Higuita, su locura lo hizo famoso en el fútbol y de eso vive

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
René Higuita a pesar de sus locuras sigue siendo famoso. Fotos: redes

Notitarde.René Higuita hace 20 años era uno de los deportistas más nombrados y aun lo es.

Su forma de jugar y de escaparse del arco le dio el apodo de “Loco”, el cual lo supo adornar. Desde 1989 René dejó de ser un mito para ser una realidad, la realidad era que los arqueros no salían y el lo hacía.

Sus jugadas vistiendo el uniforme del Atlético Nacional de Medellín, esas mismas lo llevaron a trascender fronteras. La gente aclamaba a René, lo querían en la selección, en todas partes.

René era un ídolo entre muchos, entre el “Pibe” Valderrama, Leonel Álvarez, Freddy Rincón y otros.

Mundial 1990 su locura sacó rabia

En 1990 en pleno Mundial de Italia la popularidad de René era inmensa, pero su locura sacó rabia. Muchos dicen 28 años después que eso le restó fama a René, otros dicen que si el partido quedaba 1-1 ganaba más fama.

Luego de ese Mundial y al llegar al Aeropuerto Internacional en Bogotá, por poco linchan a René.

Su fama en la televisión

René Higuita hizo volver su fama luego de que se cortó su melena y hasta se hizo cambios en el rostro. Participó en varios realitys shows y de paso con sus alocados pensamientos también ganó fama.

René ha hecho de todo, es uno de los personajes más influyenes aun en el fútbol, y hasta en la televisión. Es uno de los deportistas que aun vive de su fama.

En el reciente Mundial de Rusia su fama se hizo sentir, sus alocadas salidas del arco, el escorpión y muchas más.

Higuita no ha visto decaer su fama, las empresas lo buscan para que haga propagandas y sigue puliendo arqueros. Ya no vive en Colombia, ha pasado por Arabia Saudita, Ecuador, Costa Rica y hasta Rusia.

No ha visto que su popularidad baje, todo lo contrario ha subido.

Te puede interesar: No habrá juego de estrellas del beisbol venezolano

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.