¡Cuidado! ¿Es posible hacerse una herida interna en una relación sexual?

Toda herida es una lesión que se puede complicar, describe el ginecólogo

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Herida interna
las mujeres con infecciones o con falta de lubricación tienen un riesgo más elevado.

Notitarde.- Durante una relación sexual es posible hacerse una herida interna. “Estas heridas se asocian a relaciones con penetración. Pueden aparecer en vagina, ano o recto”, dice Mercedes Herrero, ginecóloga de GINE4 y HM Hospitales.

“Puede haber heridas algo más superficiales en la zona del introito (orificio de la vagina) y del himen y también en zonas más profundas, como el interior de la vagina”, explica Ramón Usandizaga, ginecólogo y jefe de la Sección de Suelo Pélvico del Hospital Universitario La Paz (Madrid).

Herida interna

Ardor, picor, sensación de tirantez y pinchazos en las relaciones sexuales posteriores son los síntomas de una herida interna pequeña.

Para estos casos la mujer tiene que levantar sospechas. A veces, las heridas son más grandes y profundas, provocando sangrado.

Causas de estas heridas internas

En el contexto de las relaciones sexuales, “las causas de las heridas internas pueden ser variadas”, describe Usandizaga.

Por ejemplo, en el himen pueden darse en la primera relación sexual de una mujer porque no se había desgarrado previamente.

Herrero distingue las causas atendiendo a la localización de la herida:

Vagina: su tejido está preparado para la penetración, es elástica y distensible.

Las heridas se pueden producir por maniobras violentas, por penetración con instrumentos o cuando hay piercings en el pene que puedan dañar las paredes vaginales.

La ginecóloga señala que “es muy raro que se produzcan”.

Suele notarse dolor previo a la lesión. Aparecen con más frecuencia si se tienen relaciones bajo los efectos del alcohol o las drogas”.

Ano: se trata de un esfínter o anillo muscular. Necesita dilatarse para favorecer la penetración.

Pueden aparecer lesiones en casos de relaciones violentas si no se facilita su dilatación.

Recto: es el tramo último del intestino, sus paredes son distensibles y elásticas, pero más delgadas que las paredes vaginales.

La penetración con instrumentos o juguetes, así como las relaciones sexuales violentas, pueden producir lesiones.

¿Pueden prevenirse de alguna forma?

La recomendación de Herrero es simple y consiste en aplicar las tres “con”: “Las relaciones conscientes, consensuadas y consentidas son la mejor prevención”.

Por su parte, Usandizaga aconseja darle un poco más de tiempo al juego sexual previo a la penetración para favorecer una mayor lubricación de la mujer mientras se excita. También sería bueno emplear lubricante.

En el caso de que se utilice preservativo, el lubricante debe ser de base acuosa porque los de base ácida pueden romper el condón.

Pautas para cuidar estas heridas

Según la especialista de GINE4, las pautas dependerán de cada caso, pero, en general, se aplicarán tratamientos que mejoren la regeneración de la mucosa vaginal.

Usandizaga especifica que “si las heridas son pequeñas, daríamos a la pacientes pomadas u  óvulos de efecto cicatrizante”.

Si la herida es muy reciente, es bueno también evitar las relaciones sexuales entre 10 y 15 días.

Por otro lado, si la herida se ha producido por utilizar posturas concretas u objetos durante la penetración, se deberían evitar estas actividades. Y, de nuevo, lubricar bien la zona con productos específicos para ello al retomar las relaciones.

Las grandes heridas (por ejemplo, las producidas en penetraciones con objetos) algunas veces requieren taponamientos o, incluso, suturas en quirófano, concluye el ginecólogo.

 

Te puede interesar: Esta es la conducta infiel que delata a tu esposo

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.