La herramienta más poderosa de los venezolanos sigue siendo el voto

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Deyalitza Aray, diputada de la Asamblea Nacional (AN) por Carabobo, está convencida de que la herramienta más poderosa de los venezolanos sigue  siendo las elecciones, sin duda alguna, tras la renovación parcial de los Poderes Públicos, lo que para ella fue nuevamente la confiscación de las instituciones del Estado.

“Esta indignación que nos da hoy el abuso, la humillación, la falta de respeto, tiene que convertirse en la fuerza que lleve a los venezolanos a ejercer su derecho al voto, para lograr conquistar la mayoría que requiere el país en la Asamblea Nacional”, manifestó.

De igual modo, sostiene que la oposición tiene que hacer un gran esfuerzo por conquistar a quienes  se han decepcionado del Gobierno, para que la vean como una alternativa real. “Eso también pasa por identificarnos, por demostrarles que no somos extraterrestres”, añadió.  

Reveló que Proyecto Venezuela (Prove), partido político al que pertenece, confía en que la proximidad de las elecciones parlamentarias genere la consciencia suficiente para que la ciudadanía entienda que es a través del Parlamento Nacional que se pueden iniciar los cambios que demanda el país, que es necesaria una mayoría real, representativa.

“Vamos a ir a elecciones porque creemos firmemente que la salida tiene que ser electoral. Nosotros no tenemos ninguna otra conspiración que no sea que en Venezuela verdaderamente se respeten las instituciones, haya autonomía en los poderes y se respete la voluntad del electorado”, dijo.

Durante visita a Notitarde, Aray insistió en que la exigencia de la bancada de la Unidad ante el Parlamento siempre fue la renovación total de los Poderes Públicos para recuperar la constitucionalidad del país, que es una demanda ciudadana. La diputada fue invitada al “Desayuno en la Redacción”, en la sede de este tabloide, a la cual asistió en compañía del periodista Jorge Jiménez.

Por esta casa editorial participaron en la entrevista Margarita Jiménez Márquez, en representación de la junta directiva; y los periodistas Humberto Torres, Francisco Briceño, Jeniree Sequeda y Silmari Rivas Rubin, quien suscribe el presente trabajo; y el reportero gráfico Raúl Galindo.

La parlamentaria manifestó estar llena de esperanzas, luego de ver en diciembre recién pasado a una gran cantidad de jóvenes exigiendo durante una semana a las puertas del CNE ser inscritos en el Registro Electoral. Según añadió,  no le quedaron dudas de que hay una generación y ciudadanía presta, que quiere sentir que cuenta con representantes dispuestos a dar la pelea. 

“¡Entonces, el reto nuestro es salir, convocarlos y decirles: Aquí estamos, hombres y mujeres dispuestos a echarle pichón a esa tarea!”, exclamó y acotó que en Prove están convencidos de que la mejor estrategia es sentarse de tú a tú con los ciudadanos, para que conozcan y sepan por qué es necesaria su participación.  “Yo estoy segura que Venezuela va a responder en las próximas elecciones parlamentarias”, dijo.

La oposición exigió fue una renovación total 

Señaló que la convocatoria a la llamada renovación de los Poderes Públicos se da en un momento en el que el país entra en una crisis política muy fuerte, en un 2014 con protestas en toda Venezuela,  un escenario que demandaba acciones por parte del Gobierno que dieran indicios de consolidar el diálogo, un acercamiento, con este otro sector. 

Pero -refirió- la designación de los titulares de los distintos órganos pasaba por un proceso verdaderamente amplio y completo, no se trataba del estudio de algunos rectores ni magistrados, sino de una verdadera renovación en los términos establecidos por la Constitución Nacional, como lo exigió la oposición. 

Aray reconoce que había una mora por parte de la bancada de la Unidad de convocar a este proceso, pero al mismo tiempo recuerda que esta fracción no representa la mayoría de la Asamblea Nacional.  

Reveló que, de antemano, para los diputados de la MUD se trató de una “crónica anunciada”, en la que se buscaba era legitimar a un Gobierno al que comenzaba desmoronarse nacional e internacionalmente su visión demócrata y exhibía su talante totalitarista, militarista; a pesar, de las convocatorias a elecciones, pero con una sucesión completa de los Poderes Públicos. 

Indicó, en cuanto al Poder Moral, que la convocatoria debió hacerla la propia Fiscal General, como Presidenta del Consejo Moral Republicano, como lo establece la Constitución Nacional. “Usted convoque, usted abra el proceso de postulaciones y envíe la terna a la Asamblea Nacional, para que con las dos terceras partes proceda a la escogencia”, citó la diputada. 

No se hizo así -siguió-, cesó esa etapa y se conformó el Comité de Postulaciones en la Asamblea Nacional. Igualmente sucedió con el Consejo Nacional Electoral y el Tribunal Supremo de Justicia. 

Explicó que los diputados de Prove y un sector de los independientes decidieron no participar en estos comités, porque sabían que los habían conformado para demostrar que se estaba cumpliendo con una de las demandas de la oposición, justamente en una convulsión que vivía el país con abusos, violaciones a los Derechos Humanos, persecuciones, ataques, detenciones ilegítimas. 

“Sabíamos perfectamente que lo que estaba buscando el Gobierno era legitimar un proceso que desafortunadamente iba a desembocar en lo que hoy es público: La imposición de los poderes públicos controlados por parte del Ejecutivo Nacional”, detalló.   

Según la parlamentaria, tampoco quisieron integrarse a los comités porque -debido a la crisis institucional del país- la exigencia era la renovación absoluta de los Poderes Públicos, no de manera parcial como se estaba planteando. “La Constitución no es una norma elástica, que se ajusta, como se ha hecho en los últimos años. La Constitución es la Ley marco y sobre eso no se puede hacer otra cosa. Aquí se ha pretendido, desgraciadamente para el país, la utilización de la Constitución a conveniencia del Gobierno”.

Cuestionó que desde el oficialismo afirmen que el proceso se hizo como lo plantea la propia Constitución, cuando “ésta  exige unos requisitos de legitimidad y dice de manera contundente que no tengan vinculaciones político-partidistas. De manera que, el  esquema planteado viciaba el procedimiento”. 

En ese sentido, la diputada rechazó la postulación de la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, toda vez que -aseveró-  sus acciones han sido cuestionadas no solo por falta de equilibrio, sino también por sus vinculaciones con el Gobierno, de cumplir las órdenes que ha recibido por parte del Ejecutivo Nacional. 

 

Una ofensa para la dignidad 

moral del país 

Aray considera la ratificación de la Fiscal como “una ofensa para la dignidad moral de los venezolanos”; y dijo que “no podía seguir al frente del Ministerio Público quien había cometido graves transgresiones”. 

Al referirse a la designación de la Defensoría de Pueblo, dijo que ha sido nula y confiscada, como el resto de los órganos. Al mismo tiempo, comentó que nadie puede desconocer que Tarek William Saab tiene una trayectoria por la defensa de los Derechos Humanos, pero -apuntó- el problema es que cuando asumió su condición político-partidista cesaron sus luchas porque se entregó al Gobierno. “Ni siquiera se le ha visto fijando posición ante los últimos hechos ocurridos en el país”. 

Insistió en que es pública y notoria la vinculación político-partidista del nuevo Defensor del Pueblo con el Gobierno, por lo cual se transgredió un mandato constitucional con su designación.  

“En Anzoátegui no es que hablen maravillas de él como gobernador, además hubo un tiempo que se dedicó más al fisiculturismo que a la Gobernación, las calles de su estado eran un desastre total”, apuntó la legisladora.  

 

La ratificación 

de las rectoras del CNE 

Por otra parte, dijo que es inmoral pretender que la fracción de la MUD avalara la ratificación de  Tibisay Lucena y Sandra Oblitas como rectoras del Consejo Nacional Electoral. 

Recordó que un grupo de parlamentarios solicitó en 2013 y 2014 ante la Presidencia del CNE acciones que dieran demostraciones de independencia, responsabilidad e independencia, por parte de ese organismo, pero nunca obtuvieron respuesta.

Detalló que en el marco de la colaboración entre poderes pidieron una audiencia con la propia Tibisay Lucena, también plantearon la necesidad de que se hiciera una actualización real del Registro Electoral y se revisaran algunos procedimientos técnicos de los procesos electorales, como la utilización de la tinta; igualmente, que se regularan las propagandas en campañas electorales, porque consideraban necesario se definieran acciones en contra de la violación al Reglamento de Publicidad y Propaganda con el uso en exceso de los bienes del Estado. “Nunca obtuvimos respuesta ni siquiera la posibilidad de que nos recibiera la Presidenta, hoy renombrada titular de esta institución”. 

La diputada igualmente subrayó que han sido públicas, notorias y evidentes las participaciones de Sandra Oblitas en actividades oficiales, del Gobierno, donde ella ha sido, incluso, vocera de decisiones del Ejecutivo.  

Agregó que al nuevo rector, Luis Emilio Rondón, quien tiene muchos años en el CNE y viene de ser director de la Oficina de Participación Política, le toca un papel bastante difícil, porque -advirtió- en esta ocasión el país está presto y va a exigir cuentas. “Nosotros tenemos que tener voces que alerten las cosas que se pretenden hacer y las que no se estén haciendo bien; y que exijan que se cumpla la Constitución. Ésa es una responsabilidad que él tendrá que asumir”.

“El tema del TSJ es peor”

Para Deyalitza Aray, el tema del Tribunal Supremo de Justicia es peor. Afirmó que en los últimos tiempos ha servido para torcer el derecho de manera inmoral. “Hoy en día sus decisiones son políticas, no jurídicas, que dejan mucho que desear. Como lo dije aquel día (el domingo 28, en la sesión de la AN)  quedará en la consciencia de esos funcionarios y les tocará responder a la historia”.

Les tocará -siguió- responder a un país que necesita Poderes Públicos transparentes, imparciales, autónomos, capaces de defender los intereses de los venezolanos y no del Gobierno.

Narró que con la antigua presidenta del TSJ se llegó a ver cómo en la Sala Plena se gritaban consignas político-partidistas, las cuales indicaban en qué se había transformado el máximo órgano judicial. 

Señaló que la provisionalidad de los jueces es inaceptable, porque de esta manera se controla permanentemente la toma de decisiones. El TSJ -indicó- no puede permitir que se irrespete de esa manera a los profesionales del Derecho que pasaron tantos años preparándose y se incorporan a esos cargos con intención de ejercer, pero tienen que sucumbir a las decisiones desde un punto de vista político, no jurídico, porque están ahí de manera provisional.

“Se puede ver cómo cambian con mucha facilidad un juez, cuando les interesa determinada decisión, cuando quieren torcer el ejercicio de la justicia del derecho ¡Eso es inaceptable!”. 

Trajo a colación, del mismo modo, que hay una cantidad de “decisiones engavetadas” en el país, demora en procesos y el hacinamiento, cada vez mayor, en los centros penitenciarios, los cuales desafortunadamente -por si fuera poco- son controlados por esas figuras tan malignas que son los pranes. 

“Una crisis moral muy grande”

La parlamentaria Aray manifestó que el país tiene una crisis moral muy grande. “Este sistema ha sido tan maligno, a decir lo menos, que llega a los niveles más comunitarios el síndrome de la corrupción. Tenemos razones para emprender una lucha, por Venezuela, para recuperar las instituciones, recuperar los espacios”. 

Insistió en que hay que tomar medidas, el país tiene que tomar medidas, por lo irresponsable que ha sido el Gobierno para poder atender los requerimientos en economía y haber sido capaz de tirar por la ventana tantos ingresos, de no ahorrar para esta época de vacas flacas.  

La diputada visualiza para este año un panorama nada alentador, porque además el barril de petróleo está en 46 dólares y para el presupuesto de la nación fue calculado a 60 dólares. “Si sigue bajando ni siquiera para pagar la nómina de la administración pública va a haber. No sé cómo va a hacer el Gobierno para cumplir la promesa de más misiones, más pensionados, porque no tiene capacidad para responder; y si aquí hubiesen instituciones verdaderamente autónomas tuviéramos la posibilidad de responder”. 

“Es mucho lo que tenemos que esforzarnos para recuperar este país y afortunadamente aquí hay no solo reserva moral, sino también hombres y mujeres dispuestos a trabajar. Yo confío mucho en los venezolanos”. 

“Quince años de enrosque”

Subrayó que el nuevo contralor general de la República, Manuel Galindo Ballesteros, viene de ser el abogado de la nación, del Ejecutivo. “¿Tú me dirás si no tiene una vinculación con el Gobierno? Además, se desconoce qué juicios ha ganado para el país; por el contrario, ahí tenemos las demandas por el hundimiento de las plataformas petroleras, por la venta o no venta de Citgo ¿Dónde está la ganancia?”. 

Comentó que cuando se revisa el proceso revolucionario, se observa que en estos quince años lo que ha habido es un enrosque de los mismos funcionarios. “Son funcionarios que le saben muchos cuentos al Gobierno”.

Es por ello que a la diputada no le sorprendió la postulación de Tibisay Lucena, a pesar de que -insistió- la demanda de los parlamentarios  de la oposición era la renovación total de todos los poderes. “¡No era suficiente con una renovación parcial!”.

La fracción de la MUD esperaba una convocatoria realmente ciudadana. Esta bancada -dijo Aray- no postuló a nadie, porque esperaban era la postulación de hombres y mujeres de la sociedad civil; y mal podía hacerlo cuando criticaba al Gobierno por proponer nombres.

“Pero pasó lo que no queríamos que pasara: La materialización, nuevamente, de las confiscación de los Poderes”, manifestó y acotó que la atenuante es que el país vio cómo se llevó a cabo el proceso y una buena parte de los venezolanos está consciente de la injerencia del Gobierno en este procedimiento. 

La diputada por Carabobo cree  -según lo expresó- que el oficialismo está apelando a lo único que le queda, al ejercicio abusivo del poder. “Yo creo que algo está pasando afuera, en la calle y en los sectores que eran controlados verdaderamente por ellos. El país está contra la pared”, agregó y citó a Sun Tzu: “Muéstrate fuerte cuando estés débil”. 

Ventana

“No quiero que mis hijos se vayan”

“Oriental de nacimiento pero carabobeña de corazón”, así se siente la diputada de la Asamblea Nacional por Carabobo, Deyalitza Aray, quien hace varios años llegó a Puerto Cabello con una maleta llena de ilusiones y proyectos que le aseguraran a su esposo e hijos una vida llena de oportunidades. 

Aunque ha dedicado gran parte de su vida al ámbito político, Aray no ha olvidado por ningún momento su rol más importante, el de ser madre, esposa e hija. Comenta que en el fondo no es más que una ama casa más, pendiente de sus hijos y su esposo. 

“Generalmente la gente no conoce o no sabe el sacrificio que uno hace, pero siempre logro que el tiempo me alcance para cumplir con ese rol”. 

Batalladora, al igual que otras amas de casa, recuerda que también hace largas colas para obtener los alimentos necesarios para su hogar, sacrificios que han convertido a la mujer venezolana en toda una heroína. 

Por eso se muestra inmensamente agradecida con sus hijos Carlos Eduardo y María Gracia, así como con su compañero de vida Eduardo Sánchez, por ser el apoyo fundamental para cumplir con su rol del hogar y su carrera política, “a veces ingrata, pero llena de satisfacciones”. 

El sueño más grande de esta madre venezolana es, como el de muchas otras, “que mis hijos no tengan que irse de Venezuela y que una vez graduados (Carlos en Derecho y María en Comunicación Social), el país esté enrumbado en otros escenarios y se puedan desarrollar profesionalmente sin esa angustia y presión que sentimos hoy en el ejercicio de cualquier profesión”. 

Lamenta que durante estas navidades muchas familias fueron menos en la mesa, porque la juventud ha decido irse a buscar futuro en otros países y las madres se ven obligadas a dejarlos partir. 

Sin embargo, Deyalitza confía en esa nueva generación de jóvenes que aún se rehusa a dejar el país y que ha empezado a despertar. “Ellos serán los principales luchadores del cambio que se quiere en Venezuela”. Eso -comenta- ha quedado demostrado en las largas colas que se registran ante el CNE para inscribirse.

“Las protestas, la pérdida de vidas humanas y la detención de jóvenes, han hecho que esa indiferencia que se percibía en la nueva generación desapareciera y creciera en ellos su sentido de responsabilidad en el cambio que se quiere para el país”.

Con mucho optimismo, la diputada asegura que se acerca el cambio que no solo ha soñado para el Puerto y Carabobo, sino que aspira toda Venezuela. “Hoy vemos cómo personas afectas al oficialismo protestan y reclaman, porque se sienten traicionados, decepcionados y eso demuestra que es momento para que quienes  compartimos el sueño de una Venezuela distinta, empecemos a trabajar por un país donde no existan  diferencias y donde nosotros y nuestros hijos tengamos oportunidades”.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir