Incremento de casos de infertilidad en Carabobo alarma a especialistas (2143130)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Valencia, 14 abril 2014.- Según estadísticas globales, una de cada seis parejas padece problemas de infertilidad, es decir, el 25 por ciento de la población mundial. Son diversas las causas a las que se le atribuyen la infecundidad, sin embargo, estudios recientes revelan que el sexo masculino ha registrado serios problemas de concepción ocasionados por factores nutricionales, ingesta excesiva de alcohol y enfermedades de transmisión sexual.

A juicio del doctor Antonio Sanoja Breña, director médico del Centro Valenciano de Fertilidad y Esterilidad (Cevalfes), “es muy raro observar un espermograma normal en los hombres que se someten a la evaluación, pareciera que cada día hay más problemas de semen”, informó.

“Por su parte, las mujeres actualmente prefieren quemar ciertas etapas personales y profesionales antes de procrear, lo que trae como consecuencia que los órganos reproductores vayan disminuyendo su capacidad, consecuencia del reloj biológico indetenible”, explicó.

“Hay quienes ven la maternidad como algo secundario y cuando finalmente quieren tener sus hijos es que se dan cuenta de los problemas que acarrea la edad, como por ejemplo la fibromatosis uterina y la endometriosis, mientras la mujer más posponga la procreación hay más riesgo de que estas patologías aparezcan”, advirtió el médico gineco-obstetra.

Sobre ese escenario transcurre la mayoría de los problemas de fertilidad de la población carabobeña. Cevalfes atendió durante el año pasado, 2.790 consultas de infertilidad, realizó 189 tratamientos de fertilización in Vitro (reproducción avanzada), efectuó 182 inseminaciones, 2.894 estimulaciones ováricas para buscar embarazos por vías normales así como 51.600 pruebas de laboratorio por fertilidad.

Aunque el doctor Sanoja Breña aclaró que estas cifras son referenciales -toda vez que otros centros de fertilidad de Carabobo atienden más casos- no ocultó su asombro por la cantidad de pacientes con casos de infertilidad que se han registrado en la entidad. “Estos números nos dan una idea de que el problema es serio”, dijo.

“En estos momentos hay mayor libertinaje sexual, lo que repercute en la fertilidad de la pareja debido a enfermedades de transmisión sexual”.

La infertilidad es una enfermedad que puede prevenirse

El especialista subrayó que la infertilidad es una enfermedad. “Tenemos que meternos eso en la cabeza, y que como toda enfermedad debe prevenirse”.

Los casos de esterilidad -prosiguió- se pueden evitar con información adecuada relacionada con la salud reproductiva. Hay que decirles a las jóvenes -por ejemplo- que la multiplicidad de pareja es un problema. A los varones hay que recordarles el daño que hace el consumo de alcohol, drogas y cigarrillo para su reproducción”.

Recomendó que todas las parejas deben acudir a consultas preconcepcionales. Todos aquellos que deseen casarse deben recurrir a especialistas para ser evaluados. “Aquí llegó una pareja hace años con problemas de infertilidad, duraron cinco años, estuvieron cuidándose, él nunca se hizo un espermograma y resulta que era asopérmico. Ese tiempo en que estuvieron con anticonceptivos pudo haberse aprovechado. En el caso de las mujeres, puede realizarse una detección temprana de un bioma o endometriosis.

“La mujer tiene su reloj biológico, ha hecho muchas cosas para que se detenga, pero éste sigue corriendo. Hay que saber que los ovarios tienen un número de folículos, de óvulos asignados para que se les utilice a lo largo de la vida reproductiva, entonces mientras más tiempo pase, esos óvulos se dañan en el ovario y cuando se van a utilizar resulta que ya tienen problemas y las mujeres no pueden embarazarse”, explicó.

La infertilidad es un problema de salud pública

El médico especialista es partidario de que la infertilidad sea considerada como un problema de salud pública que afecta cada día más a la población venezolana. Por lo que lamentó que no exista en el país un centro público especializado en atender problemas de esta índole. Dijo que hay quienes se refieren a la infecundidad como un tema secundario, especialmente las personas que ya tienen hijos. “De hecho, las aseguradoras no contemplan tratamientos de fertilidad como una necesidad primaria”.

“Tú ves que la gente que ya tiene uno o dos hijos se refiere muy peyorativamente de quienes no. Inclusive, se atreven a sugerir adopciones u otras alternativas, porque no son ellos quienes enfrentan esas limitantes”, cuestionó.

“La salud pública anda por su cuenta -por ejemplo- tratando de prevenir los embarazos en adolescentes, problema bien grave por cierto. Sin embargo, otra parte de la población padece por no poder procrear a través de medios naturales. Quienes tratamos tantos casos a diario sabemos a profundidad del grave problema que esto significa, pero el Estado no lo ve así, en orden de prioridades, la posible inversión en materia de fertilidad la dejan de última”.

“No hay ningún centro público en el país que haga tratamientos de fertilidad avanzada. En la Maternidad Concepción Palacios se intentó crear una Unidad de Reproducción hace años atrás, pero quedó en veremos. Hay tantas situaciones delicadas en materia de salud, que cuando una mujer plantea que no puede tener un hijo, la ven como si se tratara de algo irrelevante”, manifestó.

Altos costos de la reproducción asistida

El director médico de Cevalfes manifestó que los costos de los distintos tratamientos de reproducción asistida obedecen a que, tanto medicamentos como equipos médicos son importados, lo que hace imposible abaratar el costo del protocolo.

Informó que la realización de un tratamiento de reproducción asistida, como es el caso de la Fecundación in Vitro, está valorada en 150 mil bolívares. Los otros métodos de reproducción suelen ser más económicos, todo depende de cada pareja. Refirió que los resultados tras la reproducción asistida generalmente son desfavorables, partiendo de que la posibilidad de fecundación natural en una pareja es del 25 por ciento, estando ambos completamente aptos. “Eso quiere decir que si naturalmente la reproducción no resulta tan fácil, menos de manera asistida. Las posibilidades a favor de un embarazo por métodos de reproducción asistidos es del 40 por ciento, contra un 60 por ciento de que las cosas no salgan como se espera. Hay que procurar embarazarse joven y por vías normales, porque la fecundación asistida no te garantiza el éxito. Estadísticamente, después de cinco intentos, como máximo, la mujer debería embarazarse”, agregó.

El gineco-obstetra hizo hincapié en la necesidad de agotar todas las vías naturales. “La reproducción asistida hay que dejarla de última opción, nosotros tratamos de ser estrictos con eso, solo ir a la reproducción cuando ya no haya otra alternativa”.

Congelamiento de semen y óvulos no es un mito

El director médico de Cevalfes dijo que debido a la desinformación, muchos pacientes, de ambos sexos, dejan pasar la oportunidad de congelar semen y óvulos, pensando que se trata de un proceso complicado y costoso.

“A quienes le detecten cáncer de cualquier tipo, que sepa que se someterá a tratamientos de quimioterapia o radioterapia, debería consultar con su oncólogo a dónde dirigirse para proceder al congelamiento de óvulos y semen, porque después la fecundación de la pareja se verá afectada”.

“No es mayor cosa, es muy sencillo. Se pueden congelar los óvulos toda la vida, mientras se conserven con nitrógeno. Ha habido cierta receptividad actualmente en torno al tema. Todavía hay personas que creen que la congelación se hace por allá en Rusia, no es así. Aquí mismo en Valencia se realizan esos procedimientos”.

El proceso de congelación de semen cuesta Bs. 2.400 aproximadamente, adicional a los Bs. 1.200 que se deben pagar anualmente para su mantenimiento. En el caso de las mujeres es un poco más costoso, Bs. 12.200 la técnica de congelación, con el mismo costo de mantenimiento que el semen.

“Si tú guardas tu óvulo o el semen, al terminar el tratamiento del cáncer puedes iniciar al proceso de fertilidad y tener hijos propios, eso es lo importante”.

El especialista recomendó a todo hombre que inicie una relación de pareja, realizarse el espermograma para ver cómo está, igualmente a las mujeres asistir a su consulta ginecológica, chequearse, no dejar para más tarde, porque se puede estar perdiendo tiempo valioso.

“La reproducción hay que promoverla, porque se ha pospuesto demasiado. Hay que seguir promoviendo el embarazo normal como Dios lo creó”.

Finalmente, el doctor Antonio Sanoja Breña sugirió prevenir la infertilidad y promover la cultura en favor de la maternidad.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir