Espacio Publicitario

Columnistas del día

domingo, 01 de octubre de 2017

Hacer la voluntad de Dios (Mt.21, 28-32)

(Notitarde /Junny Sanchez Gomez)

Hacer la voluntad  de Dios (Mt.21, 28-32)

Pbro. Lic. Joel de Jesús Núñez Flautes

El evangelio de este domingo nos presenta la "parábola de los dos hijos" que Jesús dirige a los sumos sacerdotes y ancianos del pueblo y les hecha en cara su incoherencia, su doble vida, su hipocresía, que es peor que la vida de las prostitutas y pecadores del tiempo de Jesús; que ante sus palabras si se arrepintieron y convirtieron su conducta a Dios. Pero veamos por parte lo que dice la parábola que recoge el evangelio de Mateo. Los personajes en escena son un papá y dos hijos; a uno de estos hijos el papá le pidió que fuera a la viña a trabajar, éste dijo que no y luego se arrepintió y fue. (éste hijo representa a las prostitutas y pecadores públicos del tiempo de Jesús que con la predicación de Juan el Bautista y luego con las enseñanzas de Jesús, se arrepienten de su mala vida y cambian de conducta), al segundo hijo, el papá le pide que también vaya a la viña; éste le dice que irá, pero al final no fue (éste hijo representa a los sumos sacerdotes y jefes religiosos del tiempo de Jesús que se conformaban con un ritualismo, con ofrecer el culto a Dios, pero su vida y su conducta estaba lejos de la Palabra de Dios, porque no vivían lo fundamental que está en la Escritura que es vivir en el amor; por eso al final de la parábola Jesús les hace una pregunta: "¿cuál de los dos (hijos) hizo la voluntad del padre?" y ellos haciendo gala de sus conocimientos, como buenos intérpretes de parábolas y de las Sagradas Escrituras responden que el primer hijo hizo la voluntad de su papá. Por eso, Jesús les reprocha y les dice en su cara que ellos son como el segundo hermano, que quiso aparentar obediencia, pero fue desobediente, quiso aparentar fidelidad y amor al padre, pero al final su conducta no se adecuó a lo que dijeron sus palabras ni al querer del papá. Ellos a pesar que fueron testigos que con la predicación de Juan muchos se convirtieron y ahora viendo con sus propios ojos como la multitud sigue a Jesús, no creen.

IDA Y RETORNO: Oración y acción por Venezuela.

Noticias relacionadas

    Nuestros Productos

    • Edición Metropolitana
    • Edición La Costa
    • Deportivo
    • Economia
    • Viernes
    • Aniversario
    • lectura Tangente
    • Letra Inversa
    • Revista del Domingo