Idiosincrasia

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Sobre esta temática giró la exposición y discusión en el taller que hiciéramos el sábado 22 de los corrientes en las instalaciones educativas de la empresa Invepal; fue un taller dirigido a los estudiantes de enfermería, turismo y de lengua y literatura de la Universidad Francisco de Miranda. Muy agradecido, pues, por las atenciones de los alumnos y docentes, y gracias a todos, y especialmente a los organizadores del evento como la Lcda. Irsida Barrera, la Lcda. Gisela Márquez y la Lcda. Nurve Pérez. A todas mi gratitud.

Vamos a compartir con los lectores algunas experiencias del taller. El diccionario de la lengua española (DRAE) nos señala que Idiosincrasia es una palabra de origen griego (IDIOSYGKRASÍA), cuyo significado es: "Temperamento particular, rasgos, carácter, etc. distintivos y propios de un individuo o de una colectividad".
No es fácil definir con exactitud la Idiosincrasia de los pueblos, si es que existe tal, ¿Cómo somos y por qué somos de tal manera? ¿Qué elementos intervienen en la formación de la Idiosincrasia colectiva? En lo individual se puede apreciar con mayor certeza la personalidad, el carácter, la forma de ser de alguien en particular; el poder de la observación, las disciplinas científicas (como la psicología, la sociología etc.) pueden con mayor precisión establecer la Idiosincrasia de un individuo.
En la Idiosincrasia de los pueblos intervienen numerosos factores que deben ser analizados con una visión global, holística, con una visión de totalidad de carácter transdisciplinario donde deben intervenir no sólo la psicología social sino también la historia, la geografía, la economía, la sociología etc. es una complejidad y debe ser entendida con los elementos propios del pensamiento complejo.

Siempre he sido del criterio de que los pueblos poseen personalidad propia, de que unos se diferencian de otros como colectivos personificados, grupos homogéneos que comparten los mismos hábitos, criterios, formas de expresión verbal, gastronomía, formas de vestirse, en fin, en algo que pudiéramos sintetizar en identidad cultural. Esta identidad cultural se va fraguando en el tiempo cuando se comparte una misma historia, cuando se pertenece al mismo hábitat o nos desenvolvemos en el mismo espacio geográfico.

Sin creer dogmáticamente en el determinismo geográfico de Federico Ratzel (1844 – 1904), es evidente que la Idiosincrasia de un serrano es diferente a la de un llanero. O como la del costeño difiere de la del sureño selvático. De igual modo, y para ejemplificar en la misma unidad político – territorial, me atrevo a sostener (con las excepciones del caso) que existe una disparidad entre el Moronense y el Uramense   (si se quiere se puede denominar los gentilicios como Moronero o Moroneño y Uramero o Urameño), que viene dada por su origen y por sus vivencias cotidianas.

Lo anterior, pareciera ser subjetivo, pero podemos apreciar la base de estas afirmaciones si observamos analíticamente la unidad dentro de la diversidad y la diversidad dentro de la unidad en un enfoque transdisciplinario propio del pensamiento complejo.

Es un tema para profundizar y desarrollar. Habría que tomar en cuenta ahora, los efectos devastadores de la globalización, internet y toda la gama de la tecnología   de la informática y las comunicaciones (tic) en la transculturización de los pueblos y la incidencia   de ellas en lo local y en la Idiosincrasia.    

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir