José Gregorio Hernández, todos quieren verlo santo

Conocido en vida por su bondad, rectitud y fervorosa dedicación a aliviar el sufrimiento humano.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Notitarde.- La creencia y la fe van de la mano en Caracas, en Valencia en Isnotú o en cada hospital del país, todo por José Gregorio Hernández. Ante el clima político que vive el país se ha despertado una fe más inmensa en el médico de los pobres.

José Gregorio Hernández en las últimas semanas todos quieren verlo hecho santo. Todos quieren que se sepa de sus milagros en todo el mundo. En cada centro hospitalario de Venezuela hay rezos por los enfermos y todos elevan una oración por verlo santo.

Muchos han hecho promesas, las cuales esperan con ansias el día que se declare beato del país. Muchos dicen que será la buena noticia para Venezuela, para todo el continente y mucha gente irá a Isnotú a conocer su historia o a Caracas a ver su tumba.

Fe, rezo y salud

A pesar de las necesidades que hay en el país, muchos no olvidan pedir por la salud. Primero a Dios y luego en José Gregorio Hernández. Las estampitas del médico se han multiplicado en las últimas semanas y muchos quieren verlo en las alturas, donde dicen que ya está.

De ser declarado beato, sería el cuarto betao para el país, las otras tres han sido mujeres. El 7 de mayo de 1995 la Madre María de San José llenó de fe el país. Su nombramiento dio unión y alegría a Venezuela.

Ese día Maracay se llenó de una gran multitud y hasta un helicóptero del ejercito mostraba un estandarte por todo el cielo de la ciudad jardín.

El 27 de abril de 2008 fue elevada a beata, la beata Candelaria de San José. Susana Paz Castillo Ramírez; tercera hija del matrimonio de Francisco de Paula Paz Castillo y María del Rosario Ramírez. Nació en Altagracia de Orituco (Estado Guárico, Venezuela), el 11 de agosto de 1863.

Para 2018 llegó más fe a Venezuela con el nombramiento a beata de la hermana Carmen Rendiles.

José Gregorio, el más esperado

La fe se multiplica pasa como herencia en la familia, desde la abuela a los nietos y de allí a los hijos. Todos piden por la salud y le rezan al doctor José Gregorio Hernández.

Unos le encienden velas, unos hacen promesas y van a Caracas  a verlo y esperan su nombramiento.

El último milagro

En el estado Apure una niña recibió un disparo en el cuello y muchos pensaron que sería su fin. La niña llegó a un centro hospitalario mientras su mamá le pidió con fe al doctor. Casi 20 días después la niña salió del centro completamente sana.

Este es conocido como el último milagro y las pruebas ya están presentada en el Vaticano, esperando ahora que dictará la santa sede.

Le puede interesar:Alarma en archipiélago ruso ante la llegada de osos polares (+vídeos)

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.