Hoy se celebra el Día del Artista Plástico en el país

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Caracas, 10 mayo de 2014.- El pensamiento autónomo toma forma a través de la cultura. El arte es el reducto de la libertad, y fue esa la libertad la que el maestro Armando Reverón llevó de su mente a los lienzos. Por eso, cada de 10 de mayo se celebra en Venezuela el día del Artista Plástico.

Las obras de Armando Reverón, el pintor de la luz, han recorrido el mundo. Exposiciones en el Museo de Arte Moderno de Nueva York con su nombre han recibido los más grandes elogios. Incluso exposiciones permanentes en museos de Madrid tienen las obras del maestro Reverón. 

Sin embargo, una de las más importantes características del pintor las excentricidades de su vida.

A pesar de nacer en Caracas, en 1889, gran parte de su niñez transcurrió en la Valencia, estado Carabobo. A los 15 años de edad regresa a Caracas para iniciar sus estudios de arte. A través de una beca de la jefatura caraqueña de entonces, logra viajar a España. 

Allá entró contacto con las obras de Goya y Velásquez. También estuvo en Francia haciendo pintura al aire libre.

Luego de cuatro años aprendiendo en Europa, Reverón regresó a Venezuela para quedar.

En los carnavales de 1918, conoció en La Guaira a Juana Ríos, ella tenía 14 años. A partir de entonces “Juanita”, se convertiría en su modelo y compañera para el resto de su vida. Vivió períodos breves en Punta de Mulatos, La Guaira, y en El Valle de Caracas, donde pintó La Cueva en 1921.

En Macuto organizó su casa-taller, “El Castillete”, un ambiente vegetal lleno de plantas y animales, allí Reverón concibió la parte más importante de su obra. En el Castillete fundió su vida con el arte.

A pesar de que el Reverón llevó al límite el conflicto de los artistas plásticos: el color y la luz. Una de los aspectos más característicos de su vida son sus excentricidades.

Muchos historiadores responsabilizan a la fiebre tifoidea que contrajo a las 13 años sus desmanes de locura. 
 

Sus famosas muñecas las usó como modelos para sus obras de teatro en el Castillete. Disfrazó animales para sus obras de arte. Recibió a personalidades en su casa del arte y la política venezolana en su casa de Macuto.

Debido a lo débil de su salud mental y física, fue internado en un sanatorio en Caracas a finales de la década de los 50. Allí trabajo con fervor gracias a que le fue concedido el Premio Nacional de Pintura en 1958. Sus modelos fueron los internos y enfermeros.

Murió en el sanatorio de San Jorge en Caracas.

El pintor de la luz en las sombras

En el primer periodo de Carlos Andrés Pérez fue decretado el Castillete como museo. Luego de la vaguada de Vargas, la estructura quedó destruida.

Nelson Galvis, dirigente social de Vargas, comenta que la recuperación del Castillete ha sido la promesa de todos los gobiernos. “El lugar está en total abandono. Allí lo único que vive son indigentes y animales de la calle".

En el año 2006, fue decretado en Gaceta Oficial que la fundación Armando Reverón fuera liquidada. Y nuevamente se prometió que el traspaso de los inmuebles de la fundación (el Castillete y el museo que se construyó a su lado) a la Fundación Museos Nacionales reavivaría las viejas glorias de la estructura. Pero no pasó.

“Hoy este espacio que le pertenece a todos los venezolanos esta en manos de la desidia. Todos los vecinos que amamos a Vargas esperamos que algún día regrese la luz al Castillete”, relata Galvis. 

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir