Los jóvenes siempre presentes

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Nuestra historia está llena de acontecimientos donde sus protagonistas son los jóvenes; así podemos ver que Simón Bolívar, desde muy temprana edad, se enroló en el ejército  patriota conformado en su mayoría por jóvenes, y luego de muchos años de duras batallas  e innumerables victorias, nos dio la libertad. Es importante resaltar que una de esas batallas fue librada el 12 de febrero de 1814, hace exactamente 200 años, en la población de La Victoria, estado Aragua, donde José Félix Ribas, con un ejército de jóvenes estudiantes en su mayoría de la Universidad de Caracas y del Seminario Santa Rosa de Lima, se enfrenta a un batallón de realistas al mando de José Tomás Boves. La batalla no fue fácil; sin embargo, el refuerzo de unos 220 hombres comandados por Campo Elías fue suficiente para que el ejército patriota lograra el triunfo de tan importante batalla. Una vez finalizado el cruento combate, y conocido el triunfo, Simón Bolívar le concedió a Ribas el título de "vencedor de los tiranos".

Si continuamos hojeando los hechos más sobresalientes, plasmados en nuestra historia, nos encontramos que durante el gobierno de uno de los más acérrimos dictadores de Venezuela como lo fue Juan Vicente Gómez, los únicos que levantaban su voz de protesta eran los jóvenes de la época, que sin importarles las consecuencias, realizaban marchas y manifestaciones ante lo que consideraban un régimen dictatorial. Uno de estos hechos fue protagonizado por un movimiento de estudiantes llamado "generación del 28" y fue precisamente el mes de febrero de 1928, durante la celebración del carnaval, cuando un grupo de jóvenes entre los cuales se encontraban: Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Andrés Eloy Blanco, Pío Tamayo, Prince Lara, Gustavo Machado, Rafael Vegas, Humberto Tejada, entre otros, todos estudiantes de la Universidad Central, alzaron su voz de protesta y muchos de ellos fueron apresados y enviados a diferentes cárceles del país, entre ellas el tenebroso castillo de Puerto Cabello. Lo importante de este movimiento fue que despertó a un pueblo sumido en el terror de un tirano.

Siguiendo con la presencia de los jóvenes en el acontecer Venezolano, en los liceos Andrés Bello, Fermín Toro, Juan Bautista González, Luis Razetti, liceo Caracas y Miguel Antonio Caro se gesta un movimiento, que el 21 de noviembre de 1957 se convierte en una huelga general dirigida por estudiantes de la Universidad Central y la Universidad Católica Andrés Bello, lo cual sirvió de preámbulo al derrocamiento de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. De allí en adelante y durante los 40 años de democracia se suscitaron diversos hechos con la presencia activa de la juventud, hechos por cierto que conllevaron a la muerte y sacrificio de muchos de ellos, que inspirados en la revolución castrista de Cuba, perdieron sus vidas en calles y montañas de nuestra Patria. En el presente siglo y en nuestros días, los jóvenes han vuelto a las calles a protestar, según ellos por la ineficiencia del actual gobierno; estas protestas han causado muertes, maltratos y prisión para muchos estudiantes que luchan por una causa justa. Desde estas líneas les pido a todos estos jóvenes mucha cordura para no perder ese divino tesoro como lo es la juventud y continuar trillando caminos y haciendo historia en esta bella Venezuela.

Correo: [email protected]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir