Idolo de Magallanes Mister Parker

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Valencia, 22 enero 2015.- El día que a Dave Parker le dijeron para jugar en Venezuela no se imaginó que iba a ser amado como ídolo, que sería recordado como estrella y que siempre habrá anécdotas de él, en el estadio José Bernardo Pérez.

La llegada de Parker a Venezuela fue por el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, desde que llegó y con las credenciales de “prospecto” de los Piratas de Pittsburgh despertó interés en todos los equipos de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional que para la época solo contaba con seis clubes.

Parker, Fania y La Monumental
Parker venía a Valencia a la edad de 23 años, en aquella época donde las Estrellas de Fania junto a la Billos eran símbolos de baile y alegría.
Valencia, era una ciudad donde el beisbol llegaba a los hogares y entraba avasallante, todo el mundo hablaba de beisbol, de los éxitos de Las Estrellas de Fania (a los que muchos en un inglés claro llamaban Fania All Stars). 

Un autógrafo de un pelotero de Magallanes podría valer una cena en los famosos restaurantes de la avenida Bolívar de Valencia, e ir al estadio era como ir a una clase de catecismo, aprendías de beisbol como si fuera una religión.

Parker, Fania y La Monumental eran algunos símbolos de los que le daban fama a Valencia.
Parker en Valencia
Para el nativo de Calhoun, en Mississippi era algo nuevo, nunca se imaginó que su llegada al país despertara en otros clubes criollos la curiosidad de buscar peloteros iguales a él.
La directiva naval se dio el lujo de traer al país a uno de los novatos de lujo de los Piratas, la gran unión de Magallanes y Pittsburgh hizo posible traer a Parker, con todas las comodidades para que estuviera como en casa.
En el antiguo Hotel Intercontinental de Valencia la directiva de Magallanes mandó a traer una cama más grande por el tamaño de Parker que por cuatro centímertos no llegaba a los dos metros.
El norteamericano era un ídolo cuando salía a las prácticas, era aquella época donde los jugadores venían con su ropa deportiva.
Al trote en la 
Zona Industrial
Parker era uno de los que trotaba por la Zona Industrial de Valencia -en ese tiempo era una Valencia tranquila y apacible, donde inseguridad no había- todo lo contrario, los peloteros norteamericanos eran vigilados con confianza, total… ¿quién podría hacerle algo a un ídolo como Parker?, era y será uno de los más queridos.
Pasaba algo primero en el país, antes que a Parker.
Trotaba y saludaba desde los camioneros, obreros y dueños de empresas que salián a verlo a eso de las cinco de la tarde.
Los juegos en ese tiempo empezaban a las 8:00 de la noche, y al lado del estadio solo había un terreno y la calle por donde trotaba Parker es la avenida principal de la Zona Industrial Carabobo.
Más de una vez, Parker entró al campo de la empresa Protinal, a dar roletazos y hasta dar tips a los jugadores de softbol, que atónitos atendián al jugador.
Muchos decían que en vez del gigántesco aviso de la empresa avícola tenía que tener era la figura de Dave Parker.
“Mister Parker” era visto siempre en las agencias bancarias que estaban cercanas al estadio, la que aun queda al lado izquierdo y la otra que estaba al frente del diamante valenciano.
Ídolo en la ciudad
Parker era ídolo en la ciudad, el estadio en toda la puerta del club house, lucía una calcomanía pegada en laminas de aluminio, donde tenía la figura de Dave en el lado derecho y la de Mitchell Page del lado izquierdo.
La gigantografía fue hecha en Estados Unidos y la directiva de Magallanes se dio el lujo de colocarlas antes de un juego contra Caracas.
Para ese tiempo no había el movimiento de cámaras fotográficas de hoy día, que hasta con un celular se puede tomar una gráfica, en ese tiempo, desde el fanático de mayor edad, hasta el más chico sonreía y se sorprendía de ver a Parker como una figura gigante.
Parker era un ídolo en toda Valencia, en Bello Monte, en la recién inaugurada -para ese tiempo- urbanización La Isabelica, la tranquila Vivienda de Los Guayos, San Blas y Naguanagua.
La fama de Parker era tanta que revistas de la época como Venezuela Farándula, diarios como 2001, Meridiano, Notitarde en 1977 y Venezuela Gráfica lo tenían en su portada.
Fue presentado en Sábado Sensacional, por Amador Bendayán, además siempre en cámara mostraba los dedos en “V”, el diminuto animador le preguntó en inglés el porque de la “V” y dijo en su poco español “es por Venezuela”.
 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir