda del barrio Las Palmitas decapitó y colgó a Carolina del Valle Rodríguez sobre un poste de luz. Las espeluznantes escenas fueron grabadas para subirlas a Internet. Con ello pretendían obtener notoriedad, prestigio y al mismo tiempo intimidar.

Semejante estrategia de marketing criminal se puso en marcha hace algunos días a 500 kilómetros de Carabobo. Las autoridades se enteraron por Instagram del asesinato del comisario general Benito Cobis. El jefe del Departamento de Investigaciones y Estrategias Preventivas del estado Zulia yacía dentro de su automóvil. Unos sicarios lo ametrallaron en horas de la madrugada cuando se dirigía a su residencia en su automóvil. Junto a él también cayó muerto su escolta José Luis Rodríguez Rivero.

Un antisocial identificado como Erick Alberto Parra Mendoza, conocido como “Yeico Masacre” a través de su cuenta @yeico_masacre_tirson.melean, se atribuyó el crimen mediante un irónico mensaje de Instagram. “Vayan a recoger a Benito Cobis que le están picando los zancudos por la bomba de Monte Pío. Atentamente: Quien lo mandó matar”, señaló en un satírico comentario. Utilizó el ironismo como recurso persuasivo.

El director de la Policía Científica, comisario Douglas Rico, se pronunció luego al respecto. “Son unos cobardes que utilizaron esa plataforma para mantener la fama y el cobro de vacunas”. Tampoco descarta que el tétrico sicariato haya sido grabado.

El jefe policial también utiliza las redes sociales para comunicar los resultados de las indagaciones. En la sección de comentarios las reflexiones son a veces controversiales. Tiempo atrás el investigador utilizó la red social Twitter para responder un trino suscrito por Valentín Santana, un delincuente líder del colectivo La Piedrita. “En el nombre de todos los funcionarios que le recordaste a su madre (vivas o no), para mí eres el protagonista del chiste de Emilio Lovera”, escribió. Otros jefes policiales también son asiduos instagramers y tuiteros.

Un entramado digital

El nefando criminal que se atribuyó la muerte del comisario Cobis pertenece a la banda del fallecido Antonito Meleán, considerado como uno de los fundadores del crimen organizado en Venezuela. El abuelo delincuente pereció en 2008 a los 69 años cuando se encontraba en una barbería de Maracaibo.

Sus últimos años se mantuvo oculto en la ciudad de Miami. El tirano antisocial conducía su clan mediante un entramado digital. El mismo día en que regresó al país unos sicarios lo acribillaron.

Sus discípulos youtubers para recordarlo subieron un vídeo para rendirle tributo. Meleán fue dueño de haciendas y distintos comercios en la región. El Cicpc le endosa la invención de las denominadas “vacunas”, especies de cobros extorsivos. Él saltó a los radares policiales en la década de los años 70 cuando le asesinaron a un familiar cercano llamado Rodolfo Meleán.

Desde entonces libró una guerra fratricida contra la banda de los hermanos Semprún. En su primer combate dejó 15 fallecidos y con él nació el sicariato. La vivienda de Antonito Meleán ubicada en Maracaibo fue demolida por el Cicpc. Sus seguidores lo lamentaron porque se había convertido en un lugar de peregrinación.

Se estima que al menos unos 25 sobrinos e hijos han quedado tendidos en su particular cruzada. Sin embargo, las riendas de la organización criminal fueron asumidas por uno de sus hijos, Tirso Antonio Meleán Castellanos, otro temido influencer.

Perfiles criminales

Hace algunos meses sicarios de Tirso Meleán subieron a las redes sociales un vídeo de un joven cuatrero que por error ingresó en uno de sus fundos. Al adolescente frente a las cámaras le cortaron ambas orejas y luego lo decapitaron a machetazos. Una vez más utilizaron las redes para enviar un claro mensaje a los que se atrevan a desafiar sus propiedades.

Las últimas pesquisas refieren que los delincuentes más buscados disponen de expertos que les llevan las redes sociales. Por ello las autoridades ahora libran una batalla por acabar con los community managers del crimen. Cada día suspenden sus cuentas, aunque horas después regresan a la palestra del marketing digital.

Las extorsiones contra los comerciantes se fraguan mediante mensajes de WhatsApp. A las personas que desconfían de la veracidad de las amenazas les basta con ver los perfiles. Un arma acompañada de una caja de balas constituye el clásico perfil de un sicario común por Facebook.

El legendario delincuente Jhon Gregorio Wade León, quien por 20 años transitó el país con un blanco en su espalda, murió a 1.200 kilómetros de sus dominios. Tenía alerta roja de Interpol mientras que las autoridades lo buscaban en el estado Zulia.

Sus amenazantes mensajes de voz eran suficientes para que policías del municipio La Cañada de Urdaneta en el Zulia, asustados, abandonaran sus puestos de trabajo.

Jhon Wade pereció el pasado domingo en el distribuidor Angosturita, de Puerto Ordaz. Desde allí y a través de las redes sociales controlaba sus dominios. Voceros no oficiales señalan que su hijo Jhon Andrew Wade Rangel quedó al mando de una marca criminal con denominación de origen cuyos retoños germinan en el bucólico municipio La Cañada de Urdaneta.

También te puede interesar: ¿Se queda Venezuela sin jóvenes producto de la crisis?

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.