Jesús Cardozo entiende al hombre a través del arte (2296290)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

-?Qu? es Manta?-, pregunt?. Un pueblito de pescadores que queda en Ecuador-, le respondi? el vendedor de pasajes. Cautivado por la sencillez del nombre, Jes?s Ignacio Cardozo compr? un boleto de autob?s hacia ese lugar desconocido, sin saber d?nde estar?a al d?a siguiente.

Ten?a 23 a?os cuando cursaba estudios de Sociolog?a en la Universidad Central de Venezuela y estimulado por sus amigos, emprendi? una aventura como mochilero por Suram?rica. Viaj? cinco meses llevando en su espalda un morral con dos camisas, dos pares de medias y algunos d?lares que consigui?.  Plazas, estaciones de servicio, iglesias y posadas baratas, eran lugares excelentes para dormir .

Atraves? Colombia, Per?, Ecuador; y comprendi? cu?nto le interesaba relacionarse con los habitantes de estas regiones, compartiendo sus tradiciones y modos de vivir. Desde entonces, naci? en ?l la idea de dedicarse a la Antropolog?a y durante seis a?os la Universidad de California fue el lugar donde reflexion? que  entender al otro significa entenderse a s? mismo y que el deseo de un antrop?logo no es cambiar el mundo, sino comprenderlo .

La brisa de la tarde lo calma y confiesa que no le interesan los centros comerciales. A sus 61 a?os, Jes?s Ignacio solo necesita libros, buena m?sica, pel?culas y conversar con la gente que quiere para vivir. No distingue qu? disfruta m?s, si el sabor o el aroma del caf?, y se declara un amante del silencio de las madrugadas.

Hace un esfuerzo, sonr?e y recuerda con nostalgia que en 1986 regres? a Venezuela entusiasmado por hacer un trabajo de campo junto a una tribu Yanomami en el Alto Orinoco, estado Amazonas:  Una zona bastante agreste, distante, dif?cil y particular .

Al inicio estaba interesado en estudiar las relaciones dom?sticas y conyugales entre los yanomamis, especialmente la violencia; sin embargo descubri? algo m?s grande: que todos los seres humanos son uno y que la diversidad cultural es una riqueza.

Para ?l resultaba curioso ver a una se?ora yanomami pilando y en seguida recordar a su mam?; o saber que la luna representa un motivo de temor para esta tribu, pues creen que ella puede robar el alma a sus hijos, mientras que para los poetas esa misma luna es fuente de inspiraci?n de maravillosas obras.

Quince a?os viviendo entre los peligros de la selva que alternaba con sus viajes a la ciudad, sinti? que los yanomamis eran su familia. Fue el pueblo que escogi? para pedirles que le mostraran su mundo y advirti? que los ind?genas tienen derecho a su cultura, a sus tierras, a la salud y a las condiciones que le permitan sobrevivir.  Yanomami significa persona, yo quer?a que me ense?aran qu? es ser humano .

Jes?s Ignacio Cardozo ha dedicado su vida al trabajo antropol?gico. En los 90, realiz? proyectos con el Ministerio del Ambiente, la Direcci?n de Asuntos Ind?genas del Ministerio de Educaci?n y presidi? por un tiempo la Fundaci?n Venezolana para la Investigaci?n Antropol?gica, siempre con el objetivo de conocer el interior del hombre.

M?s tarde, cansado del ejercicio de la antropolog?a en lo acad?mico, quer?a una vida m?s tranquila para adentrarse en las aguas de la cultura. Lleg? a Valencia hace dos a?os y restaur? una casa que le pertenec?a a su padre.

En esta ciudad no conoc?a a nadie, pues es oriundo de Caracas; hasta que se encontr? en el patio de su casa junto a personas con las que compart?a conversaciones espont?neas bajo la sombra de una mata de mango y el olor atrapante del caf?.

Y aunque no es  un ser ungido por los dioses , como ?l define a los artistas, convirti? su hogar en un centro cultural donde los valencianos se complazcan con la magia del arte. Fue as? como cre?, junto a sus nuevos amigos, el Centro Cultural  Tadj? , inaugurado el pasado 6 de noviembre.  Un espacio donde no tenemos que pensar igual, donde la cultura y el arte son una arena en la que podemos encontrarnos .

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir