¡Inolvidable! Hace 31 años se marchó el Maestro Billo

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
La popularidad del Maestro Billos sigue intacta luego de 31 años de su adiós. Fotos: Archivo Notitarde.

Notitarde.- Luis María «Billo» Frometa fue uno de los músicos que puso a bailar al país, alegraba las fiestas y dejó su huella imborrable. Un 5 de mayo de 1988 se apagó la vida de aquel legendario dominicano que le cantó a Caracas; al país, a Valencia, a Magallanes y hasta Colombia.

Para el Maestro Billo escribir canciones era como disfrutar de una tarde, hizo letras inolvidables. La popularidad de Billos está intacta y seguirá así eternamente. En su orquesta tuvo a los mejores y lo que hizo lo copió mucha gente.

Armó una orquesta que fue «la más popular de Venezuela», lo pedían de Maracaibo, de Caracas; Valencia y de todas partes. De España de Colombia y del Caribe.

Billos a Caracas, Billos al Mundo

Las letras de Billos hicieron bailar a políticos, a las fiestas patronales y le dio alegría al país. Cantó al año nuevo, alegró las navidades y en sus últimos años de vida le dijo a la gente ¡Sigan Bailando!.

Nació en 1937 y no se imaginó que su popularidad llegara a ser tan grande en el país. Cantó a Magallanes y sus canciones suenan en las emisoras a diario. Hay más de un programa aun llamado ¡A gozar muchachos!.

Su sueño que no pudo cumplir

Billos tuvo enemigos, y eran personas de renombre en la música nacional y Billos quería cumplir su sueño. El mismo era dirigir la Orquesta Sinfónica de Venezuela, que la misma tocaría sus temas en el Teatro Teresa Carreño.

A finales de abril empezaron los ensayos pero cuando sonó el tema «Un Cubano en Caracas» la emoción fue muy fuerte. Billos murió el 5 de mayo luego de estar grave en una clínica de la capital.

Su entierro fue uno de los más nostálgicos, donde se le cantó el último compás del Alma Llanera.

Te puede interesar: Califican a Ivette Domínguez de ordinaria

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
VIAWeb Notitarde/Danny Valdiviezo Cabello.
Compartir